Bebiendo agua

La Universidad de Harvard señala las 2 únicas bebidas saludables, además del agua

¿Cuáles son las bebidas más saludables según la Universidad de Harvard?

Dado que el cuerpo pierde constantemente entre 2,5 y 3 litros de agua por día con funciones vitales normales, el agua perdida debe reponerse para que el cuerpo se mantenga saludable. Y es que, al fin y al cabo, el agua tiene un efecto significativo en muchas funciones del cuerpo.

Es irónico que la sensación de sed surja solo cuando el nivel de líquido del cuerpo ya ha comenzado a disminuir, por eso es importante beber agua antes de sentir sed. Para hidratarnos siempre se nos viene a la mente el agua, pero lo cierto es que estas dos alternativas que ofrece la Universidad de Harvard también podrían ser interesantes.

 

NOVEDAD WHATSAPP: Toca aquí para recibir GRATIS las últimas noticias sobre Bienestar y Consejos en WhatsApp 

 

¿Por qué es tan importante beber agua?

¿Sabías que el tejido cerebral contiene un 85% de agua? Cuando el equilibrio de líquidos fluctúa, el cerebro comienza a sentir el efecto. La capacidad de concentración se debilita, duele la cabeza y se debilita la memoria a corto plazo. 

Esto se debe a que la deshidratación provoca una disminución en la producción de energía del cerebro. El agua también ayuda a transportar nutrientes esenciales a las células de su cuerpo y elimina los productos de desecho de ellas.

Bebiendo agua
El agua es una de las mejores formas de hidratarnos | Getty Images

Por otro lado, la deshidratación interrumpe el mecanismo de regulación de la presión arterial del cuerpo, lo que puede provocar presión arterial alta y sus consiguientes consecuencias.

Beber agua también es esencial para la piel. De hecho, es el órgano humano más grande y  se compone de un 70% de agua. Parte del agua de nuestro cuerpo se pierde diariamente por evaporación a través de la piel. 

Por último, es igualmente esencial para las células (cada célula del organismo necesita agua para funcionar). Y también para otros elementos de nuestro organismo como los huesos, el corazón y los riñones.

¿Qué otras dos bebidas son también saludables?

La Universidad de Harvard ha llevado a cabo un interesante estudio en el que han tratado de descubrir cuáles son algunas de las mejores alternativas al agua. Para, así, mantenernos hidratados.

Según los resultados de este estudio, las mejores bebidas complementarias o alternativas al agua serían dos: el café y el té. Eso sí, sin añadir ningún tipo de endulzante (como edulcorantes o azúcar).

1. El café

El café es una bebida tremendamente conocida por sus diferentes cualidades estimulantes. De hecho, contiene cafeína. Además, también es una bebida repleta de antioxidantes, como los polifenoles. Y aporta magnesio, ácido quínico, ácido clorogénico, vitamina B2 y diterpenos.

Siempre y cuando no se añada azúcar, lo cierto es que el café es una bebida muy saludable. Cuyo consumo, además, se habría asociado a una disminución del riesgo de enfermedades crónicas.

Dos tazas de café de color azul sobre una mesa de madera
Si no quieres abusar del consumo de cafeína, siempre puedes optar por el café descafeinado | Getty Images

Sin embargo, es necesario destacar que su consumo tiene que responder ante unos patrones normales. Es decir, un consumo responsable y no excesivo, pues en ese caso, el café perdería todos los beneficios que tiene.

2. El té

También es una fuente de teína, polifenoles y una enorme cantidad de antioxidantes naturales. Como ocurre con el café, siempre y cuando no se añada azúcar, el té puede ser una opción natural muy saludable.

¿Lo mejor de todo? Es perfectamente posible escoger una amplia variedad de hierbas y tés, que podemos elegir en función de las cualidades que nos gustaría que nos aportaran.

👉🏻 VER LA INFUSIÓN FRÍA DE MERCADONA QUE ACELERA EL METABOLISMO ➡️

Además, su preparación es de lo más sencilla, así que podrás beber "agua" de forma original, pero sin tener que perder mucho tiempo preparando la alternativa. Recuerda que, además, este tipo de bebidas es ideal para el sistema digestivo.

Eso sí, no debemos de olvidarnos de lo más importante: el agua se convierte en una de las mejores opciones para hidratarnos. Y lo es por algo muy sencillo: aunque no aporta nutrientes, sí ayuda a hidratarnos, no contiene calorías ni grasas. Mejor aún, podemos hacerlas saborizadas añadiendo cítricos y frutas.