grifo sucio

El truco casero para dejar el grifo como nuevo: déjalo brillante en menos de 5 minutos

Es normal que el grifo siempre se ensucie y se manche, sobre todo debido a la acción de la cal del agua. Este truco casero te ayudará a mantenerlo limpio y reluciente

Por muy limpio que uno quiera dejar su hogar, lo cierto es que ciertos "problemas" están fuera de nuestro alcance. Hablamos de la cal, una presencia indeseable en la mayoría de casas.

Con la acumulación de incrustaciones, los accesorios de nuestro hogar pueden empañarse y dejar de funcionar correctamente. Quienes no deseen utilizar antical para sus cocinas, fregaderos o duchas, pueden optar por soluciones naturales.

Incluso si son de acero inoxidable, la grifería de la cocina, el fregadero o el rociador de la ducha pueden acumular cal y presentar antiestéticas manchas. Por fortuna, puedes cuidar los grifos y descalcificarlos con ingredientes bastante comunes.

El truco natural para limpiar grifos

Los grifos pueden perder brillo, aunque lo peor es cuando acumulan una gran cantidad de cal. A veces, incluso si se limpia esta parte del fregadero de la cocina con un limpiador doméstico, siguen quedando residuos de cal.

Se ha demostrado que la presencial de cal en nuestros grifos se traduce en una mayor sequedad en la piel y el cabello, además de un sabor desagradable en el agua. Asimismo, los electrodomésticos se pueden averiar con mayor frecuencia y pueden contener marcas que afean su aspecto. En lugar de usar productos químicos nocivos para el medio ambiente, existen trucos naturales que le evitarán reemplazar un grifo.

Ya sea que se trate de limpiar el grifo de la bañera o las herramientas del baño, toda una gama de mobiliario doméstico puede beneficiarse de los ingredientes naturales. Y por una buena razón, además de ser efectivos para eliminar la suciedad, estos productos son económicos y ecológicos. 

Limpiando la losa
Limpiar el grifo a menudo es fundamental | Getty Images

Algunos productos para limpiar el grifo del fregadero pueden contener una gran cantidad de productos químicos. Estos pueden afectar las vías respiratorias y, por lo tanto, dañar nuestra salud y nuestro planeta. Un argumento de peso para integrar estos consejos en nuestra rutina doméstica.

¿Qué ingredientes necesitamos para limpiar el grifo?

Cuando el grifo de tu baño o cocina tenga incrustaciones o moho, puedes deshacerte de él con ingredientes naturales. Recuerda tomar medidas de protección, es decir, utiliza guantes de látex. Además, deberás protegerte los ojos y los suelos para evitar salpicaduras peligrosas usando este remedio.

Todo lo que necesitarás es:

1. 1/3 taza de bicarbonato de sodio

2. 1 taza de vinagre blanco

3. Jugo de limón, efectivo para eliminar malos olores

4. Un recipiente

5. Un cepillo de cerdas suaves

¿Cómo usar estos ingredientes para limpiar el grifo?

Para que tus grifos brillen con éxito, deberás aplicar bicarbonato de sodio mezclado con unas gotas de limón en el área a tratar. Luego, te tocará verter vinagre blanco sobre ella. Después de esta operación, se produce una reacción química efervescente durante unos 15 segundos.

Una vez transcurrido este tiempo, con un cepillo de cerdas suaves, frota la mezcla. Notarás rápidamente como neutraliza la cal y todas las demás manchas que empañan tu fregadero o grifería de lavabo.

Una mano limpiando con una bayeta un grifo
Con estos productos, el grifo parecerá recién comprado | Getty Images

Si quieres que el resultado sea perfecto, lo único que tienes que hacer es enjuagar y absorber el exceso de agua con un paño de microfibra. Esta elección se debe a que los paños de microfibra son ideales para evitar las rayaduras y para captar todas las bacterias y gérmenes fácilmente.

También puedes usar este método para los cabezales de ducha que hayan acumulado cal. En este caso, lo ideal es dejar actuar la preparación durante una hora antes de cepillar las superficies.

Es importante usar el cepillo con cuidado para no rayar el material de sus grifos. Verás que los resultados son instantáneos y las superficies se vuelven brillantes. Si crees que el resultado no es suficiente, siempre puedes ir intercalando productos como el vinagre blanco, el limón, la sal de boro, el bicarbonato de sodio, el agua oxigenada, etc.