Foto de un trabajador en una obra

Las 2 jornadas laborales que podrían tener los trabajadores en España muy pronto

Las ventajas y los inconvenientes de los dos modelos para empresarios y trabajadores

El debate sobre la jornada laboral lleva tiempo instalado en España y podríamos ver muy pronto cambios en este sentido. Hace apenas unos días, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, se pronunció en este sentido. Abogó por una jornada con el mismo salario pero trabajando menos horas.

La propuesta de la jornada laboral de 32 horas semanas no es nueva, y de hecho ya se han hecho experimentos en España. Pequeñas y medianas empresas han aplicado esta medida por su cuenta. Y en la UE hay una corriente de opinión que defiende esta medida.

Los partidarios de la jornada laboral flexible aseguran que aumentaría la productividad y favorecería la conciliación familiar. En nuestro país se plantean dos jornadas laborales que podrían implantarse pronto. Estas son las ventajas y los inconvenientes de la jornada laboral flexible y la jornada laboral reducida.

La jornada laboral flexible

La jornada laboral flexible consiste en que el trabajador escoge su horario laboral en función de su vida personal. De esta forma, los empleados pueden adaptar las horas de trabajo a sus necesidades personales o familiares. Las horas se reparten en una franja más amplia y se subdividen en varias etapas.

Una mujer con la cabeza apoyada en una mesa con un portátil y cafés delante
El objetivo de este modelo es aumentar la productividad | Getty Images

La consecuencia es que no hay jornadas laborales tan largas ni horarios fijos. El objetivo de este modelo es que el trabajador enfoque sus objetivos adaptando el horario laboral según el momento más productivo del día. Normalmente se plantea este modelo para trabajadores con cargas familiares y en el sector tecnológico.

Ventajas e inconvenientes de este modelo

La principal ventaja que ofrece la jornada laboral flexible es que permite la conciliación familiar del trabajador. El empleado trabaja en las horas donde es más eficaz y está más concentrado, lo cual aumenta la productividad. La empresa obtiene así un aumento del compromiso de sus trabajadores.

Los partidarios de la jornada laboral flexible aseguran que reduce el ausentismo laboral. Pero al mismo tiempo, el modelo ofrece algunas dudas, ya que el trabajador pierde vinculación con el resto del equipo. Para los jefes es más difícil gestionar un grupo con horarios flexibles y discontinuos.

También hay desventajas para el empleado, ya que según los expertos aumenta el nivel de estrés. Esto sucede por la dificultad de gestionar un horario propio con la responsabilidad de cumplir los objetivos. Sin embargo, los trabajadores jóvenes cada vez priorizan más el horario laboral que los salarios.

La jornada reducida

La jornada reducida es un proyecto que lleva tiempo planteándose en España y que de momento no ha cuajado. El plan piloto no funcionó porque la reducción de horas conllevaba una bajada del salario y los trabajadores lo rechazaron. El objetivo a largo plazo es trabajar menos horas con el mismo sueldo.

El plan piloto en España consistía en bonificaciones a las pequeñas y medianas empresas que aplicaran la jornada de los 4 días. Para recibir las ayudas del Gobierno, las pymes tenían que reducir la jornada de sus trabajadores al menos un 10%. De momento, la propuesta ha quedado en standby.

Ventajas e inconvenientes de la jornada reducida

La principal ventaja de este modelo es que el trabajador tiene más tiempo libre y aumenta la productividad. El empleado puede enfocarse en sus objetivos de una forma más eficiente y con más capacidad de concentración. Los defensores de este modelo aseguran que incrementa la predisposición al trabajo.

Una mesa llena de ordenadores portátiles
España se plantea varias modelos de horario laboral | https://unsplash.com/

Otra ventaja no menos importante en los tiempos actuales es la disminución de la contaminación a gran escala. La jornada reducida implica pasar a trabajar solo 4 días a la semana, lo cual reduce considerablemente los desplazamientos. Pero también hay algunas desventajas que generan dudas.

El modelo requiere más productividad en menos tiempo y esto supone una mayor ansiedad para el trabajador. Además, supone un problema para las empresas con servicio de atención al cliente. Aquellas que han intentado aplicar esta jornada han visto como aumentaba la insatisfacción de los clientes.