Guardia Civil de Tráfico

La DGT lanza un nuevo aviso a los conductores en España que muchos van a agradecer

La DGT demuestra la importancia de los pequeños gestos en carretera.

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha querido recordar a los conductores una serie de conductas que hay que adoptar en la carretera. Y no solo para evitar accidentes, también para conseguir un ahorro considerable en el combustible. Sobre todo en estos tiempos, donde la gasolina y el diésel se encuentran en máximos históricos.

La propuesta del organismo dirigido por Pere Navarro pasa por reducir la velocidad en los desplazamientos. Viajar a 90 km/h es la propuesta para maximizar el ahorro. Señalan que alcanzar de media los 120 km/h implica un incremento en el consumo del carburante de hasta el 30%.

Los útiles consejos que acaba de dar la DGT en España

Desde la DGT también son conscientes que una reducción en la velocidad contribuye a disminuir el riesgo de accidente. Serán menores las posibilidades de colisión y de daños personales.

Durante la última década, en cualquier caso, los expertos señalan que los fabricantes de vehículos han mejorado la eficiencia de los motores. Sobre todo al usarlos a una velocidad media de 100 km/h. La recomendación que realizan estos es circular siempre sin superar este registro.

Retención de coches en una carretera de España
Tráfico desaconseja ir a mucha velocidad para ahorrar combustible | Europa Press

Estiman que los 110 km/h podría ser la velocidad más adecuada en relación velocidad/consumo. Para conocer el ahorro habría que multiplicar los kilómetros recorridos en carreteras y autopistas al mes y al año. No hay que olvidar que el promedio durante un ejercicio se sitúa en los 15 000 kilómetros.

Si un conductor consigue pasar de los 120 km/h a los 110, al cabo de un año su bolsillo lo notará de manera importante. Elevan el ahorro hasta el 9%, que supone unos 1000 euros.

Otros consejos de la DGT para ahorrar en gasolina

Rebajar el límite de velocidad en autovías y en carretera es una de las medidas más eficientes para ahorrar en combustible. La DGT estima que la manera de conducción también influirá entre el 30 y el 50% en el gasto de carburante. A través de una serie de trucos se puede llegar a reducir el gasto hasta en un 10%.

En primer lugar hay que apostar por mantener una velocidad constante, siempre que las condiciones de circulación lo permitan. Por lo tanto, evitaremos siempre que se puedan los frenazos y los acelerones innecesarios.

▶️ VÍDEO: El consejo de la semana

Es preferible circular con marchas largas. Los motores actuales responden muy bien incluso cuando se viaja en marchas largas y a muy bajas revoluciones. Con esto se consigue que el motor vaya muy desahogado y consumiendo mucho menos.

Apurar las marchas, un 'mal' que hay que evitar

En la medida de lo posible es aconsejable no apurar las marchas cortas salvo que haya que arrancar en una cuesta empinada. La DGT señala que antes de llegar a los 50 km/h, el vehículo ya debería ir en 4ª o 5ª marcha.

Al volante hay que ser muy previsor, lo que supone toda una invitación para conducir con suavidad y con cierta anticipación. Apuesta por llevar en todo momento una velocidad constante y moderada, sin realizar grandes cambios de ritmo. Además, conservando la distancia de seguridad con el resto de coches podrás circular sin necesidad de estar pendiente del freno.

Primer plano de mangueras de gasolina
Con el combustible en máximos históricos, ahorrar se ha vuelto una necesidad | Getty Images

En las salidas de los semáforos debe acelerarse de manera progresiva, sin forzar demasiado al motor. Aumentaremos una marcha aprovechando el mejor rendimiento del mismo. 

Cuando a lo lejos comprobemos que un vehículo reduce la velocidad, eso supondrá un claro aviso para nosotros. Dejaremos de acelerar y dejaremos que nuestro coche aproveche la inercia para llegar hasta él, sin tener que dar luego un frenazo. Ahorraremos en combustible, pero también en pastillas de freno.

Equipaje y aire acondicionado para ahorrar

A la hora de distribuir el equipaje, si en el maletero no disponemos del suficiente espacio, la opción que nos queda pasa por un baúl cerrado. Será esto mucho mejor que poner los bultos sin orden en una baca. Además de resultar más peligroso, también incrementará el combustible por la resistencia que ofrece.

Por último, hay que destacar que es preciso optimizar el empleo de climatización y subir las ventanillas del coche. Usar el aire acondicionado sin necesidad puede elevar el consumo de carburante hasta un 20%. En lo que se refiere a las ventanillas, todo lo que suponga romper la aerodinámica del vehículo implicará un mayor consumo.