Sopa quemagrasas

La sopa quemagrasas más fácil de preparar para perder peso en tan solo una semana

Si quieres perder peso, no te puedes perder esta receta de sopa quemagrasas ideal para adelgazar fácilmente

Ya sabemos que el exceso de peso ha pasado a convertirse en un problema de salud pública y es un motivo de preocupación para muchos profesionales de la salud. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad es definida como una acumulación muy importante de grasa en el cuerpo. Lo que puede perjudicar la salud en general.

Representa, básicamente, una forma mucho más avanzada de sobrepeso. Esta última es una etapa en la que los efectos nocivos del tejido adiposo (las grasas) en nuestro cuerpo tienden a ser menores. Pero, ¿cuál es el elemento fundamental para el diagnóstico de la obesidad? Sin duda alguna, el índice de masa corporal, también conocido como IMC.

Los mecanismos implicados en la obesidad

El IMC se calcula dividiendo el peso (en kg) por la altura (en m) al cuadrado. La OMS considera que las personas con un IMC ≥ 25 y < 30 tienen sobrepeso, y las que tienen un IMC ≥ 30 son obesas. Pero debemos tener en cuenta algo imprescindible: el IMC es solo un valor indicativo y debe correlacionarse con otros elementos.

NOVEDAD WHATSAPP: ¡Recibe GRATIS las novedades de Mercadona! Pincha aquí para entrar en nuestra comunidad de WhatsApp 

En este sentido, por ejemplo, un argumento adicional a favor de la obesidad es la circunferencia de la cintura, que refleja la acumulación de grasa en las vísceras. Y que, además, es considerada como una de las más peligrosas.

Un hombre con polo azul cogiéndose la grasa de la barriga
El sobrepeso y la obesidad son dos problemas muy recurrentes | Getty Images

Ciertas células, los adipocitos, se encargan de almacenar grasa (lípidos) con vistas a su posterior utilización por el organismo para diversos fines. Sirven, por ejemplo, como una fuente de energía para mantener el calor corporal. Además, también pueden representar un componente esencial de la membrana de las células. 

Cuando la ingesta de grasas es mayor que su uso, su almacenamiento se produce en exceso y aumenta la masa de tejido adiposo. Como indican los expertos, hoy en día sabemos que una dieta desequilibrada, por sí sola, no siempre es capaz de explicar la aparición de la obesidad.

De hecho, el estilo de vida actual, mucho más sedentario, que favorece una menor actividad física, suele estar muy relacionado. ¿Por qué? Muy sencillo: porque se produce una menor movilización de las grasas. Ahora bien, ciertos alimentos nos ayudan a reducir los niveles de grasa, y en este sentido destaca la llamada sopa quemagrasas.

¿Qué es una sopa quemagrasas?

Como de buen seguro sabrás, existen una serie de alimentos, bajos en calorías, que pueden ser tremendamente útiles cuando los incluimos en nuestra dieta de adelgazamiento. Esto se debe a que, por lo general, tienden a ser alimentos que contienen nutrientes que favorecen la pérdida de grasa. Y que, además, están repletos de vitaminas y minerales.

Sopa de verduras
Las sopas quemagrasas nos ayudan a quemar el exceso de lípidos del cuerpo | Getty Images

Eso sí, también es aconsejable mantener una dieta adecuada en todo momento. En este sentido, las elaboraciones de recetas que favorezcan la quema de grasa son de gran utilidad. Un buen ejemplo lo encontramos en las sopas o caldos quemagrasas.

Se trata de recetas elaboradas con hortalizas y verduras frescas, que proporcionan beneficios depurativos y diuréticos. Y estas dos cualidades son muy útiles e interesantes a la hora de adelgazar.

👉🏻 VER EL GRAN ERROR QUE TE IMPIDE ADELGAZAR ➡️

¿Cuál es la mejor sopa quemagrasas para adelgazar? Te descubrimos la receta

Aunque hay infinidad de recetas, a continuación te proponemos una opción deliciosa, ideal para consumir durante un máximo de 7 días.

1. Ingredientes:

- 1 puerro

- 1 zanahoria

- 1 a 2 puñados de espinacas frescas dependiendo del tamaño de las hojas (brotes grandes o jóvenes)

- 1 cebolla

- tomillo fresco

- 1 cm de jengibre fresca

- 1 cm de cúrcuma orgánica

- sal y pimienta

- 1 L de agua filtrada

Curcuma
La cúrcuma es un ingrediente de gran ayuda para perder peso | Getty Images

2. Elaboración

Cortar el puerro blanco en secciones y enjuagar bien. A continuación, debemos raspar la zanahoria orgánica (si no es orgánica, pelarla) y cortarla en rodajas. Seguidamente procedemos a picar la cebolla y enjuagar las hojas de espinaca.

NOVEDAD WHATSAPP: Toca aquí para leer GRATIS tus noticias favoritas sobre PENSIONES y AYUDAS en WhatsApp 

Posteriormente cortaremos ramitas de tomillos fresco, además de un trozo de jengibre y un poco de cúrcuma. A continuación, debemos verter el agua en una cacerola grande y añadir en el interior todos los demás ingredientes, excepto las espinacas.

Sopa quemagrasas con polvo de cúrcuma y jengibre al lado
La sopa se debe consumir preferiblemente caliente | Getty Images

Llegados a este punto, debemos llevar el agua a ebullición, para luego dejar que reduzca a fuego lento y se cocine bien durante alrededor de 10 minutos. Fíjate sobre todo en las zanahorias, ya que deberán estar tiernas en el medio.

Una vez apagado el fuego, debemos agregar las espinacas, y dejar que todo repose durante 2 minutos. A continuación, se deben retirar los pedazos de jengibre y la cúrcuma. La sopa se debe comer preferiblemente caliente.

La clave, como te hemos comentado, está en consumirlo como primer plato cada día. Y, seguidamente, combinarlo con recetas bajas en calorías, preferiblemente de pescado o carne. Y acompañadas de verduras y hortalizas al vapor.