Foto de anciana

Si eres pensionista, toma nota del aviso que acaba de mandar el Banco de España

La deuda de la Seguridad Social ha superado por primera vez los 100.000 millones de euros

La subida descontrolada de los precios ha obligado a efectuar la mayor subida de la historia de las pensiones en España (un 8,5%). Esto ha disparado el gasto social hasta límites de récord. Sin ir más lejos, la deuda de la Seguridad Social supera por primera vez los 100.000 millones de euros.

Ante esta situación, organismos como el Banco de España lanzan un preocupante aviso. Si no se equiparan las cotizaciones actuales con el gasto en prestaciones el sistema público de pensiones acabará quebrando. Lo afirman en un artículo los especialistas Miguel Ángel Martín y Roberto Ramos.

Según sus cálculos, para que el sistema sea sostenible España tiene que igualar la tasa de empleo de los países más avanzados. Esto implicaría crear un 18% más de puestos de trabajo en los próximos años. Solo así se podrá contrarrestar el incremento en pensiones que se prevé en el futuro.

NOVEDAD WHATSAPP: Toca aquí para leer GRATIS tus noticias favoritas sobre PENSIONES y AYUDAS en WhatsApp 

Aviso del Banco de España

Este incremento viene suscitado sobre todo por el envejecimiento de la población, que hará que suban los pensionistas y se reduzcan las cotizaciones. Según los cálculos del Banco de España, el gasto en pensiones aumentará un 42,6% en los próximos años. Y la principal forma de evitarlo es creando empleo.

Pareja de ancianos mirándose y riéndose
Peligra el futuro de las pensiones en España | Getty Images

Los autores del estudio han comparado el gasto en pensiones en España con el de otros países antes de la pandemia. No tiene en cuenta, por lo tanto, la reciente reforma de las pensiones del Gobierno de Pedro Sánchez. La conclusión es que el empleo es la clave para la sostenibilidad del sistema.

El gasto disparado de las pensiones en España es consecuencia, según este estudio, de la baja tasa de empleo (una de las más bajas de la UE). En concreto, el gasto en pensiones en España es un 24% más alto que en Alemania y Países Bajos. Y un 5,7% más elevado que en Francia.

Del séptimo al tercer puesto

Antes de la pandemia, el gasto en pensiones en España suponía el 12,7% del PIB (por encima del 10,4% de media de la UE). El factor demográfico también es importante y las previsiones no son nada halagüeñas. España será uno de los países que más habrá envejecido en 2050.

El factor demográfico y la tasa de paro colocarían a España como el tercer país de la UE con mayor gasto de pensiones en 2050. Solo Grecia e Italia estarían en una peor situación. Hay que tener en cuenta que en 2019 España era el séptimo país de Europa que más gastaba en pensiones.

Hasta ahora, España no presentaba un envejecimiento especialmente acusado. Además había una baja tasa de cobertura (número de pensionistas sobre la población mayor de 64 años). El principal problema era la alta tasa de paro y la elevada cuantía de las pensiones en relación con el sueldo medio. 

Cómo reducir el gasto en pensiones

El factor demográfico y la tasa de cobertura permitían mantener un gasto relativamente bajo en comparación con el resto de países. El hecho de tener menos pensionistas en la franja de edad de más de 64 años quitaba presión al sistema. Y ahí es donde puede estar la clave para los próximos años.

Una mujer recoge dinero y mondas de euro a través de una ventanilla
El objetivo, reducir el gasto público en pensiones | Getty Images

Las nuevas medidas de la reforma de las pensiones como el retraso de la edad de jubilación quitarán aún más presión al sistema español. La caída de la tasa de cobertura compensaría en torno a un 11% del aumento del gasto en pensiones. La otra clave está en la cuantía de la pensión respecto al salario medio.

España tiene la tasa de beneficio más alta de la Unión Europea, lo cual dispara el gasto en pensiones. Esto significa que, según el Banco de España, las pensiones están demasiado por encima del salario medio. Regular este factor en los próximos años también ayudaría a reducir la deuda en el gasto público.