Billetes de 50 euros saliendo de un cajero

El SEPE avisa de cambios con el paro que se cobrará en enero: nuevas cuantías

Sube el indicador para calcular las cuantías y aumenta la cantidad a partir del sexto mes

2023 será un año de cambio para muchos mecanismos económicos en España como las pensiones o el paro. Las últimas reformas del Gobierno de Pedro Sánchez en materia de pensiones y prestaciones entran en vigor el 1 de enero. Y esto se notará desde ya en las prestaciones contributivas por desempleo.

Los trabajadores que han perdido su trabajo y cobran el paro notarán un cambio importante en la prestación. El indicador para calcular las prestaciones y los subsidios por desempleo sube un 3,6% hasta los 600 euros. Esto significa, a la práctica, que subirán también las cuantías mínimas y máximas.  

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha confirmado el aumento del IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples). Este es el indicador que utiliza el SEPE para fijar las cuantías de los subsidios y las prestaciones. Este introduce cambios importantes en el paro en 2023.

¿Cuánto sube el paro en 2023?

Los cambios en las prestaciones por desempleo no solo afectará a las cuantías sino también a los que cobren el paro a partir del sexto mes. El cambio más importante tiene que ver con el máximo y el mínimo de la prestación. La mínima sube hasta los 560 euros, y la máxima hasta los 1.575. 

Una Oficina de Empleo de la Comunidad de Madrid
Cambian las prestaciones por desempleo en España | Europa Press

El cambio que empieza a aplicarse el 1 de enero de 2023 tiene que ver con el aumento del IPREM. El SEPE tiene en cuenta este indicador, la base reguladora del trabajador, y si hay hijo a cargo o no. En base a estos cambios, este año en el que entramos las prestaciones por desempleo quedan así:

- Cuantía mínima sin hijos (80% del IPREM + incremento de una sexta parte): 560 euros al mes

- Cuantía mínima con un hijo (107% del IPREM + incremento de una sexta parte): 749 euros al mes

- Cuantía máxima sin hijos (175% del IPREM + incremento de una sexta parte): 1.225 euros al mes

- Cuantía máxima con hijos (200% del IPREM + incremento de una sexta parte): 1.400 euros al mes

- Cuantía máxima con dos o más hijos (225% del IPREM + incremento de una sexta parte): 1.575 euros al mes

Otro cambio importante

Pero el aumento del cálculo de las prestaciones por desempleo no es el único cambio del paro para 2023. Hasta ahora, los trabajadores que cobraban el paro recibían el 70% de la base reguladora durante los 180 primeros días. Y a partir del día 181 pasaban a cobrar el 50% de la base reguladora.

Ahora esto cambia, y todos los trabajadores pasarán a cobrar el 60% de la base reguladora a partir del sexto mes. Esto, a efectos prácticos, supondrá que los desempleados recibirán 100 euros más de media a partir del sexto mes. Esto se empezará a aplicar el 1 de enero de 2023 a todos los trabajadores.

Pensionista
Su prestación aumentará un 10% con respecto a otros años | Getty Images

Esto significa que los trabajadores desempleados que actualmente están cobrando el 50% pasarán a cobrar el 60%. Lo cual significa que su prestación aumentará un 10%. Para ello, además, no tendrán que hacer ningún tipo de trámite, ya que el aumento se aplicará de manera automática.

Cómo se calcula el paro a partir de ahora

Los parados que cobran la prestación por desempleo seguirán cobrando el 70% de la base reguladora durante los primeros 6 meses, como hasta ahora. El cambio viene a partir del sexto mes. Si hasta ahora se reducía al 50%, a partir de ahora se reducirá solo hasta el 60% de la base reguladora.

Los parados aumentarán su poder adquisitivo para hacer frente a la subida de la inflación. En la práctica significa que si tienes derecho a una prestación de 1.000 euros, durante los seis primeros meses ganarás 700 euros al mes. Y a partir del sexto mes bajará a los 600 (y no a los 500 como hasta ahora).

Hay que recordar que el tiempo mínimo de concesión del paro es de 4 meses, para aquellos trabajadores que hayan cotizado entre 360 y 539 días. El máximo es de 2 años, y nadie puede cobrar el paro por encima de este tiempo. En todo caso, todos empezarán a notar los cambios a partir del 1 de enero.