Dos guardias civiles en un control policial parando un coche

La Guardia Civil aclara por fin si te pueden multar por conducir en chanclas: sorpresa

Aunque existen diferentes opiniones al respecto, la policía acaba de dejar claro qué puede pasarte...

Con la llegada de los días más calurosos, es lógico vestirse con prendas que nos facilitan la difícil tarea de soportar el calor. Por ello, hay quienes no se pueden despedir de las chanclas, ni a la hora de conducir. Y si algo suscita este tipo de sandalia, es la siguiente pregunta: ¿Realmente podemos calzarlas mientras conducimos?

La Guardia Civil responde a la pregunta más popular del verano

Seguramente hayas oído diversas respuestas y opiniones al respecto. Parece ser que la sociedad está dividida entre aquellos que sí avalan el uso de las chanclas para conducir y entre los que se muestran contrarios a la idea.

Al parecer, hay quienes afirman que han conducido en numerosas ocasiones con chanclas y que jamás se han visto sancionados... pero, ¿esa gente ha llegado a toparse con algún agente o control? El hecho de no haber sido sancionado, no implica directamente que su uso sí es "legal".

Persona abriendo la puerta de un coche
Conducir con chanclas suele ser un tema de debate | Getty Images

Por fortuna, la cuenta de Twitter de la Guardia Civil ha querido arrojar algo de luz al tema. Según ellos, conducir con chanclas: "No está específicamente prohibido conducir con chanclas, pero puedes ser sancionado por no ser capaz de mantener la libertad de movimientos".

Es decir, no se recoge como tal en el Reglamento General de Circulación que no puedas conducir con chanclas. Aunque en este, sí aparecen una serie de normas que todo conductor debe seguir para asegurar una correcta y segura conducción.

La ambigüedad existente sobre las chanclas

Y aunque esto pueda dar pistoletazo a que los conductores lleven chanclas, lo cierto es que siguen mostrando un inconveniente. En el Reglamento General de Circulación, sí se recoge un artículo (18) en que el que se detalla algo imprescindible: “El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía...".

Con este artículo, se entiende que debes conducir de forma cómoda y calzar chanclas podría no ser compatible con esto. Pese a ser refrescantes, no todas son igual de cómodas que un calzado normal. Por lo tanto, podrían dificultar el control y manejo de los diferentes pedales. Algo de lo más importante, pues es clave el tiempo que puedas tardar en pisar el freno, por ejemplo.

¿Qué sanción podría acarrear llevar chanclas?

Si el agente considera que las chanclas dificultan tu conducción, podrías ser multado con 80 euros, una cifra considerable teniendo en cuenta lo fácil que es cambiarse de calzado para conducir.

Perfil de un agente de tráfico parando a un coche blanco por un control
La sanción podría ascender a los 80 euros | Europa Press

Según las encuestas, la Policía ha confirmado que estos casos no son aislados. Se calcula que, aproximadamente, más de medio millón de conductores han conducido alguna vez con chanclas. A estos, se les suma los 800.000 conductores que afirman conducir de forma habitual con este tipo de calzado.

Las características con las que debería contar el calzado perfecto

Si te preocupa que tu calzado no sea el adecuado, deberías conocer las características que conforman el calzado "perfecto" para conducir. Entre algunas de ellas encontramos: que se sujete y adapte correctamente al pie, que sea flexible y no represente un obstáculo para mover con libertad los pies, que no se resbale... Por ello, es común sentir predilección por los que tienen cordones.

Además, lo más importante es que sea cómodo. Si tu zapato es cómodo, la conducción no tiene por qué suponer un problema para ti. Llevando un calzado ligero, tus movimientos podrán ser ágiles y rápidos. Asimismo, es esencia que sea un zapato transpirable, de esta forma tu pie no sudará y no te sentirás incómodo a la hora de pisar los pedales.