Gran variedad de frutas y verduras: nueces, tomates, arándanos, aguacates, kiwis y más

El superalimento que siempre tiras a la basura: reduce el colesterol rápidamente

Quizás no lo sepas, pero este alimento puede hacer mucho por ti

Cuando hablamos de un estilo de vida saludable, posiblemente se nos vengan muchas cosas a la cabeza. Sin embargo, el propósito para mantenernos sanos radica principalmente en eliminar factores de riesgo para la salud. Y para conseguir eso, debemos poner en práctica ciertos hábitos.

La alimentación, un hábito imprescindible

Pero no a cualquier precio. Cuando hablamos de un estilo de vida sano en el cual hacemos hincapié en la alimentación, esta debe ser lo más equilibrada y saludable posible. Tenemos que seleccionar los alimentos más beneficiosos para nuestro organismo.

Mujer mayor comiendo saludable
Comer sano es fundamental a cualquier edad | Getty Images

Y es que según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una dieta saludable nos puede ayudar a protegernos de la malnutrición y de otras enfermedades no transmisibles. Es por ello que los hábitos alimenticios sanos se deben inculcar desde los primeros años de vida.

Así pues, es importante la ingesta de alimentos que nos aporten los nutrientes y las vitaminas que nuestro cuerpo necesita. Por esa razón, el consumo de frutas, legumbres, verduras, cereales, carne o pescado es totalmente imprescindible.

La conocida fruta que guarda un secreto que muchos ignoran

Dentro de todos los grupos de alimentos anteriores se encuentra uno que es especialmente beneficioso para la salud, y es el melón. Su consumo es ideal (sobre todo en épocas de verano), debido a la gran cantidad de agua que aporta.

Además es rico en vitaminas A, B, C y E, así como en ácido fólico y fibra. Otros minerales que también están presentes en esta fruta son el calcio, el hierro y el potasio. Como puedes ver, se trata de un alimento muy completo a nivel nutricional.

▶️ VÍDEO: El consejo de la semana

Pero este no es el punto clave de este artículo. El dato que verdaderamente debes conocer se halla en las semillas del melón. Al parecer, se trata de una de las partes más beneficiosas que posee esta fruta, aunque en la mayoría de las ocasiones pasa desapercibida, ya que muchas personas las tiran a la basura.

Las múltiples propiedades de las semillas de melón

El melón es una fruta ideal para mantenernos hidratados, así como para perder peso o ayudarnos a combatir el envejecimiento. Lo mejor de todo es que sus semillas, a diferencia de lo que normalmente se suele pensar, presentan múltiples propiedades. Vamos a verlas a continuación:

1. Ayudan a realizar la digestión

Las semillas del melón, al ser ricas en fibra, son las mejores aliadas para nuestro sistema digestivo. Gracias a sus propiedades pueden ayudarnos a combatir problemas intestinales, como por ejemplo el estreñimiento. Y no solo eso, también son ideales para mejorar el tránsito intestinal. 

La mitad de un melón blanco rodeada de trozos cortados de melón
Las semillas del melón están repletas de fibra y vitaminas | Getty Images

2. Protegen nuestro corazón

Si hay algo que caracteriza a estas semillas es su contenido en ácido linoleico. Este ácido contiene propiedades que pueden ayudar a reducir los niveles de colesterol en sangre, así como determinadas grasas malas. Por eso, su ingesta es ideal para mantener protegido nuestro corazón.

3. Son ricas en vitaminas

Su aporte en vitaminas es una de las cosas más beneficiosas que tienen estas semillas. Dentro de todas ellas se destacan principalmente las vitaminas A, B12, C y D. Las vitaminas son indispensables en nuestro organismo, ya que sin ellas no trabajaría nuestro metabolismo.

4. Reducen algunas enfermedades

Tal y como hemos comentado anteriormente, las semillas de melón contienen un ácido muy importante llamado linoleico. Este ácido graso esencial no solo ayuda a reducir los niveles de colesterol, sino también de los triglicéridos.

Melón
Puedes añadir las semillas a tus ensaladas o batidos | Getty Images

5. Fortalecen nuestro sistema inmune

Y por último, pero no menos importante, estas semillas son ideales para mantener en óptimas condiciones nuestro sistema inmune. Gracias a él, nuestro organismo puede hacer frente y combatir infecciones y enfermedades, así como virus y bacterias que entren en nuestro cuerpo.

Si quieres beneficiarte de todas estas ventajas, prueba a consumir las semillas de melón. Puedes cogerlas y añadirlas en algunos platos como las ensaladas. O si lo prefieres, también las puedes añadir en tus batidos. Sea como sea, sus propiedades te ayudarán a estar mucho más sano/a.