Dedos con uñas pintadas de rosa apretando la piel con celulitis

Cometes un imperdonable error en tu desayuno y te hace engordar una barbaridad

El desayuno es muy importante, pero hay que saber escoger nuestros alimentos

¿Qué sueles desayunar cada día? Algunas personas optan por tomar café solo, otros con azúcar, y otros le añaden leche. Además, también suele ser muy habitual que coman pan o bocadillo, tostadas con mantequilla y mermelada. O una opción mucho más saludable, como por ejemplo es el caso de fruta.

Pero es cierto que existe un alimento que solemos consumir habitualmente, ya sea en el desayuno o en la merienda. Y que tendemos a pensar, además, que es una opción saludable.

Sin embargo, no solo es una opción poco saludable y nutritiva, sino que, además, puede ponernos en riesgo de sufrir determinadas enfermedades. Especialmente cuando lo consumimos habitualmente (precisamente al creer que es una bebida sana).

¿Qué error cometes cada mañana con el desayuno?

Piénsalo por un momento. ¿Cómo es tu desayuno, y qué alimentos lo forman cada mañana? Si has respondido café, o café con leche, té, fruta y algo de cereales integrales, debemos decirte que es una buena elección.

Pero si, además, le incluyes zumo de naranja, debemos decirte todo lo contrario. Quizá pienses que se trata de una bebida saludable por el mero hecho de ser natural. O, incluso, por el mero hecho de exprimir tú misma las naranjas y tomarlo al momento.

Desayuno nutritivo
Este es un ejemplo de desayuno nutritivo y saludable | Getty Images

Pero lo cierto es que, en realidad, es todo lo contrario a lo que en realidad podrías pensar en un primer momento. ¿Sabes por qué? Desde nuestra infancia, nos dicen que el zumo de naranja es saludable.

Que el contenido de vitaminas presentes en el jugo de frutas combate enfermedades y fortalece el sistema inmunológico. Sin embargo, se ha demostrado que el jugo de naranja es mucho más dañino de lo que pensábamos en las últimas décadas.

El zumo de naranja puede ser muy malo para la salud

A continuación, te enumeramos algunos de los motivos por los que el zumo de naranja no es saludable

1. Daña los dientes

Las frutas como las naranjas y los limones contienen ácido cítrico. Esto no es tóxico, pero es dañino para los dientes. El ácido cítrico hace que los dientes se vuelvan más sensibles y amarillentos porque daña el esmalte.

Dos personas sujetando un vaso con zumo de naranja
El zumo de naranja contiene una gran cantidad de ácido | Getty Images

2. Causa acidez estomacal

¿Alguna vez has tenido acidez estomacal después de beber zumo de naranja por la mañana? Probablemente sí. Y hay una buena razón para ello: altera el sistema digestivo y, en particular, el intestino delgado.

3. Puede causar sobrepeso

Mucha gente piensa que está haciendo bien a su cuerpo al evitar los refrescos y beber zumo de naranja en su lugar. Este es un error bastante común.

Incluso si bebes principalmente fruta, el zumo de naranja contiene altos niveles de fructosa. En definitiva, la cantidad de azúcar que contiene puede ser mayor que la de los refrescos u otras bebidas azucaradas.

Azúcar blanco en una cuchara
La fructosa también es un tipo de azúcar | Getty Images

4. Puede desencadenar diabetes

El azúcar naturalmente presente en el zumo de naranja no solo conduce al sobrepeso, sino que también podría causar diabetes. Esto se debe a que grandes cantidades de azúcar ingresan a nuestro torrente sanguíneo cuando tomamos zumo de naranja. Se trata del mismo efecto que cuando comemos dulces o helados.

La forma saludable de comer naranjas

Una de las principales razones por las que comer naranjas es tan saludable es el contenido de fibra que contienen. Sin embargo, estas fibras beneficiosas generalmente se pierden al exprimir el zumo. La pulpa que queda contiene principalmente la fibra, por lo que pierdes la fibra mientras mantienes los carbohidratos.

¿Cómo debe ser un desayuno realmente nutritivo y saludable?

El desayuno ideal debe ser equilibrado y nutritivo. Y debe estar formado por cereales (principalmente integrales), una porción de fruta, un producto lácteo (leche o yogur) y una bebida (como té o café, pero evitando el azúcar).

Mesa con café, zumo de naranja, naranjas, fresas y bollería
El desayuno es una comida muy importante | Getty Images

Los cereales integrales, por ejemplo, son muy ricos en fibra y en hidratos de carbono complejos, mientras que la fruta aporta agua, antioxidantes, vitaminas y minerales. Por tanto, si deseas disfrutar de los beneficios supuestamente nutritivos del zumo de naranja, lo mejor es optar por la naranja entera.