Vegetales de todo tipo, con col lombarda y brócoli en primer plano

Los médicos no ven con buenos ojos la dieta de moda en España: 'Daños en la salud'

A pesar de ser cada vez más popular en nuestro país, provoca falta de hierro y vitaminas esenciales

Hoy en día existen una infinidad de dietas, muchas de las cuales se pueden consultar en internet desde la comodidad de nuestras casas. Ahora bien, en realidad, lo indicado sería acudir a un nutricionista para que nos aconseje según nuestros objetivos, intolerancias y condiciones de salud. Pero todos y todas sabemos que no siempre es así.

En España, en los últimos tiempos se han puesto de moda dietas de lo más variadas. Sin embargo, hay un tipo de dieta que genera especial preocupación, a pesar de que la OMS asegura que puede resultar beneficiosa para prevenir el cáncer y la obesidad.

La dieta de moda en España que ha hecho saltar las alarmas

Estamos hablando, ni más ni menos, de aquel tipo de dieta que implica renunciar al consumo de carne. Las más conocidas son dos: la dieta vegetariana y la dieta vegana, implicando esta última la renuncia total al consumo de cualquier producto de origen animal. El problema de este tipo de dietas no es que no sean saludables, sino que, sin la supervisión de un experto, pueden provocar daños muy serios en la salud de muchas personas.

Es más, en 2016, la Sociedad Alemana de Nutrición llegó a desaconsejar este tipo de dietas para algunas personas. En concreto, el organismo avisó de los riesgos que pueden suponer para niños y mujeres embarazadas o lactantes. Una información que ha sido respaldada por una revisión de la investigación realizada en 2018.

Primer plano de un filete de carne roja
Los expertos en nutrición avisan de los peligros de renunciar a la carne | Getty Images

Anemias por déficit de hierro, uno de los principales síntomas

Uno de los principales síntomas de la renuncia a la carne descontrolada es la anemia ferropénica. Se trata de un tipo de anemia provocada por un déficit de hierro en la sangre; es decir, que el cuerpo dispone de menos hierro del que necesita para funcionar con normalidad. Esta afección suele ser mucho más común entre los seguidores de las dietas vegetariana o vegana, que se han vuelto populares en España.

Lo cierto es que algunos de los alimentos con índice de hierro más altos son, precisamente aquellos inexistentes en los menús veganos y vegetarianos. Un ejemplo clásico de ello son la carne roja o el marisco. Y sí, es cierto que existen alimentos compatibles con estas dietas que contienen hierro, pero muy pocos saben que no estamos hablando del mismo tipo de hierro...

Tipos de hierro que encontramos en los alimentos

En los alimentos encontramos dos tipos de hierro diferentes: el 'hierro hemo' y el 'hierro no hemo'. El primer tipo lo encontramos en los alimentos de origen animal, como la mencionada carne o el marisco.

Tres trozos de carne de cerdo en una barbacoa
El tipo de hierro que encontramos en la carne no es el mismo que en los vegetales | Getty Images

En cambio, el segundo tipo de hierro, el 'hierro no hemo', es el que se encuentra principalmente en alimentos de origen vegetal. Es muy importante conocer esta diferencia, ya que cada tipo de hierro tiene propiedades específicas. Lo ideal, según los expertos, es que dispongamos de los dos tipos, a través de una dieta variada y equilibrada.

¿Cómo aumentar la absorción de hierro en nuestro organismo?

Para aumentar la absorción de hierro en nuestro organismo, es necesario seguir algunos de los consejos siguientes:

1. Aumentar la ingesta de hierro de origen animal que se encuentra en altas cantidades en carnes rojas, morcillas, hígado, mejillones y berberechos.

2. En caso de seguir una dieta vegana o vegetariana, hay que ingerir hierro de origen vegetal. La clave es combinar su ingesta con componentes de la dieta que aumenten su absorción. Un ejemplo son las legumbres y los kiwis.

3. Dejar un margen de dos horas entre la ingesta de alimentos ricos en hierro de origen vegetal y los que contengan compuestos que disminuyen su absorción. Como son el té, el café y la leche, alimentos de los que se suele abusar.

Una olla con brócolis
Sin ningún tipo de control, las dietas veganas pueden ser peligrosas | Getty Images

En definitiva, si se sigue una dieta vegana o vegetariana conviene hacerlo bajo la supervisión de un profesional de la nutrición. Hacerlo sin ningún tipo de control implica la eliminación de alimentos imprescindibles para nuestro organismo. A largo plazo, esto puede provocar daños irremediables en la salud, por lo que el riesgo es demasiado alto.