Un retrovisor de coche con restos de mosquito en una gasolinera

El truco definitivo para limpiar los mosquitos del coche: rápido y barato

Siguiendo estos sencillos trucos perderás de vista a los mosquitos más molestos

Con la llegada del calor, la presencia de los insectos en la calle es más notable. Lo notamos, sobre todo, a la hora de conducir, porque aparecen donde menos los esperamos.

Es un clásico llegar a tu lugar de destino y encontrarte una gran cantidad de insectos, entre ellos los mosquitos, adheridos en diferentes zonas de tu coche. El problema surge cuando aparecen en zonas como el parabrisas, donde dificultan la visión del conductor. Afortunadamente, existen algunos trucos fáciles y baratos para eliminar estos molestos insectos de tu vehículo.

Trucos para limpiar los mosquitos muertos del coche

Recuerda que para conducir de forma segura, es necesario contar con un campo de visión totalmente libre. Siguiendo estos sencillos trucos sentirás que los mosquitos han dejado de existir. 

1. Limpiar con agua a presión

Seguramente este sea el truco más rápido y práctico. Si dispones de una manguera, podrás hacerlo desde casa. En el caso contrario, deberás acudir a una área de servicio. La mayoría de ellas contienen una serie de lanzas con chorros de agua a presión. Para mayor efectividad, escoge el chorro que también contiene jabón, así también lavarás el coche.

Si quieres que su efecto sea instantáneo, lo mejor es optar por este truco justo después de haber atropellado a los mosquitos. Piensa que con el paso del tiempo se secan y se pegan al cristal. 

Muchos mosquitos pegados a un cristal
Es más difícil eliminar los insectos si llevan tiempo incrustados | Getty Images

Existe una alternativa muy similar y es optar por túneles de lavado con cepillos que expulsan una mezcla de agua y jabón. De esta forma, se daña en menor medida la carrocería del coche y se ahorra mucha más agua. Para incrementar el efecto deseado, puedes prelavar antes las zonas más afectadas por los mosquitos, es decir, la parte frontal: parabrisas y retrovisores. 

MEJOR TRUCO PARA ELIMINAR MANCHAS DEL COLCHÓN➡️

Como es evidente, entre ellas, la zona más afectada es el parabrisas. Utilizando un cepillo sobre él, evitaremos que los mosquitos de allí se muevan a otras zonas del coche. Lo ideal es que el agua esté caliente y los movimientos sean uniformes. Estos últimos deben ser cuidadosos, pues lo último que queremos es dañar la carrocería o su pintura. Además, es bastante común eliminar los restos de sangre de los insectos.

Mano pasando un trapo sobre el parabrisas de un coche
Deberás limpiar con rapidez las zonas más afectadas | Getty Images

Por ello, se recomienda limpiar las zonas afectadas con algún tipo de retal como toallas o trapos. También puedes empaparlos con agua y jabón y dejarlos reposar durante algunas horas. Así conseguirás que la suciedad se ablande.

2. Limpieza en seco

La limpieza en seco es otra alternativa ideal para eliminar mosquitos. En la mayoría de supermercados o gasolineras encontrarás productos destinados específicamente para ello. 

Mano sujetando un spray y un trapo dentro de un coche
Puedes optar por el uso de productos en formato de spray para limpiar en seco | Getty Images

Suelen ser productos líquidos en formato de spray y pueden llegar a costar entre 2 y 20 euros. Aunque cada uno cuenta con sus propias instrucciones, lo normal es que se rocíen para dejarlos actuar. Una vez los insectos están ablandecidos, se pueden retirar con cualquier papel o trapo.

3. Los utensilios de las gasolineras

Si hay dos utensilios que nunca fallan son el cubo y el cepillo de la gasolinera. Es la menos recomendable porque seguramente te lleve más tiempo del necesario, pero si no dispones de otras opciones, es la mejor. No todas las gasolineras cuentan con túneles de lavado, pero sí casi todas tienen cepillos y cubos de agua con jabón.

Lo importante es asegurar una correcta visibilidad a la hora de conducir, así que no dudes por este recurso temporal si es necesario.

Trucos que NO están recomendados

Existe una serie de trucos de carácter popular que no se recomiendan para nada. Entre ellos encontramos el usar trapos sin haberlos humedecido, frotar con un estropajo algunas partes como la luna o usar un periódico. Este último es el más popular, pero los conductos no son conscientes de que la tinta de las páginas puede traspasarse a la carrocería del coche.