Varios coches aparcados bajo el sol con un árbol detrás

Los 4 trucos más efectivos para bajar la temperatura del interior del coche en verano

Con estos sencillos trucos, el interior de tu coche volverá a ser cómodo

En verano, el calor no siempre es bien agradecido, sobre todo entre los conductores. Al subir las temperaturas, es lógico querer buscar lugares con sombra donde aparcar el coche. El problema surge cuando hay muchos conductores que piensan así, pero pocas plazas de aparcamiento sin sol. 

Huir de las altas temperaturas es posible 

Como es lógico, muchas personas no pueden permitirse el lujo de buscar aparcamiento durante horas. Por ello, es común resignarse y aceptar que tu coche se verá golpeado por la fuerza de los rayos solares.

Aunque siempre dependerá del aparcamiento y las temperaturas, el interior de algunos coches han llegado a registrar más de 60 grados. Por consiguiente, vamos a proponer una serie de trucos efectivos y, sobre todo, sencillos, que puedes adoptar para intentar aplacar la temperatura del coche en verano.

1. El uso de un parasol

Puede ser un clásico, pero este truco es de los más efectivos. Es muy habitual encontrar colocado un parasol en la parte delantera del coche, justo detrás del cristal, sobre el salpicadero.

Parasol en el coche
El parasol es uno de los trucos más efectivos para refrescar el coche | Getty Images

Aunque parezca una simpleza, el hecho de colocar un parasol detrás de la luna delantera es una de las mejores recomendaciones. Esto se debe a que el sol incidirá sobre el parasol y el calor no se quedará impregnado sobre el volante o los asientos delanteros.

2. Bajar las ventanillas

Hay quienes no bajan las ventanillas si han encendido el aire acondicionado, pero se recomienda hacerlo, al menos durante los primeros minutos. Esto se debe a que el aire acondicionado no funciona al 100% hasta pasados los primeros cinco minutos.

Incluso antes de encender el aire acondicionado, es mejor encender el ventilador para refrescar los conductos de refrigeración y así ayudar que el calor interno salga antes de accionar el aire acondicionado.

Poniendo el aire acondicionado
Poner el aire acondicionado es muy útil para bajar la temperatura del coche | Getty Images

3. Colocar una manta

Si piensas dejar el coche bastantes horas expuesto al sol, o no te queda más remedio, puedes optar por colocar una manta sobre los asientos delanteros. Al hacer esto, la zona de las piernas y la espalda quedará cubierta y el calor no penetrará en ellos directamente.

4. Refrescar el coche

También puedes optar por refrescar el coche, batiendo con las puertas como si fueran un abanico. Es decir, abrir y cerrar varias veces desde fuera para que el calor salga. Para que sea efectivo, deberás dejar abierta la ventanilla del lado contrario.

Persona abriendo la puerta de un coche
Abriendo y cerrando las puertas conseguirás el efecto de un abanico | Getty Images

Los mareos en el coche, posible síntoma del calor excesivo

¿Quién no se ha mareado en el coche durante un trayecto, cuando la ventilación del mismo no era la adecuada?, o ¿Cuántas veces han tenido que parar el coche a medio camino para coger aire fresco y dejar de sentirse mareado?

☀ VER LOS SIGNOS DE UN GOLPE DE CALOR ➡️

Las altas temperaturas no solo afectan al coche, sino también a los pasajeros del vehículo. Esto se debe a que la salud también se ve afectada, pues permanecer en el coche con temperaturas altas puede provocar no solo daños en la piel, sino mareos y náuseas.

Cuidado con los niños

Son en estos casos, donde las personas más vulnerables como los niños y los mayores son los más propensos a sufrir este tipo de consecuencias en el interior de un coche, debido al calor y la poca ventilación que circula en el vehículo.

Vista de un coche bajo el sol
Ventilando el coche contribuyes a mejorar el trayecto a los pasajeros | Getty Images

Recuerda que, aunque el calor en verano es inevitable, lo que sí es evitable es correr cualquier riesgo de salud por culpa de las altas temperaturas. Por tanto, debes tratar de hacer todo lo posible por evitar el aumento de las temperaturas en el interior del vehículo.