Logo EspanaDiario.tips
Logo EspanaDiario.tips
Logo Messenger Espanadiario.tips
Logo whatsapp
Perfil de la entrada de una tienda de Mercadona

Un restaurante español estalla: 'Te comes el pollo de Mercadona en otro lugar'

El establecimiento se ve obligado a dar su versión de una reseña negativa

La hostelería es un sector bastante sensible en determinados aspectos. Sus trabajadores tienen que trabajar de cara al público y no siempre encuentran las mejores formas del otro lado. No quita para que haya veces que el cliente tenga la razón, pero sí que es verdad que el trabajador está más expuesto a situaciones incómodas.

Asimismo, hay herramientas que sirven para valorar los diferentes establecimientos que no siempre los dejan en buen lugar ni son del todo justos. Las conocidas reseñas de internet permiten que los clientes puedan dejar su opinión sobre un negocio para, así, servir de ayuda a otros que aún no lo conozcan.

Logo de WhatsAppNOVEDAD WHATSAPP: ¡Recibe GRATIS las novedades de Mercadona! Pincha aquí para entrar en nuestra comunidad de WhatsApp

Estas, normalmente, se hacen a través del perfil de empresa que los locales tienen en Google. Ahí está la pestaña de reseñas donde cada persona puede verter su opinión apoyándose, si así lo desea, con contenido multimedia. Pero aquí hay un problema. Son libres y nadie controla si lo que se escribe es verdad o mentira.

Por eso mismo, la única posibilidad que tiene el hostelero para defenderse es responder al comentario. Pero para cuando hace eso, la mala reseña ya ha contabilizado para su puntuación y está reflejada en internet. Esto es un problema, ya que no siempre se leen las respuestas del establecimiento para aclarar lo que ha pasado.

Dos personas juntas mirando sus móviles
Los usuarios suelen escribir reseñas para dejar constancia de su experiencia con un negocio | PixaBay

La queja de este cliente enfada al local

Precisamente, esto que te acabamos de contar le pasó a un establecimiento. Un cliente insatisfecho con el trato que había recibido, decidió utilizar las redes sociales para mostrar su descontento. Para ello, no dudó en señalar que la empleada le había tratado de “manera grosera” por algo que él no consideraba que estuviera mal.

Así lo podemos leer en la cuenta de Twitter @soycamarero donde se han colgado las capturas de lo que ha pasado. La publicación cuenta con numerosas reacciones de usuarios que han querido dar su opinión sobre el conflicto que se generó entre el cliente y la empleada.

En su reseña negativa, el cliente explica que no se le había permitido comer comida de fuera del establecimiento. Basa su opinión en que, por el hecho de haber pedido una “cerveza grande y fría” ya estaba haciendo gasto en el local. Por eso mismo, debería tener permitido sacar su propia comida sin problemas.

De esta forma, critica que la empleada haya afeado su conducta alegando que estaba en todo su derecho de hacerlo. El establecimiento, lejos de quedarse callado, ha querido dar su versión de los hechos. Los usuarios de Twitter también han querido dejar reflejada su opinión en el hilo.

El establecimiento da su versión de los hechos

Toda historia tiene dos versiones. En este caso, como ya te hemos dicho, una opinión negativa puede afectar notablemente a un establecimiento. El sistema de reseñas es muy utilizado por aquellas personas que, no conociendo un lugar, quieren leer qué se dice sobre él para ir o no.

Por esta razón, el establecimiento criticado por el cliente ha querido responderle. La respuesta empieza explicando que son un restaurante “y no un parque en el que puedas comer lo que quieras”. Continúa calificando de “mala educación” traer comida de fuera cuando el propio establecimiento la ofrece “a muy buen precio”.

En la parte final, invitan al cliente insatisfecho a que vuelva al local y pruebe la “cantidad de platos que tiene para elegir”. En caso de que siga en su misma línea, le recomiendan que se pida la cerveza “grande y fría para llevar y se coma el pollo de Mercadona en otro lugar”.

Las redes se han volcado con la empleada afeando la conducta del cliente. Por un lado, porque cada local tiene sus propias normas y deben de ser respetadas. Además, comparten la idea de que no es correcto consumir comida de fuera en un establecimiento que la ofrece.