Envase de cristal con pepinillos en vinagre

Mucho cuidado con comer pepinillos en vinagre: una mujer casi pierde la vida

Un consumo excesivo de pepinillos en vinagre puede resultar letal en algunos casos

Abusar de cualquier producto nunca es bueno, ni siquiera con aquellos que, a priori, nos puedan parecer buenos. Es la lección que ha aprendido una mujer tras estar a punto de perder la vida por una comida aparentemente banal. No, no hablamos de que la protagonista de la historia se haya dado ningún atracón de comida, ni que haya bebido algo raro.

En su caso, casi muere tras comer unos simples pepinillos en vinagre. Se trata de un producto muy común también en España, pero que los expertos advierten de que se debe consumir con moderación. En caso contrario, nos exponemos a todo tipo de riesgos, algunos de los cuales pueden llegar a ser letales...

El peligro de una ingesta excesiva de pepinillos

Aunque el consumo habitual de pepinillos no suponga un peligro, sí lo supone comer cantidades excesivas en poco tiempo. Muchas personas cometen el error de creer que abusar de un alimento natural no puede tener consecuencias desastrosas. Por desgracia, abusar de cualquier tipo de alimento, sea considerado "sano" o no, es perjudicial para la salud.

Un consumo excesivo de pepinillos tiene consecuencias a corto plazo, pues los primeros síntomas se desarrollan en las primeras horas. Entre los más generalizados se encuentran los vómitos, las nauseas y el dolor intenso de cabeza. Eso, al menos, lo experimentó una youtuber americana de 33 años, quien decidió grabarse mientras ingería 5 kilos de pepinillos en vinagre.

Recipiente con pepinillos visto de cerca
Un consumo de limitado de pepinillos sí es recomendable | Getty Images

En este caso, el verdadero problema es la enorme cantidad de sal que la mujer acabó ingeriendo. Los pepinillos son uno de los alimentos más salados, por lo que se genera más sodio en nuestro organismo al consumirlos. Para entender mejor las referencias, es necesario conocer que la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja una ingesta de 5 gramos diarios de sal.

Pero con el consumo de tan solo 100 gramos de pepinillos, se ingiere 23 gramos de sal. Es decir, la youtuber comiendo tan solo un kilo introdujo en su organismo 230 gramos de sodio.

Por ello, tuvo que ser hospitalizada de urgencia. Un consumo tan elevado de sal se traduce en una cantidad excesiva de sodio en el estómago que el cuerpo regula enviándole el agua de los otros órganos. Como consecuencia, el cerebro de la mujer dejó de funcionar correctamente, mientras sufría un fallo multiorgánico. Por suerte, los médicos pudieron salvarle la vida mediante tratamientos con líquidos y electrolitos.

Contraindicaciones de consumir demasiada sal

Para muchos, la presencia de la sal es incuestionable en sus platos. El problema aparece cuando se recurre a este producto desmesuradamente, poniendo en peligro nuestra salud.

Sal
Un consumo exagerado de sal puede provocar la muerte | Getty Images

Se ha demostrado que consumir demasiada puede aumentar el riesgo de padecer afecciones cardiovasculares, de retener líquidos o de sufrir una reducción de calcio. Además, los alimentos ricos en sodio pueden desestabilizar el equilibro de nuestro aparato digestivo, porque el sodio puede rasgar las paredes mucosas del estómago.

Para evitar sufrir algunas de las consecuencias, debes estar alerta a no sobrepasar la dosis recomendada por los especialistas. Recuerda que en esos 5 gramos se incluye la sal que ya contienen los alimentos.

Para controlar mejor las cantidades, es necesario diferenciar entre la sal "invisible" y la sal "visible" y conocer hasta qué punto están presentes. La primera es la que ya contienen los alimentos de forma natural, mientras que la segunda es aquella que se añade mientras cocinas o condimentas los alimentos.

Varios pepinos enteros junto a un pepino cortado en rodajas
Para no ingerir mucha sal, siempre se puede optar por comer un pepino fresco | Getty Images

Mukbang, el fenómeno que casi acaba con la youtuber

El mukbang es un tipo de entretenimiento llevado a cabo por algunos creadores de contenido. Consiste en grabarse a uno mismo mientras ingiere comida, y aunque lo normal sea interactuar con la audiencia, hay quienes optar por hacerlo en silencio. Así consiguen, también, el efecto ASMR. Algunos optan por frutas y vegetales, otros consumen grandes porciones de alimentos como pizzas, hamburguesas, pasta...

Puede parecer una forma más de entretener, pero hay quienes deciden llevarlo al extremo comiendo cantidades ingentes de comida. Creando no solo así un efecto negativo sobre su propio cuerpo, sino también en el de los espectadores.

Para muchos resulta una práctica incómoda de observar, pero otros disfrutan y son consumidores habituales de este tipo de contenido. La razón, según algunos especialistas, se debe a que el espectador puede satisfacer sus deseos a través de otros y sin sufrir las consecuencias negativas.

Pese a la falta de información sobre el tema, se cree que este tipo de contenido podría estar relacionado con la aparición de trastornos de la conducta alimentaria (TCA). Algo que puede afectar a quien produce este tipo de vídeos y a quien los observa.