Brochetas de frutas: kiwi, fresas, melocotones...

La 'fruta de la inmortalidad' que comemos en España y está repleta de beneficios

Esta fruta contiene propiedades que podrían prolongar tu vida más de lo que piensas

La gran variedad que existe dentro del mundo de las frutas permite que cada uno pueda escoger entre aquellas que más le gustan. Normalmente, nos guiamos por el sabor para escoger qué tipo de fruta comemos, pues es lo que nos resulta más fácil.

Pese a todas cuenten con propiedades provechosas, siempre escogemos las que nos parecen más atractivas. Pero, ¿conoces la fruta de inmortalidad? Porque te convenza o no su sabor, una vez conozcas sus grandes beneficios, no dudarás en introducirla en tu dieta.

La fruta que podría hacerte "inmortal"

Aunque aquí lo conozcamos como melocotón, a secas, lo cierto es que cuenta con otros sobrenombres, siempre dependiendo de en qué lugar es consumido. En China, aparte de ser una de las frutas más populares, es conocido como la fruta de la inmortalidad.

El origen de este nombre es puramente mitológico, pero no tiene por qué ser del todo falso. Según la leyenda oriental, Xiwangmu, una divinidad, cultivaba en su jardín melocotoneros. Cada 3.000, brotaban melocotones que convertían en inmortal a todo aquel que los hubiese probado.

Un melocotón abierto por la mitad
En algunas regiones se considera el fruto que otorga la inmortalidad | Getty Images

La leyenda no es cierta, pero no está tan mal encaminada. Los datos científicos confirman que el melocotón mejora la salud y tiene efectos muy positivos sobre nuestro organismo. El valor nutricional de los melocotones avala que nos aportan una gran cantidad de vitaminas (A, C, B1, B2, B6)y minerales (potasio, cloro, calcio...). Además, también cuenta con betacarotenos, un tipo de nutrientes precursores de la vitamina A.

Los beneficios de comer melocotones regularmente

Si su valor nutricional no te convence para comer esta fruta, debes saber que cuenta con otros numerosos beneficios. En primer lugar, se puede destacar su ínfimo contenido calórico: 39 calorías cada 100 gramos. Por lo que, además, es ideal para las personas que padecen diabetes y tienen una dieta limitada en carbohidratos.

En segundo lugar, es ideal para tratar diferentes problemas intestinales. Al poseer tanta fibra, se convierte en una fruta de gran ayuda para regularizar las funciones del sistema digestivo. Según los especialistas, el melocotón es el aliado perfecto para las personas que padecen de estreñimiento.

Batido de melocotón en un recipiente de cristal
Su alto contenido en fibra te facilitará un correcto equilibrio digestivo | Getty Images

En tercer lugar, se ha demostrado que es eficaz para tratar diferentes partes de nuestro cuerpo. Si te preocupa la calidad de tu vista, no dudes en comer melocotones. Los antioxidantes que contiene mejoran su resistencia ante afecciones oculares como la pérdida de visión nocturna.

Además, estos mismos antioxidantes permiten mejorar el estado de la piel, las uñas y el cabello. 

Lo mejor de todo es que sus beneficios no solo residen en qué aportan al ser ingeridos, sino en cómo se comen. Sin duda, el melocotón destaca por su versatilidad a la hora de ser consumido. Así que si no te apetece comer la fruta como tal, siempre podrás optar por otras opciones como los sorbetes, las macedonias o la mermelada.

Esta fruta te permitirá ser innovador en la cocina mientras cuidas de tu salud. Si no dispones de tiempo o motivación, siempre podrás optar por opciones como los melocotones deshidratados. Cuentan con las mismas propiedades y pueden ser consumidos en cualquier momento.

El mejor melocotón se cultiva en España

Entre los principales productores de esta fruta encontramos China, Italia, Grecia, EEUU... pero concretamente en España, se cultiva uno de los mejores del mundo. Hablamos del melocotón de Calanda, característico por su tono amarillento. Suele tener una consistencia firme y un sabor muy dulce, pues se recoge nada más estar maduro.

Melocotón amarillo de tipo calanda visto de cerca
Los melocotones de Calanda se reconocen de fácilmente por su tono amarillento | Getty Images

Para asegurarse de su calidad, los principales cuentan con una serie de técnicas propias para su cultivo. Destaca el raleo de los frutos y el embolsado manual, pieza a pieza, de cada melocotón.

Puedes encontrarlo cultivado en la comarca del Bajo Aragón, pues es una zona idílica por sus condiciones climáticas y geográficas. Aunque, una vez ahí, son distribuidos por todo el país. Introduciendo este tipo de melocotón u otro, estarás apostar por una fruta que, casi, te permitirá alcanzar el poder de la inmortalidad.