Logo EspanaDiario.tips
Logo EspanaDiario.tips
Logo Messenger Espanadiario.tips
Logo whatsapp
Mujer joven descansada y estirando los brazos después de haber dormido

Quédate dormido en solo 1 minuto con la 'técnica 4-7-8': solo necesitas tumbarte

Si tienes problemas para conciliar el sueño, este truco puede ser muy útil

Tan solo en nuestro país, entre un 25-35% de la población adulta padece problemas de insomnio. De este porcentaje, la mayor parte de la gente lo sufre de forma transitoria, mientras que otro 10-15% lo padece de forma crónica.

En cualquier caso, se trata de una cifra bastante preocupante. Pero no te preocupes, porque si tú también tienes problemas para conciliar el sueño, esto te puede interesar. Vamos a ver a continuación una técnica que podría ser muy útil para combatir este tipo de problemas.

Logo de WhatsAppNOVEDAD WHATSAPP: ¡Pincha aquí para recibir GRATIS los mejores Trucos para Adelgazar y de Belleza en WhatsApp!

El truco para quedarte dormido en menos de un minuto

Cuando hablamos de insomnio, por norma general, hacemos referencia a un trastorno del sueño. Sin embargo, este trastorno es bastante amplio, por lo cual no debemos limitarnos únicamente a una definición. De igual forma, también conviene tener presente que las causas pueden ser varias.

Mujer joven durmiendo profundamente sin luz artificial
Más de 4 millones de españoles padecen problemas de insomnio, según la Sociedad Española de Neurología | Getty Images

Mientras que algunas personas tienen dificultades para conciliar el sueño, a otras les cuesta mantenerlo (es decir, se levantan mucho durante la noche, no pueden volver a dormir...). Sea cual sea la situación, lo que todas tienen en común es que no terminan de descansar como deberían.

Y eso, a la larga, es evidente que termina pasándole factura a nuestro organismo. El sueño, de la misma forma que el simple hecho de comer, es uno de los hábitos indispensables para la supervivencia de cualquier ser humano.

Como podrás deducir, acumular cansancio y fatiga conforme pasa el tiempo tan solo puede traer problemas. Si bien existen casos en los que se hace necesaria una pauta médica de medicación, no está de más conocer primero otras formas naturales de combatir el problema.

Plano general de un dormitorio con una cama granda y cojines
Crear un ambiente relajado en el dormitorio es fundamental para poder descansar mejor | PixaBay

Por esta razón, a continuación queremos hablarte de la técnica 4-7-8. Esta técnica fue diseñada por el doctor Adrew Weil, ya a través de ella consiguió demostrar que es posible quedarse dormir en tan solo 60 segundos. Es muy probable que nunca la hayas escuchado, pero por probarla no pierdes nada.

Así pues, la próxima vez que vayas a dormir y te cueste conciliar el sueño, puedes probar a aplicarla siguiendo tan solo tres pasos. Es importante que estés tumbado y lo más relajado posible, y a continuación, podrás proceder a realizarla.

Tal y como podrás deducir por sus números, se trata de seguir una dinámica muy básica. Una vez estés tumbado, inhala aire por la nariz. Acto seguido, cuenta hasta 4 y aguanta el aire dentro de la nariz durante 7 segundos más. Al finalizar, déjalo salir durante otros 8 segundos.

Otros aspectos que nos pueden ayudar

Como habrás podido observar, la técnica 4-7-8 es realmente fácil, rápida y sencilla de hacer. Puedes probarla y practicarla cada noche, aunque si lo prefieres, tampoco está de más tener en cuenta otras consideraciones para mejorar el sueño.

Por ejemplo, si tenemos problemas de conciliación, podemos empezar estableciendo unas rutinas positivas asociadas al sueño. Esto quiere decir que podemos seguir un ritual a la misma hora antes de irnos a dormir, como por ejemplo darnos una ducha de agua templada.

De esta forma, lo que estaremos consiguiendo es que nuestra mente asocie dos rutinas o hábitos. Así mismo, también es importante que nuestra cama o dormitorio se utilice únicamente para dormir, y no para realizar otras actividades que no estén relacionadas con el descanso.

También podemos crear un ambiente relajado que nos ayude a sentirnos mejor por la noche. Por ejemplo, evitar estímulos como la radio o la televisión puede ayudarnos a conciliar mejor el sueño. Si además regulamos la intensidad de la luz, también nos será más fácil quedarnos dormidos.

Y por último, no te olvides de repasar tus hábitos alimenticios. En muchas ocasiones bebemos o comemos productos que pueden interferir en nuestra calidad de sueño, por tanto, es mejor que optes por aquellos que lo faciliten. Los plátanos, los huevos o la leche, por ejemplo, son ideales.