Gota de pomada en un dedo

El medicamento sin receta para quemaduras que no debe faltar en tu botiquín

Hay que estar preparado para los pequeños accidentes domésticos que pueden producirnos quemaduras

Los peligros a los que nos encontramos expuestos en el ámbito doméstico en torno a las posibles quemaduras que pueden producirse son muchos, especialmente en la cocina.

Es habitual que, por un descuido, suframos ciertas situaciones de riesgo que, dependiendo del escenario en el que nos encontremos, pueden suponer un importante desafío. Debemos tener bien identificados cuáles son los pasos que debemos seguir con el objetivo de poder imprimir sobre nuestro cuerpo todo lo necesario en materia de curación de estas posibles quemaduras.

Para ello, es vital que nuestro botiquín se encuentre bien preparado y cuente con todos los elementos que son imprescindibles para llevar a cabo tal función. El principal de ellos es la pomada de Blastoestimulina que podemos encontrar en Farmacia Ribera. En este artículo te contamos todo lo que tienes que saber sobre ella y cómo puede ayudarte en tu recuperación.

¿Qué es la Blastoestimulina?

Una persona sosteniendo un bote de crema solar mientras se la hecha en una mano
La Blastoestimulina nos ayuda a llevar a cabo una mejor cicatrización | Getty Images

La Blastoestimulina es un medicamento que, en formato pomada, nos ayuda a llevar a cabo una mejor cicatrización de nuestra piel.

Para ello, se sirve de una acción antibiótica que es la que nos proporciona todos los ingredientes que son necesarios para lidiar contra las quemaduras comunes. Además de las úlceras, llagas o las posibles escaras que puedan surgir en nuestra piel por diferentes naturalezas.

Para entender el efecto que proporciona en nuestro organismo, es importante acudir a su composición. Y es que la Blastoestimulina cuenta en su interior con centella asiática, una planta asiática que se utiliza en la región de la que es originaria para ayudar a tratar todo lo que tiene relación con el surgimiento de las cicatrices en nuestro cuerpo. Además de contar con una serie de propiedades antibióticas y antifúngicas. Y de disponer de un efecto citostático que tiene un importante impacto en nuestro día a día.

Además, también cuenta con neomicina en su interior. Se trata de un tipo de medicamento que nos permite poder cubrir la herida que se encuentra presente en nuestro organismo para aislarla de gérmenes. Este tipo de productos suele prescribirse para enfrentarnos a diferentes elementos, como son los eccemas o las llagas, entre otros.

¿Por qué no puede faltar en tu botiquín?

Los expertos recomiendan que siempre tengamos un producto de estas características en nuestro botiquín. En el caso de la Blastoestimulina la explicación se encuentra a su capacidad para fijar el colágeno y la alanina y la prolamina, dos de los aminoácidos más importantes. De este modo, se logra una mayor estimulación de la granulación y facilita la recuperación de los tejidos que son bañados por la dermis.

La Blastoestimulina es uno de los productos que mejor aceptación han tenido en el mercado desde su irrupción en el mismo. Los beneficios que encontramos en su composición nos permiten atajar de manera rápida las consecuencias de una quemadura. Proporcionando a nuestro organismo todo lo necesario para exprimir al máximo todas las posibilidades con las que cuenta en términos de recuperación.