Mujer con una mochila y una maleta caminado por el aeropuerto

El truco para ser el primero en recoger las maletas en el aeropuerto que nunca falla

Disfruta más tiempo de tus vacaciones conociendo este sencillo truco... ¡Ahorrarás tiempo!

Nos pasamos todo el año esperando este momento, y cuando por fin llega... ¡Preparamos las maletas! La época de verano es ideal para desconectar y viajar, aunque también puede convertirse en una verdadera odisea. Por eso, en el artículo de hoy te desvelaremos un secreto que te ayudará a optimizar tu tiempo.

La recogida del equipaje: el momento más temido

Acabas de llegar a tu destino de vacaciones y lo primero que quieres es salir a descubrir mundo. Las horas de vuelo han merecido la pena, ¡porque ya estás ahí! Sin embargo, antes de salir del aeropuerto debes realizar un último trámite.

Quizás es uno de los que te lleve más tiempo del deseado, y es que el desembarque del avión no acaba aquí. En cualquier caso, es necesario armarse de paciencia y esperar, pues el último paso para completar nuestra llegada es recoger las maletas. 

Un control de seguridad con dos personas delante del escáner
En los controles hay que pensar en todos los detalles para ahorrar tiempo | Getty Images

Y sí, todos los viajeros hemos sufrido alguna que otra vez esa tensión de esperar. Cuando te diriges al lugar de recogida y ves que tu maleta no aparece por la cinta, el miedo comienza a apoderarse de ti. Y es algo completamente normal, porque muchas veces nos preguntamos si habrá ocurrido algo.

Lo primero que nos viene a la cabeza es si nuestro equipaje se habrá perdido, o si nos habremos despistado y lo habrá cogido otra persona. Pues bien, existe un sencillo truco que te ahorrará tiempo y además te evitará todas estas preocupaciones.

Así pues, el truco es solicitar la etiqueta de "frágil" cuando vayamos a facturar. Realizando este gesto conseguiremos que nuestras maletas queden clasificadas en un lugar determinado, y por consiguiente las coloquen las últimas en la bodega del avión.

De esta forma, cuando llegues a tu destino serán las primeras que descargarán, y por lo tanto también aparecerán antes en la cinta transportadora. Es una manera muy eficaz de llegar a tu destino cuanto antes y ahorrar tiempo.

▶️ VÍDEO: El consejo de la semana

Otros trucos para optimizar el tiempo

Tanto si acabas de llegar al lugar de destino como si ya estás de vuelta a casa... en ambos casos lo último que deseas es perder tiempo. Pues bien, Thomas Lo Sciuto, un trabajador de facturación y agente de puerta en un aeropuerto de EEUU, explicó otro truco que también puede irnos bien.

Tal y como señalaba Lo Sciuto, además de pedir la etiqueta 'frágil' también podemos optar por realizar el 'chek-in' con una condición: siendo de las últimas personas en realizarlo. De esta forma, nuestras maletas también serán las primeras en descargar después de aterrizar.

La razón se debe a que las maletas siempre se cargan en el carrito de delante hacia atrás, pues es necesario que los carritos delanteros tengan más pero para lograr estabilidad al ser manejados. Siendo el último en hacer el 'check-in', conseguirás que tus maletas estén siempre en el último carrito, que es el primero en salir en aeropuerto del destino.

Mujer durmiendo en el aeropuerto
Realizar el 'chek-in' online es la mejor opción para ahorrar tiempo | Getty Images

En cualquier caso, no viene mal recordar otros trucos que también nos pueden ayudar a ahorrar tiempo en el aeropuerto. Por ejemplo, es aconsejable llegar con suficiente antelación al aeropuerto, así como también llevar ya en mano la documentación necesaria.

Si además queremos pasar cuanto antes el control de seguridad, lo mejor que podemos hacer es revisar previamente nuestros bolsillos y utilizar un calzado fácil de quitar. De esta forma, al no llevar objetos metálicos o prohibidos, pasaremos más rápido y no nos pararán.

Y por último, cuando debamos hacer cola, lo mejor es ser avispados y saber escoger la mejor. En este sentido es conveniente que te fijes en quien tienes delante, ya que las familias que suelen ir con niños pequeños o las personas de edad avanzada suelen tardar más.