Psicóloga hablando con una paciente y apuntando los hechos en una libreta

Si cumples estos 7 rasgos, lamentamos decirte que eres una persona muy envidiosa

Descubre las claves para identificar cómo es tu comportamiento

Tradicionalmente, la expresión de "tener envidia sana" estaba dotada de un significado aparentemente bueno. Seguro que todos, en mayor o menor medida, habremos escuchado alguna vez esta frase.

Sin embargo, a pesar de que en algunas ocasiones no existan malas intenciones, la envidia no deja de ser un concepto que puede volverse negativo. Por eso, a continuación vamos a desvelarte los siete rasgos más característicos de las personas envidiosas. 

Los rasgos más característicos de las personas envidiosas

A grandes rasgos, podemos decir que las personas envidiosas son aquellas que suelen anhelar lo que otras tienen. Pero ojo, porque esto en principio no tiene por qué ser necesariamente malo.

NOVEDAD WHATSAPP: ¡Recibe GRATIS las últimas novedades de Lidl! ¡Pincha aquí para entrar en nuestra comunidad de WhatsApp! 

Muchas veces podemos tomar como referencia algunos casos para motivarnos e inspirarnos a conseguir también nuestros propósitos. Sin embargo, lo que ya empezaría a ser negativo sería el sentirnos mal por los logros ajenos.

psic
Presentar estos síntomas podría indicarnos que necesitamos ayuda psicológica | Getty Images

Cuando hablamos de sentirnos mal nos estamos refiriendo a todas esas emociones que se nos pueden despertar, tales como la rabia, la ira, el enfado o la frustración. En estos casos, evidentemente, no sería nada positivo.

A nivel psicológico, es posible entender que las personas que presentan rasgos de este tipo podrían tener una autoestima dañada. Esta es la razón por la cual realizan comparaciones de forma constate con los demás.

Es muy probable que en tu círculo familiar y social conozcas a alguien que pueda presentar estas características, e incluso tú mismo podrías llegar a tenerlas. En cualquier caso, lo importante es tomar conciencia y saber identificarlas. Vamos a verlas a continuación:

1. Minimizar los logros

Por norma general, las personas envidiosas suelen mostrar una cierta preocupación por el éxito de los demás. Si cada vez que un familiar, amigo o conocido consigue un logro y tú intentas minimizarlo al máximo, posiblemente tengas algo de lo que reflexionar.

Grupo de amigos delante de una hoguera en la playa
Minimizar logros o criticar constantemente es un indicativo de envidia | Getty Images

2. Criticar constantemente

Otra de las características más habituales de las personas envidiosas son las críticas. Siempre le ven pegas a todo, y cuando hablamos de críticas, nos referimos al sentido más amplio de la palabra: desde el físico de una persona hasta la decoración de su casa.

3. Hablar mal de los demás

Como dice el refrán, lo que dice Pedro de Juan dice más de Pedro que de Juan. Pues con esto viene a ser lo mismo: hablar mal de alguien a sus espaldas es algo que dice mucho de como somos nosotros. Realizar comentarios negativos y menospreciar a otras personas es un reflejo realmente de lo que tenemos dentro de nosotros.

4. Anteponer los fracasos

Si te cuesta alegrarte por las victorias y los logros de los demás, probablemente tengas que realizar un trabajo interno a nivel personal. Alegrarse por los fracasos de la gente que tenemos a nuestro alrededor solo demuestra aspectos negativos de nosotros mismos.

5. Alardear en exceso

Al hilo del punto anterior, tan malo es alegrarse de los fracasos ajenos como alardear en exceso de los propios. Está bien disfrutar y compartir nuestros logros, sin embargo, es posible presumir de ellos sin menospreciar y compararse con los demás.

Pareja enfadada sin mirarse
La envidia también puede afectar a las relaciones interpersonales | Getty Images

6. Ofrecer malos consejos

Algo muy propio de las personas envidiosas es que estas, por norma general, suelen ofrecer malos consejos a los demás. La razón de ello la podemos encontrar, precisamente, en la envidia. Observar la felicidad de los demás es un fracaso para ellas, por lo tanto, la mejor forma de evitarlo es ofreciendo malos consejos.

7. Ser extremadamente competitivo/a

Cierto grado o nivel de competitividad puede llegar a ser realmente beneficioso. Sin embargo, si una persona tiene la necesidad constante de competir y pasar por encima de los demás, probablemente sea una persona envidiosa. Este rasgo también es muy habitual.