Paella valenciana

El conocido ingrediente de la paella que podría desaparecer para siempre: extinción

Si te encanta hacer paella en casa, o te gusta pedirla en restaurantes, debes saber qué ingrediente está en riesgo de desaparecer

Es uno de los platos estrella de la gastronomía española, tanto en la península Ibérica como en el extranjero. Se convierte en una opción ideal durante los meses de verano, aunque es cierto que se puede comer en cualquier momento del año. En definitiva, la paella es una de las señas de identidad de nuestro país, a pesar de que muchos ignoran sus orígenes.

¿Cuándo se inventó la famosa paella valenciana?

En realidad, no se trata de un plato reciente. De hecho, los primeros registros escritos de la paella datan de finales de la Edad Media, concretamente, alrededor del siglo XV. Fueron los árabes quienes introdujeron el arroz en la zona de Levante, en el siglo VIII, donde, de hecho, ha permanecido desde entonces.

Históricamente, la cuna de la paella se encuentra en la Albufera de Valencia. Se trata de una laguna y su espacio natural a pocos kilómetros de la capital del Turia.

Detalle de una paella valenciana con garrafón y langostinos
La paella es una seña de identidad de nuestro país | Getty Images

Por aquel entonces, la paella se consideraba una comida de campesinos, ya que tendía a ser muy abundante. Sin embargo, gracias a su sabor pasó a convertirse en un plato enormemente popular, porque proporcionaba mucha energía. Además, era muy fácil de elaborar, porque todos los ingredientes se cocinan al mismo tiempo.

¿Qué ingredientes lleva la paella?

Una investigación llevada a cabo por la Universidad Católica de Valencia (UCV) encontró cuáles son los ingredientes más comunes de la tradicional y popular paella valenciana. Para llegar a esa conclusión, llegaron a entrevistar hace pocos años a unos 400 cocineros de más de 50 años de edad, y de la propia Comunidad Valenciana.

Las respuestas permitieron determinar los diez ingredientes básicos de la tradicional paella: arroz (evidentemente), además de judías verdes planas, judías blancas, azafrán, pollo, tomate, conejo, aceite de oliva, agua y sal. ¡Eso es todo!

Y, además, establecieron un criterio básico por el que la paella puede considerarse totalmente valenciana. ¿Cuál? Que se cocine en dominó y que, además, sea para cuatro personas como mínimo. Pero su investigación también ha disparado la preocupación, ante la posibilidad real de que desaparezcan para siempre algunos ingredientes...

¿Cuáles son los ingredientes que podrían desaparecer?

Aunque son diez los ingredientes que tiende a llevar la popular paella valenciana, ¿qué sería de este plato si nos falta alguno de ellos?

Judías verdes
Las judías verdes son, precisamente, uno de los ingredientes de la paella en peligro de extinción | Getty Images

Esto es lo que podría ocurrir dentro de unos años como consecuencia del cambio climático. Y es que, de acuerdo a un equipo de investigadores de la Universitat Politècnica de València (UPV), el efecto de las condiciones climáticas podrían ser muy negativas para determinados ingredientes.

Es lo que ocurriría, por ejemplo, con tres de los alimentos básicos de la paella: la alubia (Phaseolus vulgaris), el garrofón (P. lunatus) y judías verdes (Vigna unguiculata).

Al someter estas variedades de alimentos a diferentes temperaturas, los científicos pudieron evaluar el impacto de los efectos del cambio climático sobre morfología, reproducción, producción y fenología. Gracias a ello, llegaron a detectar unas variedades en concreto que tienden a ser muy sensibles a variaciones en sus condiciones de origen.

Así, encontraron que algunas variedades concretas de judías tienden a funcionar mejor cuando aumentan las temperaturas, como las judías verdes (variedad bachoqueta) o el garrofón.

Como vemos, este estudio es muy importante, principalmente porque resalta que es esencial tener en cuenta el trasfondo tanto ecológico como ambiental del que provienen las variedades investigadas.

Una paella de carne con judías verdes y pimiento rojo
La paella podría perder algunos de sus principales ingredientes en el futuro | Getty Images

Y, más en concreto, al revelar cuáles son aquellas variedades más sensibles frente a los distintos efectos relacionados con el cambio climático, y que deberían ser conservadas de forma preferente.

Eso sí, aún estamos a tiempo de evitar que algunas de estas variedades desaparezcan como consecuencia del aumento de las temperaturas, un efecto asociado al cambio climático. Por lo que, si deseas disfrutar de la paella tal y como la conocemos ahora mismo, no hay duda que aún queda mucho por hacer.