Una persona repostando su coche con una manguera azul

Repsol y Cepsa ya se preparan: la subida que puede llegar a las gasolineras españolas

El precio del gasóleo ha alcanzado los 2,5 euros el litro en Italia y ha desatado el caos

El Gobierno de España aprobó el pasado 27 de diciembre un paquete anticrisis con varias medidas. En el decreto se suprimió la bonificación a los carburantes, y desde el 1 de enero solo existe para transportistas. Hasta entonces, esta bonificación suponía un descuento de 20 céntimos por litro de gasolina y diésel.

Una de las razones que esgrimió el Ejecutivo para eliminar esta ayuda fue la tendencia a la baja del precio de los combustibles. En el pico máximo la gasolina y el diésel llegaron a estar en 2,15 y 2,10 euros/litro respectivamente. A finales de año, los precios habían bajado hasta 1,57 y 1,65.

Pero el nuevo año ha empezado con una tendencia al alza, y España ya mira con preocupación hacia Italia. Allí, los precios se han descontrolado en los últimos días llegando a cifras desorbitadas. Petroleras como Repsol y Cepsa se preparan ya para una eventual subida de los carburantes.

¿Qué está pasando en Italia?

En Italia el precio del gasóleo ha alcanzado los 2,5 euros y ha desatado el caos entre los conductores. De hecho, la mayor asociación de consumidores del país ha presentado un centenar de denuncias ante la justicia. Piden que investiguen inmediatamente la repentina subida del precio de la gasolina.

Una mano agarrando una manguera de gasolina
Subida repentina de los carburantes en estaciones de Italia | Getty Images

El caso más alarmante se ha registrado en el tramo de la autopista entre Roma y Milán, donde la gasolina y el diésel han llegado a 2,392 y 2,479 euros el litro. El pico de esta subida se registró el pasado sábado. En otras partes del país también se han producido subidas por encima de los dos euros.

En Vulcano la gasolina llegó hasta los 2,239 euros por litro, en Cerdeña hasta los 2,087, y en Ischia 2,054. El gasóleo también subió hasta los 2,349 euros por litro en estas regiones del país. La asociación de consumidores lanzó una alerta ante “los precios fuera de control” de los carburantes.

👉🏻 VER LAS 5 NUEVAS AYUDAS QUE BENEFICIARÁN A MILLONES DE FAMILIAS EN ESPAÑA ➡️

Ola de pánico por la subida

Las gasolineras culpan al Gobierno italiano de la subida descontrolada de los precios de los carburantes. El Ejecutivo aprobó una rebaja de los impuestos especiales a la gasolina y el diésel a partir del 1 de enero. Esto, según las gasolineras y los consumidores, habría causado la subida repentina de los precios.

La entidad de consumidores sospecha que la subida puede deberse a una especulación con los precios. Y pide a la fiscalía que lo investigue para evitar cualquier subida injustificada en el precio de los carburantes. El pánico desatado en el país vecino ha llegado también a España.

Los consumidores españoles se preguntan si lo ocurrido en Italia podría también llegar a las gasolineras de España. El problema no es menor, ya que no solo afectaría a la hora de llenar el depósito. Una eventual subida de tal magnitud aumentaría los costes del transporte y subirían los precios de los productos a la venta.

¿Puede ocurrir en España?

No es nada descabellado pensar que lo que está ocurriendo en Italia pueda producirse muy pronto en España. De hecho, la ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha alertado de un freno al descenso del precio de los carburantes. La ministra cree que puede haber repuntes en este mes de enero.

Una gasolinera Repsol con varios coches repostando
Repsol se prepara para una eventual subida de los precios | Europa Press

El fin de la bonificación generalizada de los carburantes puede desencadenar una subida repentina de los precios en las próximas semanas. Así lo ha asegurado la ministra, que sin embargo se ha mostrado optimista de cara a 2023. Su previsión es que siga la tendencia a la baja de la inflación.

De momento, 2023 ha empezado con una clara tendencia al alza del precio de la gasolina y el diésel (1,62 y 1,68 euros el litro). La Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio (CEEES) ha lanzado una alerta. Las previsiones para los próximos meses son muy desalentadoras.