Hombre cogiendo una manguera de gasolina en una gasolinera

Las 5 recomendaciones de la DGT para ahorrar en gasolina: te durará más tiempo

Con estos trucos reducirás el consumo de combustible

Tras la expiración de la bonificación del Gobierno de 20 céntimos por litro de combustible, los conductores tienen que volver a abonar el importe total en las gasolineras. Aunque esto debería ser una señal de buenas noticias, lo cierto es que los precios de la gasolina y el diésel siguen manteniéndose en máximos históricos.

De momento, no existe ninguna otra alternativa para pagar menos en las gasolineras. No obstante, hay algunos aspectos que podemos tener en cuenta para reducir el consumo del vehículo y que el combustible dure más tiempo.

Los 5 consejos de la DGT para ahorrar combustible

Son muchos los usuarios que ya han notado la falta de esta ayuda, que dejó de ser una realidad el pasado 1 de enero de 2023. Por ello, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha decidido compartir una serie de consejos que pueden ser muy útiles para sacar el máximo partido al combustible.

Se tratan de factores que suelen pasar desapercibidos. Sin embargo, la DGT recuerda que es imprescindible acordarnos de ellos si queremos notar el ahorro. Estos son los 5 consejos de la DGT para aprovechar al máximo el carburante:

Indicador del depósito de gasolina de un coche en reserva con la aguja roja
Reducir el consumo de combustible de un vehículo es posible | Getty Images

1. Revisar la carga

Uno de los aspectos que más influyen en el gasto de combustible es la carga del vehículo. Según la DGT, cuanto más peso lleve el automóvil durante sus desplazamientos, más alto va a ser el derroche. Por eso, es recomendable transportar solo lo necesario.

Hay que tener en cuenta que la carga también tiene repercusión en el desgaste de los neumáticos. Por lo que es importante comprobar que la presión de las ruedas es la adecuada y, en caso de ser necesario, incrementarla.

2. Comprobar los neumáticos

La revisión de las ruedas no solo ayudará a prevenir un reemplazo a corto plazo, sino que también favorecerá la reducción del consumo del coche. El estado de los neumáticos debe ser el más óptimo posible para que el desplazamiento sea ligero y fluido. Así pues, mantener una buena presión de aire es imprescindible.

3. Conducir de forma moderada

Según la DGT, entre el 30% y el 50% del gasto de combustible puede variar en función de la manera de conducir de cada uno. No obstante, existen unas pautas que evitarán que el derroche sea el más elevado. 

Mujer conduciendo con abrigo, guantes y gorro
Entre el 30 y el 50% del gasto de combustible puede variar en función de la manera de conducir | Getty Images

En este sentido, Tráfico aconseja conducir a una velocidad moderada, sin cambiar de ritmo y evitando frenadas innecesarias. Por otro lado, en el momento de encender el motor, lo mejor es iniciar la conducción de manera ligera y sin abusar del acelerador. Debemos tener en cuenta que el vehículo tarda unos minutos a alcanzar la temperatura óptima de 90 °C.

4. Usar marchas largas

Los coches más actuales están diseñados para cambiar a marchas largas a bajas revoluciones. Tal como aseguran desde la DGT, esto ayuda a que el vehículo circule "con el motor muy desahogado y consumiendo lo mínimo". Por eso, es recomendable usar marchas largas el máximo de tiempo posible durante todo el trayecto. Así mismo, los automóviles que cuenten con el modo 'ECO', pueden activarlo para tener un mayor control de las revoluciones del motor.

5. Revisar los filtros

Una buena "puesta a punto" en el taller es esencial para comprobar que el vehículo está en perfectas condiciones. Debes saber que, el estado del motor, es uno de los aspectos que más influyen en el consumo del coche. Por eso, debemos revisarlo con atención.

Uno de los principales elementos que pueden provocar mala combustión es el filtro. Es imprescindible comprobar que se encuentra en buen estado. De no ser así, el motor se verá obligado a trabajar más y esto repercutirá en un mayor gasto de carburante.