Un hombre contando dinero con la cartera vacía junto a billetes y monedas

Petición de la Agencia Tributaria a todos los contribuyentes antes de que sea tarde

La Agencia Tributaria hace una advertencia a los ciudadanos con vistas a 2023

La Agencia Tributaria pone en alerta a los contribuyentes. En 2023 se llevarán a cabo una serie de reformas que afectarán a los ciudadanos y quieren que estén preparados para cuando llegue ese momento. De lo contrario, podrían enfrentarse a serios contratiempos.

La intención es modificar el método a través del cual se mandan las notificaciones. Hasta la fecha se empleaba la Dirección Electrónica Habilitada (DEH). En este formato digital se encuadraban tanto empresas como ciudadanos registrados voluntariamente.

Era el sistema escogido para que las distintas administraciones les hicieran llegar las comunicaciones de su interés o en las que estuvieran implicados. Estas vías digitales suponían una clara evolución respecto a los formatos anteriores, como era los certificados postales que se recibían en las casas.

Al parecer, la DEH también tiene los días contados, recoge el portal Noticias trabajo. Será reemplazada por la Dirección Electrónica Habilitada única (DEHú) y será ahí donde recibamos las notificaciones digitales. El proceso se cambiará con la entrada del nuevo año.

¿Qué supone la DEHú?

Aseguran que con la DEHú se llevará a cabo una renovación, aunque tampoco hay previsión de que se realicen demasiados cambios. Creen que es más una evolución del DEH, que en principio no consiguió cumplir el cometido que se le encargó. Habrá un servicio muy parecido, pero con más prestaciones.

Un hombre haciendo la declaración de la Renta en una sede de Hacienda con el logo azul
La Agencia Tributaria apuesta por un nuevo canal de comunicación | Europa Press

Principalmente porque entrarán en escena más administraciones. Serán más organizaciones las que puedan remitir a los ciudadanos y empresas sus comunicaciones. Así se conseguirá reducir el número de sistemas y sedes electrónicas, que implica, por lo tanto, un importante avance en cuanto a optimización de recursos.

¿Es preciso darse de alta en la DEHú?

En principio es obligatorio darse de alta en la DEHú. Durante un periodo, Hacienda continuará enviando sus notificaciones electrónicas por medio de los dos sistemas. Se producirá una fase de transición para facilitar el relevo entre ambos métodos.

Sin embargo, ya se han encargado de confirmar que el cambio se llevará a cabo con el comienzo del nuevo año. Únicamente se mantendrá en funcionamiento la DEHú, que será el único canal de comunicación en 2023. A través de él, tanto compañías como ciudadanos deberían de recibir las distintas comunicaciones oficiales.

¿Cómo darse de alta?

El proceso de alta en este sistema de la administración resulta de lo más sencillo y apenas nos llevará unos pocos minutos. Hay que contar con el sistema Cl@ve o certificado electrónico. Será preciso elegir las administraciones de las que queremos recibir los avisos.

Desde la Agencia Tributaria emiten una recomendación antes de efectuar el cambio. Lo adecuado sería hacer una copia de seguridad de las distintas notificaciones que haya guardadas en el anterior sistema.

Además, disponen de un servicio de descarga masiva de las distintas comunicaciones recepcionadas y guardadas. Por lo general se traspasan de manera automática de un sistema a otro, pero siempre conviene ser previsores.

Usando el móvil
Darse de alta nos permitirá agilizar mucho los trámites con la Administración | Getty Images

Y es que en algún momento se puede producir una anomalía. También inciden en la necesidad de confirmar la dirección de correo electrónico, ya que será el sitio donde se reciban dichos comunicados de la DEHú.

Se abre una ventana de posibilidades

En el caso de que no nos demos de alta, será la propia administración la que se ocupe de realizarlo de oficio. Sería la forma de hacerles llegar a los ciudadanos o empresas las notificaciones. Y así, además, podrán empezar a contar los plazos a efectos legales.

Conviene estar muy atento a estas modificaciones que introduce la Agencia Tributaria. Este nuevo canal servirá para otras muchas más entidades como puede ser la Dirección General de Tráfico (DGT).

Usarán esa vía para trasladar las multas, por ejemplo. El correo postal, por lo tanto, dejaría de utilizarse para estas comunicaciones.