Primer plano de la picadura de una medusa en un brazo

Lo primero que debes hacer si te pica una medusa sin salir de la playa

Aunque en la mayoría de ocasiones estas picaduras no son peligrosas, conviene tratarlas cuanto antes

Llega el verano, el buen clima y las altas temperaturas. Para muchos estos factores se unen al inicio de sus vacaciones, y entre todos los planes que se pueden realizar, el más codiciado es ir a la playa. Pero debemos ser cautelosos, porque la playa no es un lugar que esté libre de peligros.

La medusa, el animal más temido en verano

Este animal marino es uno de los que gozan de peor fama. Y no es para menos, ya que puede llegar a ocasionarnos algún que otro dolor de cabeza. Con la llegada de las altas temperaturas, es muy habitual que las veamos en muchas costas de nuestro país.

Una medusa varando en la orilla con arena debajo
Es muy habitual ver medusas en la playa durante la época de verano | Getty Images

Las medusas, de forma general, no presentan un peligro para las personas. Ahora bien, esto no quiere decir que si nos encontramos con alguna no debamos hacer nada. Estos organismos presentan unos tentáculos que podrían hacernos pasar un mal rato.

Sus células urticantes, llamadas tambiéncnidocistos, contienen un veneno que se inocula en cualquier presa a la que ataca. Es por eso que si cualquier persona entra en contacto con ellas, lo más probable es que estas células se 'disparen' y nos acaben picando.

¿Qué síntomas presenta una picadura de medusa?

Por normal general las picaduras de medusa no suelen representar un problema de gravedad. Es evidente que depende de donde nos bañemos (además de otros factores) habrá más medusas o menos. En cualquier caso, debes estar alerta si presentas algún síntoma que te haga sospechar.

Por ejemplo, las molestias más comunes tras la picada de una medusa suelen ser el dolor y el picor, especialmente en una zona determinada (es decir, donde te haya picado). Además de esto, también es muy habitual presentar enrojecimiento, inflamación e incluso la aparición de pequeñas ampollas.

¿Cómo actuar ante una picadura sin salir de la playa?

El Ministerio de Sanidad ofrece una serie de recomendaciones que pueden ser de gran utilidad si nos encontramos algún día en esta situación. Siguiendo estas pautas, podremos minimizar los síntomas y actuar con mayor eficacia.

Según establecen las propias recomendaciones, ante una picadura de medusa lo primero que debemos hacer es limpiar la zona en la cual nos haya picado (eso sí, sin frotar). Es importante que lo hagamos con la propia agua del mar, ya que el agua dulce puede aumentar todavía más los picores.

Mujer con gafas y tubo acuático practicando snorkel
Cuando una medusa nos roza, sus tentáculos desprenden una toxina en nuestra piel | Getty Images

Cuando hagamos este paso, tendremos que acudir al puesto de socorro más próximo que tengamos. Debemos también observar si quedan restos de tentáculos en nuestra piel, ya que a veces se pueden quedar pegados y convendría retirarlos con mucho cuidado.

Además de limpiar la zona y retirar los restos, si los hubiere, podemos aplicar frío para evitar que la inflamación vaya a más. Una buena opción es optar por una compresa fría o con hielo. Es importante que durante todo el proceso evitemos exponernos al sol, y que acudamos a un centro médico si observamos que los síntomas o la picadura empeoran.

La prevención es la mejor opción

Como siempre, el mejor recurso es la prevención. Para poder disfrutar tranquilamente de nuestras vacaciones y no tener que toparnos con esta mala experiencia, lo ideal es ser precavidos y cautelosos. Así pues, el Ministerio de Sanidad también ofrece algunas recomendaciones que pueden ser de gran utilidad.

En este sentido, si vamos a cualquier playa debemos fijarnos siempre en la bandera. Si vemos que hay medusas, es conveniente que evitemos bañarnos e incluso pasear por la orilla. En cualquier caso, lo mejor es siempre avisar a un socorrista antes de proceder a bañarse o quitar las medusas por nuestra propia cuenta.