Mesa con café, zumo de naranja, naranjas, fresas y bollería

El conocido producto que falta en los desayunos de España y previene un temido cáncer

El desayuno debe ser nutritivo y saludable. Pero, ¿qué alimentos debemos incluir y no estaría presente casi siempre?

La mayoría de nosotros probablemente hemos escuchado que el desayuno es la comida más importante del día. Son varios los estudios que avalan su impacto positivo sobre nuestra rutina diaria.

Sin embargo, la verdadera importancia de los desayunos reside en los alimentos que incluimos en esta comida, es decir, no basta con desayunar cualquier cosa. Por ello, os hablaremos de un producto que todos deberíamos tener presente.

No todo el mundo todos los días (y no pasa nada)

El desayuno se considera la primera comida del día que se come por la mañana. Sin embargo, desayunar es una rutina individual que puede no ser adecuada para todos. Algunas personas no tienen tiempo, por eso comen cuando llegan a la escuela o al trabajo. 

Y otros posponen la primera comida del día hasta el almuerzo porque no pueden soportar la idea de comer justo después de despertarse. Los niños y jóvenes menores de 18 años, las personas muy activas en la vida cotidiana y las personas con bajo peso no deben saltarse el desayuno.

Comiendo fruta
Desayunar correctamente es esencial para afrontar la jornada de forma productiva | Getty Images

Los niños y jóvenes necesitan esta comida nutritiva, especialmente porque todavía están en la fase de crecimiento y están en constante desarrollo. Por eso, necesitan toda la energía que les ayude a concentrarse en la escuela.

Las personas activas necesitan mucha energía en sus quehaceres diarios, dado que consumen mucho más combustible que las personas menos activas, para que el cuerpo pueda mantenerse al día.

¿Cuál es el alimento que faltaría en nuestros desayunos cada mañana?

La fibra es considerado como uno de los componentes estrella de nuestra alimentación, ya que no solo ayudaría a reducir o tratar el estreñimiento. Un nuevo estudio llevado a cabo por científicos del Departamento de Microbiología de la Universidad de Duke, y publicado en Microbione lo demuestra.

Y es que la fibra ayudaría a reducir el riesgo de cáncer de colon. Y, según descubrieron, es mucho mejor consumir cualquier tipo de fibra que nada (o poco). Según la investigación, esta sustancia permite que se produzcan ácidos grasos que permiten proteger al organismo de afecciones digestivas, como puede ser el cáncer de colorrectal.

Pero, ¿qué cantidad deberíamos consumir para disfrutar de sus cualidades protectoras? En realidad, es preferible aumentar el consumo de frutas, verduras y cereales integrales, lo que ayudará positivamente a cubrir las necesidades diarias de fibra recomendadas.

Entre algunos de los alimentos con más fibra encontramos la lechuga, las acelgas, las zanahorias crudas o las espinacas, entre otros. Al haber tantos alimentos con fibra, podrás incluirlos en tu dieta de forma muy variada.

Pan de calabaza
Podemos encontrar fibra en un gran número de ingredientes, entre ellos, el pan integral | Getty Images

¿Cómo debe ser un buen desayuno?

Todos debemos comenzar bien el día comiendo alimentos nutritivos y saludables. Y esto implica, además, comer con regularidad y de diferentes alimentos. Mucha gente prefiere el pan o los cereales para desayunar, porque no son muy complicados de preparar. 

Para otros, puede ser difícil decidir qué comer, y la decisión puede ser más fácil si se prepara el desayuno la noche anterior. La avena, por ejemplo, es una opción muy interesante, porque contiene carbohidratos complejos y muchos nutrientes. Además, es muy fácil de preparar y no te robará mucho tiempo por las mañanas.

Lo mismo ocurre con el pan integral, y justamente con este, estaríamos consumiendo la fibra que tanto necesitamos. Por otro lado, los huevos también son opciones interesantes. Sin embargo, puedes ser considerados algo pesadas por algunas personas. Por lo tanto, se recomienda apostar por otros alimentos como los yogures o las frutas.

Lo importante de tu desayuno es que responda a una dieta variada y saludable, por lo que puedes escoger entre aquellos que más te gusten, siempre y cuando su valor nutricional sea beneficioso para tu organismo.