Conjunto de alimentos: jamón, pan, aceite, tomate y ajos

El producto con más calorías que podemos comprar en España está en tu cocina

Casi cada día usas el producto con más calorías que puedes comprar

Normalmente, cuando pensamos en un producto muy calórico, nos vienen muchos alimentos a la cabeza. En la gran mayoría, se suelen tratar de ultraprocesados  como la bollería industrial, las comidas de diferentes restaurantes de comida rápida, etc.

Hoy en día es bien sabido que la ingesta de calorías se debe controlar. Si a nuestro cuerpo le damos muchas calorías más de las que realmente necesita, lo que conseguiremos es aumentar  de peso. Pero, ¿cómo te quedas si te decimos que el producto más calórico de España se encuentra en tu cocina ahora mismo?

El producto con más calorías el mundo que tienes en la cocina

Aunque parezca una locura, el producto más calórico del mundo lo podemos encontrar en absolutamente todas las cocinas de España. Se trata del aceite, en todas sus variantes. Ya sea aceite de oliva, de girasol, de coco, de aguacate, etc.

Si estos están compuestos en un 100% de aceite, se considera el alimento más calórico  que existe en el mundo. De todas formas, por más que sea el más calórico, no significa que no sea saludable. Es importante hacer este matiz, debido a que los expertos siguen recomendando el consumo de este alimento.

Las grasas, el macronutriente con más calorías

Las grasas  son, sin duda, el nutriente con más calorías. Para ser precisos, 1  gramo de grasa contiene 9 kilocalorías. Para compararlo con otros nutrientes, es importante ver que los carbohidratos y las proteínas tienen 4 kilocalorías por cada gramo.

Por tanto, si un alimento está compuesto al 100% de grasas, es evidente que será el más calórico. Esto es lo que le pasa al aceite. Aun así, no todo es cuestión de calorías.

Pérdida de peso como síntoma de diabetes
Se deben moderar las grasas para gozar de buena salud   | Getty Images

Las proporciones también importan

Una buena ración de patatas frita, contiene unas 500 calorías. Los aceites, en cambio, superan las  900 calorías  por cada 100 gramos. Esta diferencia de 400 calorías es muy evidente, pero claro está que estos dos alimentos no los consumimos de la misma manera.

Superar la ración de 100 gramos de comida basura, como las patatas, es muy fácil. Una bolsa de patatas suele pesar de media unos 130 gramos, por lo que esa misma bolsa ya supera esas calorías. Sin embargo, es muy complicado llegar a estas cantidades  con el aceite.

Ensalada con lechuga, queso, tomate, aceitunas y aceite
La porción de aceite es reducida | Getty Images

En su gran mayoría, se usa para aliñar una ensalada, para poner en una tostada o como mucho para freír.

Los tipos de aceites

Otro factor importante es considerar que aceites son los más calóricos. Como hemos destacado antes, hay muchas variedades  de aceites y, aunque todos son muy calóricos, hay algunas opciones que son mejores que otras.

Esta diferencia se debe a que hay varios tipos  de grasas, de las cuales algunas es mejor evitar. Por ejemplo, debemos moderar mucho el consumo de grasas saturadas  porque se relacionan con niveles de colesterol malo elevados y obesidad.

1. Aceite de oliva

Un vaso lleno de aceite amarillo junto a aceitunas verdes
El aceite de orujo de oliva es ideal para freír | Getty Images

En España es el más común, exactamente se consumen por persona 11,5 litros anuales. Dentro de esta categoría hay diferentes opciones, pero siempre se recomienda usar el aceite de oliva virgen extra. Es el que aporta mejores nutrientes y es el más recomendado por los expertos.

2. Aceite de girasol

Es otro de los aceites más clásicos y se obtiene prensando las semillas del girasol. Como es uno de los aceites más baratos  en los supermercados españoles, es el que se usa principalmente para las frituras. De todas formas, aunque sus grasas son monoinsaturada y poliinsaturadas, se sigue recomendando más el aceite de oliva.

Aceite de girasol rodeado de flores y pilas sobre una mesa de madera
El aceite de girasol se usa principalmente para freír | Getty Images

3. Aceite de aguacate

En estos últimos años se ha puesto muy de moda. Tiene 66.7 gramos de grasas monoinsaturadas y solo 13.3 gramos de grasas saturadas. Sus ácidos grasos son parecidos al del aceite de oliva y tiene muchos beneficios para la salud  si se consume con moderación.

También tenemos otras opciones como el aceite de coco o el de palma, pero son aceites con alto contenido en grasas saturadas. Por esta razón no se recomienda su consumo de forma habitual.