Vista de un fregadero con varios utensilios de cocina, la vitrocerámica y fruta en el fondo

La planta 'mágica' que tienes en tu cocina: reduce el colesterol y la inflamación

Este ingrediente típico de la dieta mediterránea tiene incontables beneficios para la salud

Si por algo destaca la dieta mediterránea es por contar con diversos alimentos imprescindibles para la salud. La hoja de laurel, por ejemplo, es uno de ellos. Además de por encontrarse en el interior de todas las cocinas, esta planta destaca por su larga historia.

Usada tanto en recetas tradicionales como modernas, sin duda se trata de una de las grandes conocidas en gastronomía. Aporta un sabor clave y distintivo y, ahora, sabemos que también muchos beneficios. ¡Descubre por qué es tan beneficiosa la hoja de laurel y cómo puedes sacarle el máximo provecho!

¿Cómo usar la hoja de laurel en la cocina?

Gracias a su exquisito sabor, la hoja de laurel se ha usado para agregar un toque extra a cualquier tipo de platos, tanto de carne, como de pescado, así como sopas. Con el objetivo de aprovechar todas las características que ofrece esta planta, lo más común es agregar la hoja entera durante la cocción.

De este modo, combina muy bien con el resto de los ingredientes de la receta. Sin embargo, se trata de una planta muy versátil, por lo que también se puede consumir de otras formas.

Varias hojas de laurel en un bol de madera
El laurel cuenta con múltiples propiedades y se puede usar de muchas formas | Getty Images

Infusión de laurel, una opción poco conocida

La infusión es otra de las maneras en las que podemos aprovechar todos los beneficios de esta especia. Para prepararla, se deben utilizar hojas de laurel perennes y dulces, que tienen un 2% de aceite esencial.

Su composición principal es cineol y eugenol. Es muy habitual emplearla entera, pero ahora también se puede conseguir en forma de polvo. Gracias a sus valores nutricionales, será el complemento ideal para nuestra salud.

Valores nutricionales del laurel

Cuando decimos que los beneficios que nos aporta el laurel van más allá del sabor, no exageramos. Para que te hagas una idea, 100 gramos de laurel contiene 313 calorías. Además, tienen 7,6 gramos de proteína, 5,4 de agua, 26 de fibra y 75 de carbohidratos.

De sus 8,4 gramos de grasa, 1,1 son ácidos grasos omega-3. En cuanto a sus vitaminas, destacan la A, la B6 o la C.

También la riboflavina, tiamina, niacina y el folato. Sus minerales más comunes son el sodio, el calcio, fósforo, hierro o magnesio, entre otros.

Beneficios para la salud del consumo de laurel

Gracias a estos valores nutricionales de excepción, la hoja de laurel cuenta con innumerables beneficios para el organismo.

1. Mejora la digestión

Cuando se toma el laurel en forma de infusión, esta mejora de la digestión se multiplica. Esto está relacionado de forma directa con dos de sus compuestos principales: el eugenol y el cineol.

Una taza de té sobre una mesa de madera y macetas detrás
El té de laurel ayuda a mejorar la digestión | Getty Images

Se trata de los mejores compañeros a la hora de prevenir la acidez y, además, también evitan los gases. Por otro lado, contiene enzimas que contribuyen a la descomposición de las proteínas. Es decir, los alimentos se procesan antes.

2. Previene la diabetes del tipo 2

El consumo de laurel también previene la diabetes del tipo 2 gracias a su contenido en polifenoles, de vitaminas del grupo B y de zinc. De acuerdo con el estudio publicado en el Journal of Clinical Biochemistry and Nutrition, consumir entre uno y tres gramos de hoja de laurel al día puede tener varios efectos.

Entre ellos, destacan la reducción en los niveles de glucosa, del colesterol y los triglicéridos. Sobre todo, en pacientes con diabetes del tipo 2.

3. Refuerza el sistema inmunológico

Otra de las características de la hoja de laurel es que cuenta con alto contenido en vitaminas A, B y C. Estas son imprescindibles para el sistema inmunológico, y sus propiedades antioxidantes refuerzan a las defensas. Además, a todo ello se le une la presencia de eugenol, que fortalece el sistema inmune en su conjunto.

Montón de hojas secas de laurel de color verde
El laurel también es útil para reforzar nuestras defensas | Getty Images

4. Reduce las inflamaciones

Debido a la presencia de eugenol, otra propiedad de la hoja de laurel es que es antiinflamatoria. Por ello, al consumirla de forma diaria, se puede actuar contra la inflamación y tensión muscular. Además, el efecto antiinflamatorio se notará sobre todo en las articulaciones.

Por último, al contar con propiedades vasoconstrictoras, funciona para regular la circulación, y también es útil a la hora de acabar con migrañas leves y cefaleas. Como ves, la hoja de laurel es una especia que siempre tienes en casa y  te puede ayudar a mejorar tu salud. Inclúyela en tus comidas y consúmela en forma de infusión para notar los resultados.