Imagen del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una comparecencia

La nueva jornada laboral que puede llegar a España sin reducción de sueldo

Yolanda Díaz ha hablado de la jornada laboral de 32 horas y el aumento de los salarios

El Gobierno lleva ya tiempo tanteando el terreno para una progresiva transformación de la forma de trabajar en España. Recientemente se aprobó un plan piloto para implantar la jornada de cuatro días en España. Y el sector de Unidas Podemos quiere avanzar ahora hacia un modelo más flexible.

Ha sido su lideresa, Yolanda Díaz, la que este fin de semana ha lanzado una propuesta más que ambiciosa. La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo propone una jornada laboral al gusto del trabajador sin que su salario se vea perjudicado. Sus defensores aseguran que aumentaría la productividad.

NOVEDAD WHATSAPP: ¡Recibe GRATIS las novedades de Mercadona! Pincha aquí para entrar en nuestra comunidad de WhatsApp 

Además, Yolanda Díaz ha advertido que en la situación actual los salarios en España no permiten la subsistencia. Por eso ha anunciado su intención de seguir aumentando el salario mínimo interprofesional (actualmente 1.000 euros). Estas son las propuestas que podrían aprobarse muy pronto.

Jornada laboral de menos horas

La ministra de Trabajo ha recordado que “la jornada laboral ha sido siempre un instrumento a favor del empresario”, y ha mostrado su intención de cambiarlo. Por eso propone una jornada laboral de menor horas con el mismo salario. Lo cual implicaría por lo tanto una subida salarial por hora trabajada.

Una mesa llena de ordenadores portátiles
Proponen bajar la jornada laboral a las 32 horas | https://unsplash.com/

Yolanda Díaz ha lamentado que sigamos teniendo la misma jornada laboral que hace un siglo. Uno de los principales objetivos de Unidas Podemos es reducir la jornada laboral de 40 a 32 horas semanales. Un objetivo compartido por otras formaciones como Más País y los principales sindicatos.

Díaz ha recordado que mientras los precios suben de manera descontrolada, las empresas siguen aumentando sus beneficios. Los precios han subido un 5,7% en diciembre y la inflación de los alimentos ha escalado hasta el 15,7%. Para la mayoría de trabajadores esto supone no llegar a fin de mes.

Promete una subida de los salarios

La ministra de Trabajo ha sido muy dura con los empresarios y ha dicho que “engordan sus beneficios a costa de los salarios y el esfuerzo de los trabajadores”. Según ha dicho, el Gobierno interviene allí donde puede. “Pero hay que dar un paso más porque con salarios de 1.000 o 1.200 euros no se puede llenar la cesta de la compra”.

Para la ministra, los empresarios se están llenando los bolsillos mientras que las personas trabajadoras pierden calidad de vida. Por eso ha dicho que es importante seguir con las subidas paulatinas del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Su objetivo es conseguir aumentarlo hasta los 1.100 euros en 2023.

“Vamos a subir el SMI de una manera relevante porque estamos viviendo una crisis y los salarios no son los causantes de la inflación”, ha dicho la ministra. Según sus propias palabras, los trabajadores “no pueden salir golpeados de esta crisis”. Ahora habrá que ver cómo se materializan sus deseos.

Propuesta de los agentes sociales

El salario mínimo en España se encuentra ahora en los 1.000 euros brutos en 14 pagas. El objetivo del Gobierno es ir subiendo el indicador hasta que quede en el 60% del salario medio en España. Mientras, los sindicatos presionan para subirlo un 10% de la cifra actual, hasta los 1.100 euros.

Billetes de 50 y 20 euros en una mano, sobre una mesa de madera
Podrían subir los salarios muy pronto | Getty Images

La última vez que se reunieron los agentes sociales, el 21 de diciembre, el Gobierno llevó una propuesta a la mesa de negociación. El Ejecutivo planteó una subida de entre el 4,6% y el 8,2% este año. Si la medida acaba saliendo adelante, el salario mínimo quedaría entre los 1.046 euros y los 1.082 brutos (14 pagas).

En esa reunión la patronal se mostró a favor de aumentar los salarios un 4% hasta 1.040 euros brutos en 14 pagas. Entre el 4% de la patronal y el 10% de los sindicatos, el Gobierno tendrá que encontrar una solución. Y este en plena crisis económica y un año con elecciones municipales, autonómicas y generales.