Un hombre con polo azul cogiéndose la grasa de la barriga

La infusión que tienes que tomar en ayunas para conseguir un vientre plano

Descubre cómo deshinchar tu abdomen y sentirte mejor cada día

La llegada del verano es inminente y los gimnasios lo están notando. Se acerca el momento de guardar el abrigo y ponernos el bikini, y es entonces cuando empezamos a plantearnos algunas dudas sobre nuestro físico.

En este momento analizamos nuestro cuerpo y nos damos cuenta de que quizás nos gustaría estar más en forma. Es entonces cuando planificamos dietas, actividades e incluso nos apuntamos al gimnasio.

Sin embargo, lo mejor es no alarmarse y buscar una forma apropiada (y segura) para perder peso. Si tu objetivo es lucir tableta este verano, ¡no dudes en seguir los siguientes consejos!

Perder peso no es ningún misterio

Para alcanzar un objetivo hay que trazar un plan, y en el caso de perder peso no iba a ser menos. Lo principal y fundamental es seguir hábitos de alimentación saludable. ¿Y qué entendemos por alimentación saludable?

Pues podríamos decir que es aquella que nos proporciona los nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Unos nutrientes que conseguimos a través de la alimentación. En este sentido, los nutricionistas nos animan a apostar por comidas en las que predominen las frutas y verduras, y a eliminar alimentos con demasiadas grasas y azúcares.

El ejercicio también es importante

Una mujer con sudadera roja y pantalones oscuros en un camino con árboles
El ejercicio ayuda a quemar calorías y a perder peso | Getty Images

Además de la alimentación (que es algo evidente y fundamental), la práctica de ejercicio tampoco puede faltar en nuestra rutina de cara a conseguir nuestro objetivo.

El ejercicio (junto con la alimentación) es otro de los pilares fundamentales a la hora de perder peso, ya que la práctica diaria ayuda a acelerar nuestro metabolismo.

Si queremos perder peso necesitaremos quemar calorías, y para ello debemos movernos. De esta forma, si no practicas ejercicio, es importante que lo consideres y lo tengas en cuenta.

✅ PINCHA AQUÍ PARA VER TODAS LAS DIETAS MILAGRO DE LOS FAMOSOS➡️

¿Y cómo hago para lucir un vientre plano?

Tanto hombres como mujeres suelen acumular la mayor parte de grasa en el abdomen, además de otras zonas. Esto conlleva a que con el paso del tiempo el abdomen pierda su figura.

Aunque tener un vientre plano probablemente sea el anhelo de muchos, no solo se trata de una cuestión estética. El exceso de grasa y el sobre peso también pueden acabar siendo un problema de salud.

Una mujer cogiéndose la grasa abdominal con las manos
Conseguir un vientre plano no es fácil, pero se puede | Getty Images

Si además de cuidar tu salud quieres lograr un vientre plano, a continuación te desvelamos un secreto muy interesante. Resulta que existe una panta medicinal capaz de acabar con la molesta hinchazón abdominal...

La salvia, una planta única con múltiples beneficios

Seguro que habrás oído más de una vez hablar sobre la salvia, y no es para menos. Se trata de una planta medicinal que está muy presente en las dietas de adelgazamiento. Pertenece a la misma familia que la menta y, además de sus propiedades antiinflamatorias y diuréticas, es ideal para la retención de líquidos y el estreñimiento.

La salvia se utiliza en muchos tratamientos de belleza, y también es ideal si lo que quieres es lucir un vientre plano. Su consumo regula el funcionamiento del tránsito digestivo, de modo que será más fácil aliviar las inflamaciones y los malestares estomacales.

Hojas verdes de salvia en un huerto
La salvia es una planta única con muchos beneficios | Getty Images

Además, ayuda a depurar el organismo y estimulará la vesícula biliar. En principal efecto de ello es que el estreñimiento desaparece y mejora el tránsito intestinal.

¿Cómo puedo consumir la salvia?

Lo más aconsejable es consumirla en ayunas, de modo que así se podrá estimular el sistema digestivo. La puedes consumir tanto fría como caliente. Una de las formas más habituales de tomarla es a través de una infusión, mezclando una planta seca con agua hirviendo.

Pero ahora en verano, también puedes dejarla en un recipiente con tapa en el refrigerador y tomártela como un té frío. Sea cual sea la forma, lo importante es que su consumo te aportará muchísimos beneficios. Además de sentirte bien por dentro, ¡también lo notarás por fuera!