Imagen de archivo de una mujer llamando por teléfono

Llaman 'de tu banco' y te vacían la cuenta: alertan del último timo con el que estafan

Se hacen pasar por tu banco para robarte los datos y el dinero

Las autoridades alertan de un nuevo tipo de estafa. Los delincuentes se hacen pasar por trabajadores del banco y contactarían por teléfono con sus víctimas para que se les facilitara una serie de datos. De esa manera lo tendrían mucho más sencillo para alcanzar su objetivo de robarles el dinero.

Está claro que los timadores cada vez utilizan métodos más sofisticados para apropiarse de lo ajeno. En cualquier caso, al margen del sistema empleado, casi siempre suelen conseguir su objetivo. Recientemente se conocía la detención de cuatro personas que estafaron más de 200 000 euros a través de este procedimiento; en total acumularon 60 delitos.

¿Cómo consiguen robarnos el dinero con una simple llamada?

Los delincuentes no tienen inconveniente en relacionarse con sus propias víctimas. En primer lugar se detecta un claro caso de smishing, en donde se lleva a cabo un envío masivo de mensajes de texto. Les hacen creer que se trata de un mensaje del banco y se les manda un enlace falso simulando que es la banca online.

Las víctimas acaban aportando sus datos pensando que se encuentran en una plataforma real de la entidad. De esta manera tan sencilla los estafadores dispondrán de este contenido de gran valor. En cualquier caso, no siempre en esta primera fase reúnen toda la información que necesitan para vaciar las cuentas.

Una mujer mayor sujetando su iPhone en la mano
Los bancos no llaman a sus clientes para obtener datos privados | Getty Images

La mayoría de los bancos fijan un mecanismo de doble verificación para evitar este tipo de timos. Por lo tanto, remiten una serie de códigos a los teléfonos móviles que solo llegarán a los propietarios de la línea. En vista de esto se ven obligados a dar un paso más en su estrategia.

Los delincuentes se pondrán en contacto telefónico con sus presuntas víctimas haciéndose pasar por agentes del banco. Se les advierte de que están siendo víctimas de una serie de cobros fraudulentos.

Y para que no se vuelvan a repetir les aconsejan que les faciliten una serie de datos. Con toda esta información, los timadores ya tendrán el camino libre para actuar sobre las cuentas de la víctima. Actuarán con rapidez para saquearlas lo más antes posible.

Detalles que pueden hacerte sospechar

Las autoridades advierten que debes desconfiar de las llamadas inesperadas por parte de la entidad financiera. Sobre todo cuando te reclamen datos un tanto delicados como contraseñas, firma electrónica o códigos de confirmación que te lleguen por SMS. 

En ningún banco te pedirán dicho contenido, se tratan de detalles muy confidenciales. Si tienes alguna duda, lo mejor es que te desplaces hasta la oficina más cercana o contactes con tu gestor de confianza. Solo de esa manera podrás aclarar el asunto, y posiblemente descubras que se trata de un engaño.

Si recibes una llamada de estas características, ponte a la defensiva y sospecha. No des ningún dato bancario ni personal. Es importante que tomes las riendas de la situación y les cuelgues la llamada para contactar con el número telefónico del banco de inmediato.

Persona desayunando y revisando su teléfono
Desconfía de teléfonos desconocidos o con prefijos extraños | Getty Images

Así podrás saber si nos encontramos ante una comunicación real o no.

Recomendaciones para no caer en la trampa

Desde la Oficina de Seguridad del Internauta ofrecen una serie de consejos para que no nos estafen y nos vacíen las cuentas. En primer lugar proponen que se verifique la identidad del remitente. Ponte en alerta si se trata de un número desconocido o con un prefijo un tanto extraño. 

Los delincuentes suelen hacer uso de los enlaces fraudulentos a través de email y mensajes de texto. En ningún momento hay que pinchar sobre ellos y procederemos a eliminarlos. De la misma manera, tampoco hay que facilitarles datos personales, y es que, por teléfono, hay que desconfiar siempre de la persona que está al otro lado.