Logo EspanaDiario.tips
Logo EspanaDiario.tips
Logo Messenger Espanadiario.tips
Logo whatsapp
Montaje de una foto de fondo de tormenta con relámpagos y una redonda con un mapa meteorológico

La AEMET avisa de las zonas en las que habrá tormentas fuertes tras la ola de calor

Habrá un cambio radical del tiempo en cuestión de horas

España se prepara para un cambio radical del tiempo. Una vez que concluya la ola de calor tendremos que soportar un desplome de las temperaturas, señala la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). Esta disminución térmica, además, irá acompañada de tormentas en varios puntos del país.

Esto se deberá a la llegada de una vaguada a la península, a lo que se le unirá una masa de aire atlántica más fría. A partir del jueves se acercará por el norte, provocando un descenso de los termómetros en Galicia y las comunidades cantábricas.

Logo de WhatsAppPincha aquí para recibir GRATIS las noticias del Tiempo de España en WhatsApp  | Ahora también en TELEGRAM ¡Pincha aquí!

Durante la jornada del viernes la vaguada se extenderá por la mitad noroeste de la Península, alcanzando a más zonas. A lo largo del fin de semana recorrerá el país hacia el este, saliendo por el Mediterráneo a últimas horas del domingo.

Esto originará una bajada de las temperaturas que posiblemente se alargue hasta comienzos de la siguiente semana. El portal especializado eltiempo.es desvela que también se producirá un aumento de la inestabilidad en forma de chubascos y tormentas.

Un coche oscuro atravesando un charco de agua en medio de una tormenta
Las tormentas se distribuirán por varios puntos de la Península desde el viernes | Europa Press

Dónde se producirán las lluvias

De un día para otro, los termómetros caerán hasta 10 grados. El domingo será cuando más se acuse esa disminución térmica, que será generalizada en toda la Península.

La aparición de la vaguada y el viento del norte causarán un incremento de la inestabilidad. Esto se traducirá en chubascos, que pueden ir acompañados de tormentas en algunos territorios.

El viernes empezarán a registrarse las primeras precipitaciones, que serán débiles en puntos del Cantábrico. No se descarta la aparición de tormentas en Pirineos y el Ibérico.

Durante el sábado se mantendrán las lluvias en el Cantábrico, con opciones de que las tormentas se extiendan a más territorios. Las áreas más castigadas serían Pirineos, sistemas Ibérico y Central. También se darán de manera más dispersa en Cataluña, Aragón, meseta norte y el interior oriental peninsular.

El domingo se presenta como la jornada más compleja de la semana. La vaguada alcanzará el Mediterráneo, con viento de componente marítimo muy húmedo y una temperatura del mar muy elevada. Esto dará como resultado lluvias localmente intensas en Comunidad Valenciana, Cataluña y Baleares.

Algunos modelos indican que durante la segunda mitad del domingo podría descolgarse por completo de la circulación una DANA sobre la península. Pero todavía hay mucha incertidumbre con el pronóstico para esa jornada, por lo que no se sabe con claridad si llegará a aislarse completamente.

Lo único que parece evidente es que esa vaguada entrará por el Atlántico y se irá desplazando hacia el este causando una cierta inestabilidad. Además del descenso de los termómetros también tendremos un fin de semana pasado por agua.

El tiempo para el fin de semana

Las temperaturas nos darán una tregua a partir del sábado. Sin embargo, todavía se prevé que en la Región de Murcia y en el valle del Guadalquivir se alcancen los 40ºC.

El desplome térmico será más acusado en todo el país el domingo. Las máximas se situarán por debajo de los 35ºC. Las caídas llegarán hasta los 10 grados de media. En el Cantábrico, las máximas oscilarán entre los 21 y 23ºC, frente a los 20-24ºC de la meseta norte.

En el centro peninsular rondarán entre los 24 y 27ºC, mientras que en el sur y el Mediterráneo alcanzarán como mucho los 34ºC. En una situación muy similar se encontrarán en Canarias.

Mujer sujetando un paraguas en medio de un temporal de lluvia y viento
La entrada de una vaguada, que irá extendiéndose por el este, dejará una gran inestabilidad | EFE

La vaguada que provoca esa inestabilidad en gran parte de España se irá alejando por el Mediterráneo a partir del lunes. Durante el comienzo de la próxima semana el ambiente seguirá siendo suave, con máximas por debajo de lo habitual para estas fechas. Esto supondrá un claro respiro después de la intensa ola de calor de los últimos días.