Billetes de 50 euros saliendo de un cajero

La Seguridad Social desvela cómo te puedes jubilar sin haber cotizado los últimos años

Esta pensión permite jubilarse sin haber llegado a los años mínimos requeridos

Hasta 6,25 millones de personas en España se han podido beneficiar de las pensiones por jubilación, según los últimos datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social. Millones de personas que, cumpliendo con los requisitos, ya cobran la denominada ‘pensión contributiva de jubilación’.

Para llegar a conseguirla se exige tener cotizados 15 años de trabajo, dos de los cuales haberlos conseguido entre los 15 años previos a la solicitud por jubilación. Sin embargo, no son los únicos requisitos.

En 2022 la edad de jubilación ordinaria se ha fijado en 66 años y dos meses para las personas con menos de 37 años y seis meses cotizados y de 65 años para las que sí lleguen a esa cantidad.

Cómo cobrar la pensión aunque no se cumpla los requisitos

Sin embargo, existe un colectivo de personas que pueden llegar a percibir una pensión por jubilación aún sin cumplir todos estos requisitos. Es lo que la misma jurisprudencia ha nombrado como la ‘doctrina del paréntesis’, y que permite a personas en paro involuntario cobrar una pensión.

Las personas que aún haber cotizado el mínimo legal exigido de (15 años), no hayan cotizado en los últimos 15 años tienen la opción de acogerse a una pensión menos conocida. Esto supone un beneficio para, por ejemplo, parados de larga duración inscritos como demandantes de empleo.

Manos de una persona mayor sujetando una cartera y monedas
Esta pensión beneficia a personas que no han podido trabajar a pesar de su voluntad | Getty Images

Una pensión también dirigida apersonas que, debido a su estado de salud, no han podido renovar como demandante de empleo, a personas con invalidez física o mental, o aquellas que han estado cumpliendo condena.

La ‘trampa’ que el Gobierno te permite hacer para cobrar una pensión antes de tiempo

La pensión no contributiva permite dejar entre paréntesis los años sin cotizar por causas ajenas a la voluntad. De esta manera, solo se tendrán en cuenta los periodos anteriores al momento en que se acabó la obligación de cotizar. El periodo de dos años quedará, entonces, dentro de 15 anteriores a la fecha de obligación de cotizar.

Para optar a este tipo de pensión, el trabajador deberá justificar el motivo por el que no pudo trabajar. Deberá demostrar que, a pesar del interés, por causas ajenas a su voluntad no ha podido desarrollar o encontrar trabajo.

▶️ VÍDEO: El consejo de la semana

Quedan, pues, excluidos de esta pensión todas las personas en situación de incapacidad permanente total que no acrediten cotizaciones y permanezcan inactivos por voluntad propia.

Otra vía para cobrar la pensión no contributiva del Estado es llegar a la edad mínima de jubilación. El IMSERSO explica que también concede “a todos los ciudadanos mayores de 65 años y en estado de necesidad una prestación económica, asistencia médico-farmacéutica gratuita y servicios sociales complementarios”. Todo ello “aunque no se haya cotizado o se haya hecho de forma insuficiente”.

Requisitos para cobrar esta pensión

Esta insuficiencia de cotización no es el único requisito que se pide. Para solicitar la pensión no contributiva cabe reunir una serie de condiciones, que se enumeran a continuación:

- Tener al menos 65 años, la edad ordinaria de jubilación.

- Residir en territorio español y haberlo hecho por un periodo mínimo de 10 años en el periodo que va de los 16 años a la fecha de devengo de la pensión. De esos 10 años, al menos dos deben darse de forma consecutiva y anterior a la solicitud de la pensión.

Dos ancianos practicando deporte
Para cobrar esta desconocida pensión hay que cumplir una serie de requisitos | Getty Images

- Si se vive solo, demostrar unos ingresos anuales inferiores a 5.899,60 euros anuales.

- En caso de formar una unidad de convivencia, las cantidades varían: 10.029,32 euros anuales para dos personas, 14.159,04 para tres personas y 18.288,76 para cuatro o más personas.

- Si entre los habitantes se encuentran padres o hijos, los límites de ingresos aumentan: 25.073,30 euros anuales para dos personas, 35.397,60 euros anuales para tres personas y 45.721,90 euros anuales para cuatro o más personas.

¿Cuánto dinero cubre la pensión no contributiva? 

A pesar de que la cuantía de esta pensión varía según el aumento de la inflación y el IPC, en 2022 tienen una cifra fijada que supone una paga de 421,40 euros mensuales. Estos 5.899,60 euros anuales se aplican con carácter general, sin embargo, según algunos factores, la cuantía varía.

En el caso de las pensiones del 25%, el pensionista percibirá un ingreso de 105,35 euros mensuales y 1.474,90 euros anuales. Sin embargo, si dos beneficiarios coinciden en la misma unidad familiar, la cantidad aumenta a 5.014,66 euros anuales. Si coinciden tres o más beneficiarios, la pensión se fija en 4.719,68 euros anuales.

Dichas cantidades de dinero, se vieron modificadas a mitad de año. Un aumento del 15% en los decretos económicos que aprobó el Gobierno para hacer frente al impacto del conflicto Rusia-Ucrania. Este aumento y, por lo tanto, la cuantía de la pensión no contributiva, durará hasta final de años, cuando se fijarán las nuevas pagas.