Montaje con un precinto de la Guardia Civil y una foto del tubérculo tóxico

Alerta en España por la muerte de un hombre tras comer el 'Nabo del Diablo'

Se trata de una planta muy común y tóxica, con hojas parecidas a las del perejil

Hoy en día es muy poco frecuente que las personas sufran intoxicaciones alimentarias, y aún menos que acaben falleciendo por ello. Sin embargo, es precisamente esto último lo que ha ocurrido en la localidad de Bergondo, en la provincia de La Coruña. Toda la localidad ha quedado consternada tras la muerte de un vecino de 37 años que había consumido el conocido como 'Nabo del Diablo'.

Se trata de un tubérculo tóxico, cuyo nombre científico es Oenanthe Crocata, y que es probable que no te suene. Sin embargo, su altísima toxicidad y la trágica muerte ocurrida en Galicia ha hecho saltar las alarmas. El mismo Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Betanzos ha enviado un escrito al Consello de la localidad para que ponga en alerta a los vecinos y desaconseje el consumo del tubérculo.

El 'Nabo del Diablo' acaba con la vida de un hombre de 37 años en Galicia

Lo cierto es que la trágica muerte no es un hecho reciente, sino que se produjo el pasado mes de diciembre de 2021. El Ayuntamiento ha explicado que el fallecido, C. D. L. A, llevaba tiempo sin aparecer, lo que generó preocupación entre sus vecinos.

Finalmente, fue una vecina la que avisó a las autoridades. Esta explicó que llevaba tiempo sin verle y que había llamado a su puerta en reiteradas ocasiones, sin obtener respuesta. Finalmente, el hombre fue encontrado sin vida, y posteriormente se confirmó que había consumido el mencionado tubérculo.

Una confusión letal

El 'Nabo del Diablo' es un producto altamente tóxico, que comparte compuestos con la temida cicuta. De hecho, la misma planta tiene un aspecto muy similar y, en las zonas en las que crece, es bien conocida su toxicidad. Suele crecer de forma silvestre en lugares como la cuenca mediterránea, Galicia e incluso en Asturias.

La muerte del vecino de Bergondo, sin embargo, podría deberse a una confusión letal. La víctima puede haber comido el Oenanthe Crocata tras confundirlo con la yuca, un alimento muy conocido en su país natal, Colombia. De hecho, el tóxico tubérculo tiene un aspecto muy similar al de la yuca, popular en Sudamérica aunque, eso sí, con un intenso color amarillo.

Yuca cortada con la pulpa blanca a la vista sobre un saco de tela
La yuca es un alimento muy popular en países como Colombia | Getty Images

Una planta muy tóxica que crece en España y tiene aspecto de perejil

El 'Nabo del Diablo' es una planta de la familia de las opiáceas, cuyas hojas son muy parecidas a las del perejil. Cuando florece, destaca por sus llamativos pétalos blancos, que forman una especie de paraguas natural.

PINCHA PARA VER LAS PEORES ALERTAS ALIMENTARIAS EN ESPAÑA ➡️

Sin embargo, su peligro no reside ni en las flores ni en su fragancia, sino en su interior. Esta planta contiene una neurotoxina extremadamente venenosa, que puede llegar a provocar la muerte si no se elimina rápidamente.

Lo cierto es que se trata de una especie muy común en nuestro país, creciendo en amplias zonas de la cuenca mediterránea y del norte. Lo más común es encontrarla en los márgenes de las zonas de agua y de los ríos.

Flores de una planta con hojas similares al perejil al lado de un río
Las flores del tubérculo son blancas y sus hojas similares al perejil | Getty Images

El nombre de este tubérculo tóxico, Oenanthe Crocata, viene del griego y del latín. La primera parte viene del nombre genérico griego oinos, que significa "vino", porque su olor recuerda al vino, y la segunda, crocata, viene del latín y significa "de color amarillo azafrán".

Gran parecido con el rábano o la yuca

La peligrosidad de este tubérculo no solo se debe a su contenido tóxico, sino a su parecido con productos comestibles como el rábano o la yuca. Su ingesta puede resultar fatal, ya que incluso una pequeña dosis de este tubérculo puede causar la muerte de una persona adulta.

Este efecto se debe a la enanotoxina que contiene, que ataca directamente el sistema nervioso central. En caso de intoxicación, la persona afectada empieza a notar varios síntomas graves. Lo primero que se empieza a notar son molestias digestivas, seguido de dilatación de pupilas, convulsiones y, si no se actúa, una muerte rápida.

Hojas de una planta similar al perejil sostenidas en una mano
El hombre de 37 años falleció posiblemente tras confundir la planta con otra | Getty Images

No es que la toxina de esta planta cause un fallo hepático, sino que actúa directamente sobre el cerebro. La persona que ha ingerido el tubérculo acaba con los músculos paralizados, lo que desemboca en la pérdida de vida.