Reina Sofía

El popular alimento que doña Sofía casi nunca come: el secreto de su eterna juventud

Su energía y vitalidad hacen que muchos se cuestionen cuál es su secreto

Nadie diría que Doña Sofía acaba de cumplir ochenta y tres años. Lejos de aparentar las dificultades propias de esa edad, su energía y vitalidad hacen que olvidemos ese número completamente. Estuvo presente en varios actos, y en cada uno de ellos sembraba la duda allá por donde pasaba.

La eterna juventud de Doña Sofía

Y es que, con cada una de sus apariciones, la actual reina emérita de España brilla por su buen estado físico. Una realidad que difiere mucho de la de su marido, el rey Juan Carlos I, que desde hace muchos años arrastra problema tras problema.

La Reina Sofía de Grecia y Dinamarca
La reina Sofía siempre destaca por su aspecto físico | GTRES

Podríamos pensar que el buen estado físico, y también de apariencia, de la monarca española se debe a operaciones de todo tipo. Pero la realidad es mucho más compleja; Sofía se cuida, sí, y seguramente tiene sus rutinas de belleza más que consolidadas. Pero la alimentación, el ejercicio y, probablemente, la genética juegan un rol fundamental. 

Sea como sea, igual que ocurre con la actual reina de España, Letizia, cada vez más personas se preguntan cuál es el secreto de Sofía. No podemos ignorar que hablamos de la monarca que ha marcado generaciones enteras de españoles y españolas, por lo que su influencia sigue siendo muy grande. Ahora, los expertos nos dan algunas de las posibles claves del buen estado físico de Sofía de Grecia. 

¿Cuál es el alimento que casi nunca come Sofía?

Doña Sofía siempre ha sido una mujer caracterizada por su aspecto físico, su vitalidad y su compromiso con el medio ambiente y los animales. Tras el fallecimiento de su padre a causa de un cáncer de estómago, en 1964, Doña Sofía empezó a tomar ciertas decisiones que han ido repercutiendo en su estado de salud.

Así pues, a raíz de tan traumático acontecimiento, optó por cuidar más su alimentación y reducir las carnes rojas y grasosas. De hecho, son estas últimas el alimento que casi nunca come. Una decisión más que inteligente si tenemos en cuenta que este tipo de alimentos pueden ser perjudiciales para nuestro organismo a largo plazo.

Primer plano de un filete de carne roja
El consumo de carne roja está asociado a algunos tipos de cáncer | Getty Images

Desde ese momento, decidió empezar a consumir una dieta casi vegetariana y ovolactovegetariana, donde los alimentos protagonistas son los huevos, el pescado, los lácteos y los vegetales (verduras, frutas, legumbres...). Eso sí, el chocolate sigue siendo su mayor perdición.

Un dato muy curioso es que cuando viaja en AVE o avión, Doña Sofía siempre pide el menú vegetariano. No obstante, en alguna ocasión ha señalado que la dieta Mediterránea también está presente en su día a día, y que consume aceite de oliva, lechugas y ensaladas.

Además también existe un vínculo culinario que une a Doña Sofía y Doña Letizia. Se trata nada más y nada menos que los dos platos favoritos de ambas, que son la menestra y la quinoa.

Sin embargo, hay ciertos hábitos que no están presentes en ninguna de las dos, como por ejemplo el consumo de alcohol. En este caso, los zumos naturales y el agua son los perfectos sustitutos.

La actividad física, muy presente en la vida de la monarca

Pero como todo en esta vida, la salud no solo se reduce a un único ámbito. La actividad física y siempre ha estado presente en su día, en cierta manera. Doña Sofía nunca ha sido especialmente fanática de los deportes, pero eso no ha sido motivo para que no los realizase.

LA REINA DOÑA SOFIA Y LA PRINCESA LETIZIA ACUDIERON AL RASTRILLO NUEVO FUTURO
Las dos reinas comparten algunos gustos muy concretos | Europa Press

Desde bien joven ya la podíamos ver en el equipo griego de vela, y en otras ocasiones también se ha dejado ver practicando esquí, hípica o tenis. También se ha llegado a interesar por el Pilates, una modalidad de entrenamiento que sin duda le ha venido fenomenal.

Como podemos ver, son muchos los factores que inciden en que luzca enérgica y con tanto entusiasmo. Ahora bien, lo que está claro es que la alimentación y la práctica de ejercicio han sido dos pilares fundamentales en su cuidado y bienestar.