Una mujer de pelo rizado cogiendo algo de una nevera llena de productos

El truco para comer sano y barato todos los días de la semana: adelgaza sin esfuerzo

Hay un truco empezar a comer sano y adelgazar, ahorrando al mismo tiempo mucho dinero

Cocinar de forma saludable es uno de los mayores retos a los que nos enfrentamos cuando pensamos en adelgazar. Sin embargo, también es uno de los pilares fundamentales para conseguirlo.

Con el estilo de vida actual, los horarios laborales, así como las prisas, es normal que apenas te apetezca ponerte a cocinar cuando llegas a casa y termines comiendo lo primero que pillas en la despensa. Sin embargo, para no caer en este grave error, Gabriela Uriarte dietista-nutricionista y coach nutricional, da algunas claves perfectas para comer sano mientras ahorras.

El truco consiste en poner en práctica el batch cooking o cocinar por lotes, según su traducción. Si no sabes qué es este método, te contamos todo lo que debes saber para empezar a cocinar de forma diferente.

¿Qué es el batch cooking?

Si aún no has escuchado hablar del batch cooking, debes saber que esta es una de las mejores formas para comer saludable mientras ahorras en la compra. El método consiste en aprovechar los momentos libres, como puede ser el fin de semana, para ponerte a cocinar todos los platos de las comidas que toquen la semana siguiente.

De este modo, estarás mejorando la calidad nutricional de las comidas, ingiriendo comida casera y adelgazando. Además, y esto es muy importante, te ayudará a evitar los productos procesados y ultraprocesados.

Mujer colocando comida en la nevera
El batch cooking consiste en cocinar en un día el menú de toda la semana | Foto: Getty

¿Cómo llevar a cabo este método para comer sano?

A la hora de llevar a cabo esta técnica, también existen algunos consejos que te ayudarán y debes descubrir. Sobre todo, si nunca lo has hecho.

1. Sigue las proporciones del plato de Harvard

En primer lugar, un buen punto de partida es el de calcular las proporciones de cada comida. Para ello, no hay mejor forma de hacerlo que haciendo uso del plato saludable de Harvard.

Es decir, los vegetales deben ser los protagonistas y ocupar la mitad del plato, cosa que se traduce en unos 200 o 250 gramos de estos alimentos.

Diferentes verduras como el brócoli, tomate o apio
Siempre debe haber entre 200 y 250 gramos de vegetales en tu plato | Getty Images

2. Comienza preparando las verduras

Por otra parte, otro consejo a tener en cuenta es que existen cinco formas distintas de cocinar las verduras. Estas son a la sartén, hervidas, crudas, trituradas o asadas.

Ahora que lo sabes, la experta recomienda dejar la verdura siempre preparada, ya que es lo que más tiempo se tarda en cocinar. Así, tus menús siempre tendrán esa parte saludable.

3. Combina las proteínas y las verduras a tu favor

Además de las verduras, otro de los macronutrientes que no pueden faltar son las proteínas. Según la experta, lo mejor es hacerlos de forma distinta, pero conseguir que cada verdura acompañe a su proteína. Como dato, las proteínas más saludables las encontrarás en las legumbres, la carne de ave y en el pescado.

Carne de pollo troceada con un poco de romero en medio
Las legumbres, la carne de ave y el pescado son las mejores proteínas para comer sano | Getty Images

4. Ir a comprar sin hambre te ayuda a adelgazar

Otro truco que te puede ayudar a seguir este método con éxito es el de no ir a hacer la compra cuando tengas hambre. De este modo, no comprarás nada que no tengas apuntado en la lista.

Está demostrado que, cuando vamos hambrientos al supermercado, terminamos comprando alimentos más calóricos e innecesarios, además de procesados.

Beneficios del batch cooking

Llegados a este punto, es también importante hablar de los beneficios del batch cooking, además de ese ahorro de tiempo que te sorprenderá.

1. Consigues comer más sano

Por un lado, llevando a cabo este método conseguirás comer de forma más saludable. Esto, a la larga, se notará en tu cuerpo. Estarás adelgazando mientras comes de todo y sin apenas darte cuenta.

Varios envases y bolsas con verdura y carne en un congelador
Es posible ahorrar mucho dinero sin dejar de comer sano | Getty Images

2. Es una forma de liberar tu mente

Otro de sus beneficios es que se trata de una técnica que libera espacio en tu mente, ya que podrás comer de forma mucho más sana sin tener que pensar de forma constante en la dieta.

3. Ahorrarás dinero a la hora de comprar

Además, uno de los puntos más interesantes es que, al comprar productos frescos y hacerlos de forma casera, tu bolsillo también lo notará. Cada semana comprarás solo lo necesario para llevar a cabo los diferentes menús, por lo que no terminarás llevando a casa nada que no necesites. Comerás sano y estarás ahorrando al mismo tiempo.