Mujer sosteniendo bolsas de compras

Ponte alerta cuando entres en una tienda: los 4 grandes fraudes durante las Rebajas

Deberás estar atento a las irregularidades más comunes durante las rebajas

Mucho cuidado con las rebajas de invierno. Pese a ser uno de los momentos más esperados del año, lo cierto es que esta época de descuentos puede entrañar engaños o fraudes por parte de los vendedores. Porque aunque creamos que ser estafados es algo totalmente imposible, se recomienda efectuar las compras con mucho cuidado.

Los 4 tipos de fraude más comunes durante las rebajas

Desde hace unos días, numerosas tiendas han dado el pistoletazo de inicio a sus rebajas. Durante unas semanas, los establecimientos se encuentran en su punto álgido, pues reúnen mayor número de clientes que en otras épocas del año. Un hecho que no exime al vendedor para ofrecer ventas de calidad o al consumidor de comprar sin consultar que lo está haciendo de forma segura.

NOVEDAD WHATSAPP: ¡Recibe GRATIS las últimas novedades de Lidl! ¡Pincha aquí para entrar en nuestra comunidad de WhatsApp! 

Y es, si algo está claro, es que comprar sin precaución es la crónica de un timo anunciado. Sobre todo, si no se tienen en cuenta las siguientes irregularidades, ya que son las más típicas durante las rebajas. La Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía, también conocida como FACUA, recomienda a los clientes prestar especial atención a la hora de efectuar sus compras.

Una mujer con tacones y tejanos cargando bolsas con ropa de las rebajas
Antes de comprar, valora si realmente es una rebaja que valga la pena | Getty Images

1. El falso descuento

Posiblemente se trate de uno de los fraudes con mayor presencia en las rebajas. Consiste en anunciar un producto rebajado, cuando realmente se está vendiendo al mismo precio que siempre. Consultado su precio anterior, podrías comprobar que, en realidad, este no ha cambiado en ningún momento. 

Respecto a este engaño, la FACUA señala que "en casi la totalidad de los productos rebajados deberá constar claramente el precio antiguo junto con el rebajado". Los únicos productos que se "salvan" de este requerimiento algunos productos como los conjuntos de artículos.

2. La publicidad engañosa

Es muy común enterarse de las rebajas mediante espacios publicitarios de diversa índole. Sin embargo, ciertos establecimientos aprovechan estas fechas para anunciar rebajas en productos que jamás habían sido vendidos en ellos, previamente.

3. El producto que sube de precio días antes

Al igual que en el primer caso, es uno de los recursos más habituales en numerosos establecimientos. Para llevarlo a cabo, se sube el precio del producto días antes de las rebajas, para así poder bajarlo cuando lleguen e incluir el producto entre los rebajados. 

4. Los descuentos exagerados

Aunque en algunas ocasiones se trata, simplemente, de un error humano, lo cierto es que muy posible haberte topado con este engaño. Los comerciantes exageran los descuentos de los productos, mediante etiquetas que añaden un descuento muy superior al el real. Cuando esto ocurre, los clientes no suelen darse cuenta hasta que deben pagar por sus compras.

¿Qué hacer en caso de encontrarte con alguna irregularidad?

La FACUA es clara al respecto y recuerda que todo establecimiento debe contar con una hoja de reclamaciones para los clientes. Sea la irregularidad que se detecte, se recomienda que los clientes denuncien, tanto por redes sociales como a las autoridades competentes, el engaño.

Tres mujeres abrigadas a las afueras de un centro comercial con bolsas con compras
Si detectas una irregularidad, no lo dudes y denuncia | Getty Images

Como ellos mismo señalan, "Los comerciantes y consumidores deben saber, asimismo, que la ley prevé sanciones para aquellos establecimientos que cometan infracciones o que violen la legislación en materia de rebajas", por lo que cualquier irregularidad podría ser penada por la ley.

Asimismo, la organización recuerda algunos datos que pueden resultar interesantes para los clientes. Por ejemplo, que el período de devolución o el método de pago debe mantenerse igual que en la resta del año, por lo que no se podrá exigir al comprador un tiempo inferior, como es habitual, o que pague de otro modo. Y no solo eso, sino que todos los productos que se oferten no podrán ser defectuosos.