Mano con billetes de euro

Los españoles con una hipoteca variable encajarán otra embestida: 'Eso es seguro'

Las familias con una hipoteca variable sufrirán nuevas variaciones en los tipos de interés

Los españoles que cuenten con una hipoteca a tipo variable ya se pueden poner en lo peor. Este año deberán hacer frente a una subida de las cuotas. El Banco Central Europeo ya lo lleva advirtiendo desde hace tiempo y amenazan con unos incrementos excesivamente importantes.

Este organismo tiene previsto reunirse el próximo 2 de febrero y lo más probable es que decida una subida de 50 puntos básicos de los tipos de interés. Así lo desveló el gobernador del Banco de Países Bajos Klaas Knot a la cadena CNBC. "No se detendrá después de un solo aumento de 50 puntos básicos, eso es seguro", apuntó.

Explica que resulta complicado fijar "dónde va a terminar ese ritmo de alzas de 50 puntos básicos". Pero tenía claro que la presidente del BCE, Christine Lagarde había "usado el plural" en sus palabras tras la última revisión.

El pasado año, el organismo europeo elevó los tipos de interés en 250 puntos básicos desde julio. Eso provocó que creciera su tasa de referencia al 2,50% y la de depósito al 2%.

NOVEDAD WHATSAPP: Toca aquí para leer GRATIS tus noticias favoritas sobre PENSIONES y AYUDAS en WhatsApp 

Los bancos se muestran pesimistas con los datos de 2023

La máxima representante del Banco Central Europeo ya anticipó en diciembre hacia dónde se orientarían los planes de la entidad. Lo previsible es que se aumentaran los tipos "a un ritmo de 50 puntos básicos durante un periodo de tiempo", apuntó.

Dos billetes de 500 euros
Las familias con una hipoteca a tipo variable ya se ponen en lo peor | Shutterstock

Con esta estrategia, lo que se persigue es plantarle cara al incremento de los precios. No hay que pasar por alto que la eurozona cerró la tasa de inflación en 2022 en el 9,2%. Suponía un cierto respiro para las economías de los países después de que alcanzara un histórico 10,6% en octubre.

En este sentido, el gobernador del Banco Central de Países Bajos no se muestra demasiado optimista. Indica que en las presiones inflacionistas subyacentes no se han detectado señales de reducción.

Asegura que "la inflación subyacente todavía no ha dado un giro en la zona del euro". Sostiene que la evolución del mercado durante las últimas dos semanas "no es del todo bienvenida desde mi perspectiva". En su opinión, no cree que "sean compatibles en realidad con un retorno oportuno de la inflación hacia el 2%".

Cómo afectará a los clientes españoles estas subidas

Es más que probable que los tipos de interés sufran un importante repunte en los próximos meses. Eso implicará que las entidades bancarias tengan que desembolsar una mayor cantidad por el dinero que soliciten prestado al organismo central. Como es lógico, el cliente final también lo notará en su bolsillo.

En nuestro país, los grandes damnificados serán los que tengan contratada una hipoteca a tipo variables. Comprobarán como sus préstamos se encarecen. Y posiblemente lo hagan a un ritmo vertiginoso.

Lo que hacen los bancos es repercutir sobre ellos ese mayor coste de la financiación. De esa manera, las cuentas de las entidades no se verían tan dañadas por las decisiones del Banco Central Europeo.

Comprar una casa
Las hipotecas sufrirán un repunte importante en 2023 | Getty Images

Durante los últimos meses, en previsión de lo que se avecinaba, los gobiernos han tratado de buscar soluciones con los bancos. Son conscientes de que en la situación actual muchas familias atravesarán por serios apuros para sufragar sus préstamos. Por eso han planteado distintas alternativas para que esta subida de los tipos no repercutiera tanto sobre ellas.

En cualquier caso, habrá que aguardar hasta el próximo 2 de febrero. Será cuando tenga lugar la reunión del Consejo de Gobierno del BCE. En ella abordarán la política monetaria de la zona euro.

Además, se estima que salga adelante el incremento de medio punto porcentual de los tipos. De esta forma, la tasa de referencia para las operaciones de refinanciación alcanzarían el 3%, y la de depósito el 2,50%.