Un mosquito picando una mano y causando enrojecimiento

Ojo con la temida mosca negra: el mejor truco para evitar sus dolorosas picaduras

No hay nada más molesto que la picadura de una mosca negra, especialmente cuando hace calor y nos encontramos en la playa o cerca de un río

Si alguna vez has ido al río, es posible que te hayas encontrado con la molesta presencia de las moscas negras. Aunque, aparentemente son inofensivas, lo cierto es que cada año se documentan un gran número de visitas al hospital causadas por su picadura. Si quieres evitar pasar por ese incómodo proceso, es recomendable seguir una serie de pautas útiles para alejarlas.

¿Cómo son las moscas negras?

Las moscas negras tienen un tamaño de 1 a 5 mm, patas cortas y alas anchas. Tienen una forma ligeramente jorobada, especialmente las hembras. Aunque generalmente son de color oscuro, las diferentes especies pueden ser de color negro, naranja amarillento o gris pardusco.

Las hembras están dotadas de piezas bucales para morder. Sirven para cortar la piel de aves y mamíferos, con el fin de recoger su sangre, que luego es succionada en un canal hueco. 

Un mosca negra con las alas desplegadas y fondo verde
Las picaduras de la mosca negra son tremendamente dolorosas | Getty Images

Los machos no muerden y rara vez se ven. Ambos sexos consumen néctar que les proporciona energía para volar, mientras que las hembras utilizan los nutrientes de la sangre para producir huevos.

¿Por qué "pican" las moscas negras?

Las moscas negras pueden ser bastante molestas para los humanos y los animales. La mayoría de ellas se alimentan de jugos vegetales, pero algunas de las hembras son hematófagas, es decir, se nutren con sangre. Así lo demuestran picando incansablemente tanto a humanos como a animales.

Y aunque hablemos de sus picaduras, en realidad, nos muerden con sus mandíbulas. Por ello, sus mordeduras pueden ser verdaderamente dolorosas y molestas. Aunque en un principio es normal no sentir nada, una vez pasado el efecto analgésico de la mosca, se puede experimentar un intenso dolor.

Una mosca negra sobre la hoja verde de una planta
La mosca negra abunda en zonas húmedas, como en las inmediaciones de los ríos | Getty Images

Suelen centrar sus picaduras alrededor de las muñecas, los tobillos, la cintura, el cuello y el nacimiento de las piernas. El rastro de su mordedura deja un pequeño bulto y una gota de sangre, similar al de otros insectos.

Mientras que, en nuestro país (así como en América del Norte), las moscas negras no tienden a transmitir ninguna enfermedad, en otras regiones como África o América Central, pueden transmitir oncocercosis. Esta enfermedad afecta, sobre todo, a los ojos y a la dermatitis.

¿Cómo evitar que nos piquen las moscas negras?

Seguramente te estés preguntando cómo podemos evitar ser mordidos por ellas, por ello, os recomendamos una serie de consejos que podrían ser útiles.

1. Repeler y eliminar moscas

Colocar en una taza unas gotas de aceite esencial de albahaca, geranio o limoncillo ayuda a mantener alejadas a las moscas. Sin embargo, siempre puedes optar por el uso de tiras adhesivas, insecticidas o matainsecos.

Limón con clavo
Existen muchos remedios caseros útiles para repeler las molestas moscas negras | Getty Images

2. Previniendo la invasión

Para evitar la aparición de moscas, basta con seguir algunas buenas prácticas. Por ejemplo, guardar correctamente los alimentos en recipientes cerrados. También son particularmente aficionadas a las áreas húmedas como fregaderos y desagües de fregaderos.

Por lo tanto, se debe tener cuidado de mantener los fregaderos lo más secos y limpios posible. Asimismo, es importante cerrar la tapa de la basura muy bien. 

3. Usar aceites esenciales 

Es muy útil usar aceites esenciales. Entre ellos, destaca la utilidad del de geranio rosa, albahaca, hierba de limón, menta, lavanda o incluso eucalipto. Además, estos aceites jugarán un doble papel para ti: perfumarán tu hogar y repelerán a las moscas. Así que depende de ti elegir el olor que prefieras.

4. Escoger plantas para repeler moscas

Las plantas son excelentes repelentes de moscas, pero ¿cuáles? La lavanda, menta, albahaca o el eucalipto tienden a desprender olores potentes que las moscas aborrecen.

El truco es sencillo: basta con colocar las macetas en el alféizar de la ventana para que no entren las moscas. ¡Además de repeler moscas, tus ventanas estarán decoradas con lindas plantas!