Haciendo deporte

La mejor hora para hacer ejercicio: podrás reducir el colesterol y adelgazar

Si bien es cierto que practicar deporte a diario es fundamental, si lo hacemos a una determinada hora, sus beneficios pueden ser incluso mayores

La actividad física y el deporte ocupan un lugar cada vez más importante en nuestra vida diaria. Y debe ser así, porque nos ofrece excelentes beneficios para cuidar nuestra salud.

Se ha demostrado claramente que la actividad física regular puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y reducir el riesgo de presión arterial alta. Por ello, los especialistas recomiendan a quienes padecen de colesterol alto el practicar ejercicio de forma rutinaria.

¿Cuánto ejercicio físico deberíamos hacer a la semana?

Cada vez son más los expertos que aconsejan practicar ejercicio físico, si es posible, cada día. De hecho, para disfrutar de muchos de sus beneficios no es necesario practicar un ejercicio vigoroso o muy intenso.

En la mayoría de las ocasiones, bastaría con practicar algún tipo de actividad física durante, al menos, 30 o 40 minutos. En este sentido, una práctica regular a razón de 2 a 3 veces por semana (aproximadamente 1 hora cada vez) es deseable para obtener efectos. 

Practicando ejercicio fisico
Escoger la mejor hora del día para hacer deporte es fundamental | Getty Images

Eso sí, debes saber que no tienes que limitarte al deporte. En realidad, puedes asumir distintas actividades físicas, caminar, limpiar, cuidar el jardín... La práctica debe adaptarse a las diferentes edades de la vida.

Lo positivo del deporte reside en que no solo es beneficioso para nuestro físico, sino para nuestra mente. Un gran número de estudios avala que practicarlo nos permite mejorar las relaciones sociales, reducir el estrés y la ansiedad, y previene el deterioro cognitivo, entre otros muchos beneficios.

¿A qué hora deberíamos hacer deporte?

O, lo que es lo mismo, ¿cuándo sería realmente más efectivo practicar deporte? ¿En qué momento de la jornada sería más recomendable? Lo cierto es que distintos estudios científicos han estudiado e investigado sobre ello. Y, en los últimos años, diferentes investigaciones han descubierto que la eficacia dependería, en realidad, de la hora del día en que lo practiquemos.

Buena muestra lo encontramos en un ensayo controlado aleatorio publicado recientemente, que no solo confirmaría, de manera efectiva, que una determinada hora de la jornada afecta a la eficacia del ejercicio. El estudio también muestra que estos efectos diferirían entre los tipos de actividades, y entre los hombre y las mujeres.

Practicando deporte
La hora del día a la que es mejor hacer deporte varía según algunos factores | Getty Images

En el caso de los hombres, el ejercicio vespertino sería muy útil. Según los expertos, ayuda a disminuir la presión arterial, el riesgo de enfermedades cardiovasculares y la reducción de la sensación de fatiga.

No solo eso, en comparación con el ejercicio matutino, también sería capaz de quemar una mayor cantidad de grasa. Por ende, practicar deporte durante las últimas horas de la tarde es mejor que hacerlo por la mañana.

Con relación a las mujeres, el ejercicio físico  practicado durante la mañana ayudaría a reducir la presión arterial y la grasa del vientre. Asimismo, cuando la mujer practica ejercicio físico por la noche, aumentaría la potencia, la resistencia de la parte superior del cuerpo y la fuerza muscular.

Además, mejoraría tanto la saciedad como el estado de ánimo. Es decir, en el caso del género femenino, cada momento del día cuenta con unas ventajas que no tiene el otro.

¿Y el ejercicio en ayunas?

Seguro que ya has oído que entrenar por la mañana en ayunas es bueno para quemar grasa. Pero esto no es del todo cierto. Para el público en general no hay riesgos en entrenar o practicar cualquier tipo de actividad física con el estómago vacío.

Primer plano de una persona andando que lleva unas zapatillas deportivas grises
Practicar ejercicio de baja intensidad en ayunas no es malo | Getty Images

Eso sí, es imprescindible hacerlo en sesiones de baja intensidad. En definitiva, no existe realmente una receta ni una solución milagrosa. Por tanto, el mejor momento será aquel que mejor se adapte tanto a nuestras preferencias como a nuestro horario.