Tuppers de plástico

El producto tóxico que contamina muchos alimentos y piden prohibir ya mismo en España

Se trata de un producto con el que entramos en contacto cada día, sin darnos cuenta

Si miras en tu despensa, o en los armarios de tu cocina, es tremendamente posible que te encuentres infinidad de envases y tuppers de plástico. Desde botellas hasta platos, pasando incluso por cucharas o tenedores. Es muy común que muchos utensilios, herramientas y elementos que tenemos en casa sean de plástico.

Y es que este producto se ha convertido en algo fundamental en nuestro día a día, a pesar de sus negativos efectos medioambientales. Y no solo eso, ya que los productos de plástico que tengas por casa es muy probable que contengan un elemento muy nocivo: el bisfenol A. Se trata de un compuesto orgánico presente en plásticos alimentarios (latas, biberones, etc.), DVDs o ciertos papeles térmicos.

Tuppers
Los envases de plástico juegan un papel fundamental en nuestras vidas | Getty Images

Y es precisamente la presencia de este componente lo que ha hecho saltar las alarmas entre los científicos. El bisfenol A podría tener efectos muy perjudiciales en la salud, por lo que piden su inmediata prohibición en España. A continuación, te contamos más sobre este elemento y los supuestos peligros para la salud. 

¿Qué es exactamente el bisfenol A?

El bisfenol A (BPA) es una sustancia química utilizada principalmente en combinación con otras sustancias para la fabricación de plásticos y resinas. Se utiliza principalmente en el policarbonato, un plástico rígido y transparente de altas prestaciones.

A su vez, el policarbonato se utiliza para fabricar recipientes para alimentos como biberones, platos y recipientes para almacenamiento. Además, también sirve para hacer recubrimientos o películas protectoras que cubren el interior de las latas o tinas destinadas a recibir alimentos y bebidas

El gran problema que lo hace muy peligroso

Hasta aquí todo correcto, si no fuera porque el BPA es capaz de migrar en pequeñas cantidades a alimentos y bebidas almacenados en materiales que contienen esta sustancia. Teniendo en cuenta que cerca de sesenta sectores son usuarios potenciales de bisfenol A en España, el riesgo es más que evidente.

Biberones
La migración del bisfenol a hacia bebidas y alimentos presenta grandes riesgos | Getty Images

En nuestro día a día entramos en contacto con este alimento de forma constante. Por ejemplo, se encuentra en cables, selladores, adhesivos, envases para uso alimentario  o no, ópticas de faros, artículos deportivos, líquidos de frenos. Incluso llega a estar presente en vajillas, recipientes de almacenamiento de alimentos o viejos tipos de biberones.

Peligros y riesgos para la salud del bisfenol A

Algunos estudios han revelado efectos muy negativos del bisfenol A en animales. En concreto, efectos sobre la reproducción, las glándulas mamarias, sobre el metabolismo, el cerebro e incluso sobre el comportamiento. En el caso de los humanos, lo que más preocupa son sus efectos sobre la reproducción, el metabolismo y las enfermedades cardiovasculares.

Estos efectos podrían observarse incluso a niveles bajos de exposición, durante fases sensibles del desarrollo. Debido a ello, se ha recomendado una reducción de la exposición de la población al bisfenol A, en particular mediante su sustitución en materiales destinados a entrar en contacto con alimentos.

Y, particularmente, las poblaciones más sensibles: lactantes, niños pequeños y mujeres embarazadas. También se sospecha que el bisfenol A es un disruptor endocrino, es decir, que altera las funciones del sistema endocrino e induce efectos adversos para la salud.

¿Qué ocurre con el bisfenol A en España?

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha propuesto rebajar la tasa de ingesta diaria tolerable de bisfenol A. Concretamente, desde 4 microgramos por kg/peso corporal (valor actual) a 0,04 nanogramos por kg de peso corporal por día.

De hecho, mientras que en Europa, en el año 2020, se retiraron los tickets de caja términos, dos años antes se prohibió el uso del bisfenol A en cualquier envase alimentario para niños pequeños (de 0 a 3 años).

Tupper con pepino, tomates y pasta integral
La conservación de los alimentos en envases de plástico es una práctica muy común | Getty Images

Pero, de acuerdo a los expertos, esta medida es en realidad corta, ya que ignora a las mujeres embarazadas. Por tanto, sería necesario prohibir el empleo del bisfenol A en los envases alimentarios por completo, mediante la aplicación de un “principio de precaución”.

En este sentido, ya en 2013 los diputados del PSOE José Luis Ávalos y María Luisa Carcedo presentaron una proposición de ley. Y estaba a favor de “extender la prohibición” del uso de este elemento a cualquier tipo de envase de alimentos. Eso sí, por el momento, solo queda decir eso de “el tiempo dirá”, porque aún no hay ninguna medida tomada al respecto.