Imagen de unas manos debajo de un grifo abierto

La OCU envía un aviso sobre el agua que toman millones de españoles

Esto es lo que debes saber sobre el agua que consumes en tu hogar

Seguro que en más de una ocasión te has dado cuenta de que el agua del grifo no te sabe como te gustaría. Si notas algo extraño en su sabor, debes estar atento al aviso que ha lanzado la OCU a millones de españoles.

Además de por el sabor, puedes conocer que el agua de tu hogar es rara si el jabón hace poca espuma o si el calentador no funciona de la manera correcta. En este sentido, debes estar atento a las recomendaciones del organismo oficial.

Lo que puede suceder en este sentido es que el agua sea demasiado dura. Es decir, que tenga un exceso de cal. Lejos de ser motivo de preocupación, debes saber que es un problema muy frecuente en ciertas localidades de España.

Este es el aviso de la OCU sobre la dureza del agua

En relación con esto, debes estar atento al aviso de la OCU. En el caso de que la dureza del agua de tu casa supere los 30 ºf. Es decir, 300 mg/l CaCO3,  el agua será dura. Si el valor es superior, pueden aparecer diversos problemas.

Un brillante grifo nuevo de metal sacando agua y un vaso casi lleno
A partir de los 30 ºf el agua se considera dura | Getty Images

A pesar de que no existe una escala universal de dureza del agua, la OCU se ha encargado de clasificarla teniendo como base diversos estudios. De este modo, ha sacado a la luz una tabla de dureza donde se especifica cada uno de los tipos.

El agua se considera blanda si su valor es inferior a 12 ºf. Se considera medianamente dura si está entre los 12 y los 30 ºf y dura si se encuentra entre los 30-40 ºf. Por último, se considerará muy dura si el valor supera los 40 ºf. Debes saber, por otro lado, que en nuestro país hay municipios con aguas duras y muy duras. Es el caso, por ejemplo, de Teruel, Valencia y Zaragoza.

Esto es lo que significa que el agua sea “dura”

El agua se considera dura cuando cuenta con gran cantidad de sales de calcio y magnesio que se pueden depositar en las tuberías. Estas aparecerán en forma de incrustaciones de cal, lo que puede dar lugar a diversos problemas.

Por ejemplo, la eficacia de los detergentes será menor que si el agua es blanda y puede producir daños en ciertos electrodomésticos. Es el caso del lavavajillas, la lavadora o incluso la plancha. Además, también puede alterar el sabor del agua, haciendo que pierda calidad.

Para saber si el agua del grifo es dura lo único que se puede hacer es un análisis de laboratorio. A pesar de que existen diversas empresas que ofrecen este servicio, lo cierto es que no será fiable al 100%, por lo que más vale desconfiar.

Un grifo de metal con agua saliendo de él en blanco y negro
La dureza del agua puede ocasionar problemas en los electrodomésticos | Getty Images

Si deseas confirmarlo, puedes hacer una búsqueda en la web de la empresa que se encargue del suministro del agua o en el Ayuntamiento que corresponda. Aquí podrás encontrar los análisis del agua más recientes. Ten en cuenta que la dureza se suele indicar en grados franceses o carbonato de sodio CaCO3. Si buscas hacer la conversión, 1 ºf equivale a 10 mg/l de CaCO3.

Así puedes solucionar el problema

En el caso de que después de hacer tus comprobaciones confirmes que el agua de tu grifo es dura, puedes buscar algunas soluciones para este problema.

1. Descalcificadores

En primer lugar, puedes hacer uso de descalcificadores para retirar las sales de cal del agua. Como ventaja principal, destaca que son eficaces. Sin embargo, consumen tanto agua como electricidad, tienen una instalación compleja y son poco económicos.

2. Desincrustadores de cal

Otra de las soluciones pasa por instalar desincrustadores de cal, que servirán como inhibidores de los depósitos de cal. En lugar de retirar las sales del agua evitarán que se cristalice y se depositen, haciendo que no dañen los electrodomésticos.

Una alcachofa de ducha con agua saliendo por los agujeritos de color azul
Existen diversas herramientas para solucionar el problema, como los purificadores de agua | Getty Images

3. Sistemas purificadores y filtros de agua

También puedes optar por sistemas purificadores como jarras filtrantes o dispositivos que se instalan en el grifo para eliminar la cal. Sin embargo, debes tener en cuenta que no todos son eficaces al 100%.

En este sentido, las jarras o filtros con resinas de intercambio iónico sí actuarán contra la dureza, pero debes tener cuidado. En algunos casos, eliminan todos los minerales del agua, lo que tampoco será bueno.