Imagen de trozos de sandía

Los 7 mejores beneficios de la sandía, la fruta del verano por excelencia

Te contamos los mejores beneficios de la refrescante sandía

Durante los meses de verano suele ser más difícil mantener una dieta sana y equilibrada dónde predominen las frutas y las verduras. Y es que lo que realmente apetece en los meses calurosos son alimentos que mantengan el cuerpo fresco e hidratado de las altas temperaturas.

La sandía es muy querida por la población y se la considera de las frutas más hidratantes que existen. Por eso, hoy hablaremos de los 7 beneficios de esta deliciosa fruta, la protagonista de muchas casas durante los meses de verano. 

Estos son los 7 mejores beneficios de la sandía 

A continuación te contamos todas las ventajas de incluir esta la sandía en tus días de verano:

1. Mantiene nuestro cuerpo hidratado

En verano es esencial mantenerse hidratado y nada mejor que la sandía, ya que cuenta con un gran y gran parte de ella es agua.

Dos sandías verdes y un trozo cortado de color rojo sobre una mesa de madera
La sandía nos ayuda a mantenernos hidratados | Getty Images

La sandía es la fruta que más cantidad de agua contiene un 95 por ciento de su total. Esta característica le confiere beneficiosas propiedades diuréticas y perfecta para mantenernos hidratados en verano.

Así pues,  la sandía ayuda a la hidratación, la cual es imprescindible para mantener fuertes las funciones físicas y cognitivas de nuestro organismo.  

2. No tiene apenas calorías

La sandía tiene un índice calórico muy bajo, seguro que más de lo que te imaginabas. La rodaja de sandía tiene aproximadamente 45 calorías por cada 11 gramos de carbohidratos. Y de los 11, 9 son azúcares completamente naturales.

3. Alivia el dolor de los músculos

Dos personas con ropa de deporte haciendo sentadillas
Alivia el dolor muscular con la sandía | Getty Images

Uno de sus beneficios que más puede sorprender de la sandía es que ayuda a aliviar el dolor muscular. Según los resultados de diferentes estudios realizados por expertos, consumir sandía antes de un entrenamiento es vital. Y es que contribuye a reducir la frecuencia del corazón de las personas deportistas y alivia el posible dolor muscular posterior.

4. Puede ayudar a reducir la presión de las arterias

Son muchos los especialistas que a lo largo de los años han señalado que la fruta ideal para ayudar a reducir la presión arterial es la sandía. Es evidente que esta no solucionará tus problemas mágicamente.

Ahora bien, una dieta sana dónde la sandía tenga presencia siempre será una buena opción para contribuir a reducirla. Todo esto es gracias a que se ha demostrado que tiene l-citrulina, una sustancia natural que mejora el funcionamiento de las arterias y ayuda a que los vasos sanguíneos se relajen. 

5. La sandía, excelente para controlar nuestro peso corporal

Gracias al alto contenido en agua que tiene la sandía y a su bajo índice de calorías encontramos otro beneficio de la sandía. Es ni más ni menos que una de las mejores opciones para las personas que están a dieta
 

Una mujer con jersey azulado tocando con la mano una báscula
La sandía regulará tu peso corporal | Getty Images

Aunque, por el hecho de tener mucha agua, poca azúcar y pocas calorías, nos significa que podamos ingerir la sandía en exceso, pues puede ser contraproducente.

6. Mejora el sistema inmune de las personas

Es cierto que la sandía no destaca por su fibra. Aunque, la poca que tiene es muy efectiva y contribuye en el correcto funcionamiento del intestino.  

Además, esta fibra también contribuye en el crecimiento y la actividad de las bacterias que forman parte del intestino grueso. Las cuales se relacionan con una función inmunológica sana.

Foto con fondo blanco de un bol y un vaso lleno de sandía
El zumo de sandía es ideal para verano | Getty Images

Un buen funcionamiento de estas bacterias es esencial. Y es que son las encargadas de absorber los minerales y mejorar los niveles de glucosa e insulina en sangre de nuestro cuerpo.

7. Ayuda a proteger la piel

Si eres un amante de la sandía y consumes esta fruta de manera habitual este beneficio te interesa. Un consumo continuado de sandía a lo largo de los años ayuda a mantener tu piel sana e hidratada.

Todo esto es gracias a las vitaminas A y C presentes en esta fruta. Estas vitaminas ayudan a mantener la piel sana y su alto contenido de licopeno también la puede proteger del sol, aunque nada de manera inmediata.

La mejor forma de consumir la sandía es de forma natural, cruda, fresca y de temporada. Sin embargo, es una fruta muy versátil y existen recetas que nos ayudaran a incorporar este alimento de la manera más deliciosa posible.