Dos tazas de café de color azul sobre una mesa de madera

Estas son las calorías que tiene un café con leche: son más de las que piensas

El café con leche es de los más populares, pero hay que tener muy en cuenta sus calorías

Uno por la mañana, otro después de comer y tal vez un último a media tarde. Puede que suene exagerado, pero en España se consumen de media casi cuatro diarios por persona, una media de 14.000 millones al año.

Hablamos del café, una bebida que se ha convertido desde hace ya muchos siglos en un ritual en la cultura del país. Concretamente, fue en el siglo XV cuando este pequeño grano oscuro llego a Europa, supuestamente de Etiopía.

Las calorías que realmente tiene un café

La Fundación Española de Nutrición (FEN) ha proporcionado los valores nutricionales por cada 100 gramos de café:

  • Calorías: 4 kcal
  • Proteínas: 0,3 gramos.
  • Hidratos de carbono: 0,8 gramos.
  • Agua: 98,9 gramos.
  • Calcio: 5 miligramos.
  • Magnesio: 6 miligramos.
  • Potasio: 66 miligramos.
  • Fósforo: 5 miligramos.

Unos valores que a simple viste no destacan en nada. Aunque la situación cambia cuando lo mezclamos con leche, azúcar y la siempre presente pasta o galleta. Como se ve en la tabla, el café tan solo aporta 4 calorías, pocas, sí, pero añadamos la leche: la desnatada suma 35 calorías, la semidesnatada 45 y la entera se corona con 66.

Leche vertida en un vaso lleno de café sobre un fondo oscuro
Un café con leche normal contiene alrededor de 40 calorías | Getty Images

A menos que seamos unos puritanos del café amargo, debemos añadir a la ecuación las calorías del azúcar. Un sobre de estos aporta entre 8 y 10 gramos, lo que se traduce en 32-40 calorías. 

Hasta 110 calorías por café

Con la suma hecha, los cafés con leche que más se consumen en España llegan a las 110 calorías. Partiendo del cortado expreso que contiene 10 calorías, hasta el dulce capuchino que llega a más de 100, pasando por el más clásico café con leche normal que tienen 40 calorías.

La conclusión más evidente es que cuantos menos añadidos le pongamos a lo que sale de la cafetera, más saludable. A pesar de ello, por poca leche y azúcar que añadamos, con dos cafés al día, nos bebemos 6.300 calorías al cabo de tres meses. Esto equivale, aproximadamente, a tres kilos al año más en nuestro cuerpo.

Mujer agarrando una taza de café
Beber de forma regular café puede traducirse en 3 kilos en poco tiempo | Getty Images

Oro líquido (negro): los beneficios del café

No nos alarmemos tampoco, no todo es preocupante. Si en España, al aceite se le puede llamar "el oro líquido" por sus importantes aportes nutricionales, el café no lo es menos. Son múltiples los beneficios que se han llegado a demostrar sobre el café. Mencionemos algunos:

1. Bueno para el corazón

El café ha demostrado ser capaz de movilizar la grasa corporal, cambiar la contractilidad muscular, afectar al sistema nervioso y a la liberación hormonal. No es poca cosa. El mito de que el café es malo para el corazón y el sistema cardíaco se quedó en eso, en un mito del pasado. Desde hace años son más los estudios que afirman que es un alimento bueno para nuestro músculo cardíaco.

2. Previene la diabetes

Según otro trabajo de Pharmaceutical Research publicado en 2014, también ayudaría a disminuir la resistencia a la insulina y la acumulación de grasas en el hígado. Por si fueran pocos estos ejemplos, la Escuela de Salud Pública de Harvard sugiere que un mayor consumo de café está relacionado con un menor riesgo de sufrir diabetes tipo 2 a largo plazo.

3. El café es un dopante

Imagen de detalle de pies de corredores
El café se ha llegado a considerar un dopante más | Archivo

Por eso son cada vez más los deportistas que recurren al café buscando un mayor rendimiento físico. Sí, así es, un trabajo publicado en 2013 en PloS ONE llegó a la conclusión de que la cafeína en bebida ayudan a rendir un 5% más. Por lo que se ha incluido como sustancia dopante en la lista de la World Anti-Doping Agency (WADA).

4. Beneficio para estudiantes y ancianos

La prestigiosa revista Nature ya anunciaba en su sección Neuroscience que un café puede llegar a mejorar la memoria hasta 24 horas. Un dato que parece que los estudiantes han tomado muy en serio a la hora de prepararse para los exámenes.

Otra investigación concluyó a su vez que el café además protege contra la demencia y la neurodegeneración general. De esta manera, dos o tres tazas al día de esta bebida para las personas de edad avanzada las convierte en menos propensas a desarrollar Alzhéimer. Además, se ha demostrado que su consumo mejora la sintomatología del Párkinson.

Una taza de café sobre una mesa
Detrás de un café se esconden más beneficios de los que crees | Getty Images

5. Contra el cáncer: café

En torno a la relación entre el café y el cáncer, existe un gran número de estudios. «Una mayor ingesta de café puede estar asociada con una reducción significativa de la recurrencia del cáncer y la muerte en pacientes con cáncer de colon en estadio III.». Es la conclusión a la que llegaron los científicos y médicos de Journal of Clinical Oncology.

Como vemos, el café nos ha estado engañando todo este tiempo, tanto en lo bueno como en lo malo. Parece ser que nos bebemos más calorías de las que se podía imaginar. A pesar de ello, no es más que un mal menor por los importantes beneficios que nos aporta.