Un tren de cercanías rojo parado en la estación con el andén lleno de viajeros

Los abonos de tren que Renfe amenaza con anular en las próximas semanas en España

La compañía plantea eliminar algunos abonos gratuitos debido al mal uso de los clientes

Mala noticia para miles de españoles que se han hecho con un abono gratuito de Renfe. La compañía ferroviaria plantea retirar algunos abonos gratuitos, en concreto los relativos a los recorridos de Media Distancia.

El motivo detrás de esta drástica decisión es el mal uso por parte de los clientes. En este sentido, la operadora que no descarta tomar cartas en el asunto si los pasajeros no empiezan a utilizar el sistema de reservas "de forma responsable".

Renfe podría dar la peor noticia sobre los abonos gratuitos

El nuevo plan de abonos gratuitos en trayectos de Cercanías y Media Distancia se implantó el pasado mes de septiembre. Nació con el fin fomentar el uso del transporte público y contribuir en la lucha medioambiental. Aunque la medida fue muy bien recibida por parte de los usuarios, no tardaron en llegar las quejas.

Un tren de Renfe en una estación de Cercanías
Muchos de los usuarios no hacen un buen uso de los abonos gratuitos | Getty Images

La operadora se dio cuenta de que muchos de sus clientes no hacían un buen uso del servicio. Teniendo en cuenta que no se tenía que pagar ningún coste, los pasajeros aprovechaban para reservar asiento en todos los trenes que seguían el mismo itinerario durante el día. Y no solo eso, a veces también marcaban las plazas de toda la semana.  

En el momento de viajar, los pasajeros escogían el tren que mejor les iba. Esto provocaba que todas las demás plazas reservadas por el mismo usuario quedasen desocupadas. La situación no solo hacía que los vagones resultasen vacíos, sino que evitaba que otros usuarios pudieran reservar los asientos libres, ya que aparecían como bloqueados. 

Las supuestas medidas que tomará Renfe 

Ante la situación, Renfe ha anunciado que está estudiando posibles modificaciones para acabar con el uso incorrecto de los abonos gratuitos en recorridos de Media Distancia. Según expone en su página web, para que el servicio resulte eficiente y continúe operativo, es imprescindible que se utilice "de forma responsable".

Tal como informa La Razón, según fuentes de la compañía, la operadora ferroviaria está barajando dos opciones para acabar con el problema. Una de las soluciones que se plantea, es la retirada de estos billetes gratuitos, volviendo a cobrar las tarifas originales. Por otro lado, la operadora estudia la implementación de una fianza, sin posibilidad de retorno, en caso de no utilizar el servicio requerido.

Aunque se desconocen las medidas exactas, la compañía ha comunicado que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Medio Ambiente, ya está trabajando en una Resolución para poner punto final al problema.

Los primeros cambios que implantó Renfe 

La operadora ferroviaria ya instauró algunas medidas durante el primer mes de funcionamiento de los abonos. Desde su aparición, el mal uso de los nuevos billetes fue cada vez más frecuente.

Una mujer recoge dinero y mondas de euro a través de una ventanilla
Los abonos gratuitos tienen actualmente una fianza asociada de 20 euros en Media Distancia | Getty Images

Al tratarse de abonos completamente gratuitos, los usuarios no tenían miramientos a la hora de hacer las reservas. En lugar de reservar un único trayecto, aprovechaban el coste nulo de esta operación para guardarse un asiento en todos los trenes disponibles. El hecho de no tener que pagar ninguna fianza, también fue uno de los motivos desencadenantes de esta situación.

Para acabar con el abuso de los abonos, la operadora ferroviaria implantó nuevas regulaciones a finales de septiembre. En este sentido, Renfe estableció un máximo de cuatro reservas diarias por persona.

Así mismo, también se implantó una medida a través de la cual no se permitía la reserva de un viaje de vuelta hasta que no se realizara el de ida. Sin embargo, parece ser que las regulaciones establecidas no han sido suficientes para resolver el problema. Es por eso que Renfe continúa estudiando nuevas opciones que permitan el correcto uso del transporte público.