Chica con un traje de baño azul

Trucos para conservar tus bañadores y bikins en verano

La ropa de baño te puede durar como nueva tanto tiempo como quieras. Tan solo necesitas seguir estos pequeños trucos y tus bikinis o bañadores ya no parecerán viejos.

Todos tenemos un bikini o un bañador al que le guardamos especial cariño o, a nuestro gusto, destaca por encima de todos los que tenemos. No queremos tirarlo y desterramos la idea de que envejezca y haya que deshacernos de él. Cierto es que, la sal del mar o el cloro de la piscina desgastan los tejidos y estropean la ropa.

Lista de consejos para mantener los bañadores y bikinis en buen estado

Si quieres cuidar tu ropa de baño sigue estos consejos recomendados por los expertos de las firmas Ocoly y Ônne Swimwear. 

1. Nada de lavadoras

Recuperamos del baúl la tradición de nuestros abuelos y abuelas, cuando iban al río a lavar las prendas porque no tenían otro método. No es necesario que vayas al río, pero sí que laves tu ropa de baño a mano y con agua fría. 

Es aconsejable que les des un lavado tras cada uso con agua dulce y jabón. Puedes añadir un poco de suavizante para que el tejido no quede tan rígido después de lavarlo. 

Hilera de bikinis y bañadores tendidos
La mejor opción es optar por el lavado a mano | Getty Images

2. No lo estrujes

Una práctica muy común para eliminar el exceso de agua es escurrir los bañadores. Se retuercen y se arrugan hasta que expulsan el agua, pero esto daña el tejido. Esto es algo totalmente innecesario. Basta con doblarlo entre las manos y apretar una contra otra para quitar el agua sobrante. Después, ponlo a secar al aire.

3. Olvida secarlo al sol

Los expertos aseguran que el secado al sol hace que la ropa pierda color y elasticidad. Por lo tanto, si quieres que tu ropa de baño dure, ármate de paciencia y espera a que se seque a la sombra. 

4. Dónde guardarlo

Antes de guardar tu ropa de baño, dale un buen lavado. No importa si está limpio. Dóblalo con delicadeza y guárdalo en una bolsa de tela. De este modo, proteges tu bikini o tu bañador de la humedad y estará perfecto para la próxima temporada veraniega. 

Ahora solo te falta poner estos trucos en práctica y ya no necesitarás renovar tu ropa de baño cada temporada si no quieres. O lucir tu bañador o bikini favorito año tras año como si fuera recién comprado. Trata bien a tu prenda, cuídala y mímala y ella te lo agradecerá. Ya no tendrás que desprenderte de tu ropa de baño si no quieres.