Una persona contando billetes de 50 euros con fondo oscuro

No verán ni un céntimo: los españoles que no pueden pedir los 200 € el 15 de febrero

Hay una serie de colectivos, que pese a cumplir con los requisitos, no accederán al cheque de 200 euros

Ya queda menos para que los españoles puedan solicitar la ayuda de 200 euros que prometió el Gobierno. Está previsto que esta subvención llegue a un total de 4,2 millones de familias. Sin embargo, hay unos cuantos colectivos que no podrán acceder a ella y no verán ni un solo céntimo.

El plazo para pedir el cheque de 200 euros comenzará el próximo 15 de febrero y se alargará hasta finales de marzo. Los interesados deben rellenar la solicitud en la Sede Electrónica de la Agencia Tributaria. Se tratará de un trámite muy sencillo.

Según el cálculo del Ejecutivo central, podrían beneficiarse de esta ayuda en torno a 6 millones de personas. Para ello es preciso que cuenten con unas rentas por debajo de los 27.000 euros. Además, el patrimonio debe ser inferior a los 75.000 euros sin tener en cuenta la vivienda habitual.

NOVEDAD WHATSAPP: Toca aquí para leer GRATIS tus noticias favoritas sobre PENSIONES y AYUDAS en WhatsApp 

¿Quién se quedará sin el cheque de 200 euros?

Desde el Estado confirman que dicho cheque no estará al alcance de todos los españoles que cumplan con estas condiciones. Aquellos que perciban alguna pensión de la Seguridad Social o sean perceptores del Ingreso Mínimo Vital (IMV) quedarán excluidos. Lo mismo ocurrirá con los administradores de derecho de una sociedad mercantil.

En el caso de estos grupos de población entienden que con las subidas que han experimentado sus pagas ha sido suficiente. Los pensionistas sufrieron una mejora del 8,5% frente al 15% de los beneficiarios del IMV.

Un hombre sacando billetes de euro de su cartera
Pensionistas y perceptores del Ingreso Mínimo Vital quedan excluidos | Getty Images

En el lado opuesto de la balanza se encuentran los asalariados, autónomos y desempleados que no perciban otra prestación de carácter social. Ellos no tendrán problemas para conseguir la citada ayuda. En cualquier caso, en los últimos días se han generado muchas dudas en torno a esta subvención.

Lo poco que se sabe sobre ella es que se trata de una ayuda que se abonará en un único pago por parte de Hacienda. Por eso, a la hora de cubrir el formulario de solicitud debe incluirse el número de cuenta del titular. Pero la sorpresa se la llevaban los interesados hace muy poco tiempo.

Y es que como suele ser habitual, este tipo de cheques suelen esconder una letra pequeña. Mucha gente no sabía que había que tributarla. Por lo tanto, el dinero que se reciba ahora deberá aparecer recogido en la Declaración de la renta del siguiente ejercicio.

Los requisitos para cobrar la ayuda

El Gobierno exige que los ingresos no superen los 27.000 euros y que el patrimonio se encuentre por debajo de los 75.000 euros anuales. Para ello se sumará el cómputo de todos los familiares que residan en el mismo domicilio. Por lo tanto, están incluidos el solicitante, cónyuge o pareja de hecho, ascendientes o descendientes.

Mejor suerte tendrán aquellos que compartan piso y que no tengan ningún tipo de relación familiar reconocida. Es lo que puede ocurrir, por ejemplo, con muchas parejas que no tengan firmado ningún tipo de papel. En ese caso tienen la posibilidad de solicitar la ayuda por separado. Por último, los beneficiarios deben tener su residencia habitual en nuestro país.

Un hombre con camisa y corbata contando billetes de 50 euros
Los 200 euros podrán destinarse a lo que se desee | Getty Images

Estate atento a los plazos

Los ciudadanos interesados en recibir el cheque de 200 euros pueden empezar a reclamarlo a partir del 15 de febrero. El plazo finalizará el 31 de marzo.

Para ello es preciso rellenar un formulario que encontrarán en la web de la Agencia Tributaria. En él deben aportar una serie de datos, entre ellos la cuenta bancaria, que será donde se haga la transferencia del pago. 

En un primer momento no será preciso aportar ningún tipo de documentación. Al cubrir el cuestionario, los datos de las distintas administraciones se cruzarán y aclararán si tiene derecho o no a cobrar la ayuda.