Dos copas transparentes de vino blanco

El producto que deben abandonar sí o sí millones de españoles para adelgazar

Existen muchos factores que influyen a la hora de perder peso. Sin embargo, el abandono de uno de ellos es fundamental

Cada vez son más las personas que toman conciencia sobre su estado de salud y toman la decisión de adelgazar. Algunas lo hacen por razones médicas, y otras por una cuestión estética. Pero sea el motivo que sea, si queremos deshacernos de esos kilos tenemos que tener en cuenta algunas cosas.

Por ello, es necesario estar dispuesto a sacrificar algunos productos que obstaculizan nuestro camino a conseguir lo que realmente anhelamos: un peso saludable. 

El primer paso para adelgazar: abandona este producto

Una vez hemos decidido dar el paso seguramente nos surja la gran pregunta: ¿Por dónde empiezo si quiero perder peso?. Aunque todo dependerá de la persona, de su situación y de los kilos que quiera perder, existen ciertos hábitos que funcionan para todo el mundo.

Particularmente existe uno que está muy presente y extendido en nuestra práctica social, y se trata del consumo de alcohol. Sí, seguramente estemos en una reunión familiar o con amigos y nos apetezca tomarnos algunas copas. Pero el alcohol es una de las primeras barreras que hay que derrumbar si lo que queremos en perder peso.

Para empezar, hay que tener en cuenta que el alcohol contiene un gran número de calorías vacías, es decir, no aporta ningún tipo de nutriente a nuestro organismo. Además, su consumo da una sensación de mayor apetito, por eso es muy común tomar malas decisiones alimentarias justo después de haber bebido.

Primer plano de cuatro cervezas llenas cogidas por la mano de personas
Estar un mes sin consumir alcohol ayuda a perder peso | Getty Images

Un estudio realizado por la Universidad de Sussex, en Reino Unido, concluyó que las personas que dejan de consumir alcohol durante al menos un mes adelgazan más fácilmente. Se calcula que 6 de cada 10 participantes perdió peso durante ese período de abstinencia. 

Además de esto, también se observó que su calidad de piel y su rutina de sueño mejoraron considerablemente. En este sentido destacamos que el alcohol no solo tiene efectos perjudiciales sobre nuestro peso, sino sobre nuestro organismo en sí.

Los participantes del estudio, además, redujeron su consumo alcohólico una vez finalizó el estudio. Es decir, el dejar de beber durante un mes, o incluso más tiempo, podría traducirse en un consumo inferior al acostumbrado.

Esta información sugiere que, aunque el hábito de beber alcohol no desapareció totalmente, su ingesta sí empezó a descender. Evidentemente no es el resultado más deseado, pero sí es un indicio positivo para aquellos que quieran reducir su ingesta de alcohol.

Además del alcohol también influye otro factor

Sarah Dermody, autora principal del estudio, explicó que además del alcohol también hay otro hábito que se debería abandonar si lo que queremos es perder peso, y es el tabaco. Esto se debe a que el consumo del alcohol está ligado al consumo del tabaco. Así lo han demostrado algunos estudios, como el publicado por la Universidad Estatal de Oregon.

Por ello, aquellos que sean bebedores habituales sentirán mayor facilidad para abandonar el tabaco si también abandonan el consumo de alcohol. La razón se motiva en los biomarcadores que se encargan de metabolizar la nicotina, los metabolitos de nicotina, los que se reducen al dejar de consumir alcohol.

Tabaco
El tabaco es otro hábito que se debería dejar para poder adelgazar | Getty Images

La conclusión que podemos extraer de este estudio es que el hábito de beber cambia el metabolismo de la nicotina, y que ambos hábitos deberían abandonarse para lograr adelgazar. Eso sí, se ha comprobado que es mucho más efectivo tratar ambos temas de forma conjunta.

Sin embargo, hay que tener presente que tanto el consumo de alcohol como tabaco es perjudicial para nuestro organismo. Ya no solo a la hora de perder peso, sino también en lo que se refiere a factores de riesgo, pues ambas sustancias podrían acarrearnos diferentes enfermedades a largo plazo.