Cerezas

El secreto de los reposteros: quítale el hueso a la cereza de forma rápida y fácil

¿Te gustan las cerezas y también cocinar con ellas? Son ideales para postres, pero el hueso interior puede ser un impedimento. Descubre cómo quitarlo fácilmente.

La llegada del verano implica una serie de cambios, entre ellos, las frutas que se consideran de temporada. Por ello, es durante estas fechas el mejor momento para comprar y disfrutar del sabor de las cerezas. Aunque por desgracia, cuentan con un inconveniente difícil de ignorar: el hueso que tienen en su interior.

A diferencia de otras frutas, las cerezas requieren un mayor grado de concentración al ser ingeridas, sobre todo entre los más pequeños.

¿Cuál es el secreto para quitarle el hueso a las cerezas fácilmente?

Es muy común que, al deshuesarlas, las cerezas acaben por romperse. Algo verdaderamente molesto, sobre todo porque puede estropearnos cualquier receta en la que sean los ingredientes principales.

Por fortuna, existe un truco muy sencillo que puede sernos de gran ayuda. Toma nota. Solo necesitamos ayudarnos de una botella y una pajita o caña de plástico (sí, la típica que usamos para beber jugos de frutas y batidos).

Quitando las cerezas
Quitar los huesos de las cerezas es más sencillo de lo que piensas | Getty Images

Debes colocar la cereza en la boca de la botella y con la ayuda de una pajita, presionar la cereza hasta que veamos que el hueso sale por completo, cayendo en el interior.

Mientras que el hueso de la cereza caerá dentro de la botella, la cereza se mantendrá perfectamente entera en la parte superior. Por lo que, a partir de ese momento, podremos usarla en nuestra receta. O comerla directamente sin temor.

Otro truco simple y sencillo

Para este otro truco basta con usar un cuchillo. En este caso, tendremos que hacer un pequeño corte transversal. Y, a partir de ahí, sacar el hueso con la ayuda de la mano.
Eso sí, aunque se trata de otro consejo útil, cuenta con la desventaja de que nos tomará más tiempo. Por lo que, si tienes prisa, lo mejor será optar por el truco de la botella.

Aunque existan algunos trucos más, estos dos son los más efectivos y los que menos tiempo te robarán. Por lo tanto, no dudes en ponerlos en práctica.

Conoce cómo escoger las mejores cerezas y sus beneficios

Si quieres quedarte con las mejores cerezas, elige las más brillantes y firmes. Lo ideal es que contengan un pedúnculo muy verde, no reseco. No confíes demasiado en el color, que cambia mucho según la variedad, para juzgar su madurez. 

Para mantenerlas correctamente deberás saber que, a las cerezas, como a las fresas, no les gusta la nevera. Por lo que no es aconsejable dejarlas ahí más allá de 24 horas.

Grupo de cerezas
Las cerezas aportan muchos beneficios para la salud | Getty Images

Por otro lado, las cerezas cuentan con una larga lista de beneficios. Una de las principales cualidades de este fruto es que están repletos de potasio, lo que les confiere propiedades diuréticas. No en vano, son principalmente los tallos de las cerezas los que se utilizan en infusión por sus propiedades diuréticas. 

También hay que señalar que las cerezas contienen levulosa, por lo que se recomiendan a los diabéticos refractarios a la glucosa. Además, aporta diversas vitaminas necesarias para el correcto funcionamiento del organismo. Por todas estas razones, deberíamos introducirlas en nuestros hábitos alimentarios.

Cómo cocinar las cerezas

En la cocina, las cerezas son un alimento verdaderamente versátil. En algunas ocasiones, se utilizan como condimento y como acompañamiento de preparaciones de foie gras, caza, pato y cerdo...

Conjunto de cerezas en una paella metálica encima de una mesa
Las cerezas son mucho más versátiles de lo que creemos | Getty Images

En repostería se elaboran deliciosas compotas, mermeladas y coulis con ellas. Asimismo, se encuentran en ensaladas de frutas frescas y postres congelados. Al tener un sabor tan dulce y sabroso, puedes incorporarlas en muchas recetas.