Logo EspanaDiario.tips
Logo EspanaDiario.tips
Logo Youtube Espanadiario.tips
Logo whatsapp
Mujer de espaldas lavándose el pelo

Toda la vida haciéndolo mal: la forma correcta de ponerte champú en la ducha

Mucha gente comete el mismo error a la hora de ducharse

Es inevitable negar que a todos nos gusta lucir un pelo sano, fuerte y brillante. Sin embargo, para disfrutar de estas cualidades es necesario llevar a cabo unos cuidados diarios y precisos, algo que no todo el mundo suele hacer.

Ahora bien, existen ciertos errores que solemos cometer y que suelen ser los causantes de que el pelo no luzca como queramos. A continuación vamos a ver la forma de evitarlos, y por supuesto, los mejores trucos para sacarle el máximo partido a nuestro cabello.

Logo de WhatsAppNOVEDAD WHATSAPP: ¡Pincha aquí para recibir GRATIS los mejores Trucos para Adelgazar y de Belleza en WhatsApp!

¿Te estás lavando el pelo de forma correcta? 

Aunque en verano no sea algo tan habitual, en invierno puede ser un arma de doble filo: sí, estamos hablando del agua caliente. Con la llegada del frío y las bajas temperaturas es lógico que, lo que más nos apetezca, sea estar calentitos dentro de la ducha.

Mujer aplicándose champú en seco sobre el pelo
Los sprays desenredantes pueden ayudarnos a quitar los nudos del cabello | Getty Images

Sin embargo, debemos ser conscientes de que esta práctica puede no ser la mejor opción para nuestra piel. Además de resecarla y aumentar el riesgo de grietas, también puede afectar especialmente a nuestro cuero cabelludo.

De hecho, los expertos sugieren que la mejor opción siempre es lavarnos y aclararnos el pelo con agua fría. Quizás muchas personas no tengan en consideración esta recomendación, pero lo cierto es que funciona de maravilla.

Cuando nos lavamos el pelo con agua fría estamos dándole un aporte extra de brillo. Además, es ideal para alisarlo y evitar el encrespamiento, y también ayuda a cerrar y sellar los poros. Sabemos que el agua fría puede ser más 'molesta' que la caliente, pero desde luego, por nuestro cabello merece la pena.

Ahora bien, el aclarado final no es lo único en lo que debemos fijarnos. Si lo que queremos es lucir una melena radiante, es importante revisar los hábitos que tenemos en la ducha, sobre todo aquellos que tienen que ver con el lavado. Porque sí, el lavado perfecto sí existe, y a continuación te lo vamos a explicar. 

El primer paso que deberíamos hacer sería cepillar el cabello. Es importante hacer esto antes de lavarlo, especialmente para quitar los nudos que haya. Si vemos que nos cuesta, podemos recurrir a un spray desenredante.

Cuando hagamos este paso, será el momento del lavado. Aquí es muy importante ser cuidadosos con el champú que escojamos, puesto que deberíamos tener en cuenta nuestro tipo de pelo, cuero cabelludo, etc.

Mujer arrancando el pelo de un peine
Es importante cepillar el cabello antes de lavarlo | Getty Images

Durante el lavado, debes tener en cuenta la fase de distribución del champú. Muchas personas cometen el error de aplicarlo al azar sobre la cabeza, pero lo cierto es que hay 3 zonas que son indispensables: en los dos lados de la nuca y en la parte superior de la cabeza.

Haciendo esto, lograremos cubrir y limpiar todas las zonas de nuestra cabeza. Recuerda aplicarlo dándote un suave masaje con la yema de los dedos, ya que de esta forma favorecerás también a la circulación sanguínea.

Lo ideal es empezar por las raíces e ir bajando, para poder estimular el crecimiento del cabello. Asegúrate de dedicarle el tiempo necesario a esta fase, que normalmente suele abarcar entre 2 o 3 minutos.

Una vez te lo aclares, será el momento de aplicar el acondicionador. A diferencia de lo que muchas personas puedan pensar, este producto solo se aplica de medios a puntas. Y no, no es necesario dejarlo actuar (como sí lo haríamos con la mascarilla).

Para concluir esta rutina, debemos finalizar el lavado con un correcto secado. Un error muy habitual es envolver el cabello en una toalla durante mucho rato o utilizar el cepillo nada más salir de la ducha, pero ambas cosas no estarían indicadas.

Lavarse el cabello
Lo ideal es aplicar el champú en los dos lados de la nuca y la parte superior de la cabeza | Getty Images

Lo mejor que podemos hacer para eliminar el agua y la humedad, en estos casos, es no forzar el cabello. Podemos secarlo con la ayuda de una toalla durante unos 5 minutos, y empezar a cepillar como mínimo después de que esté un poco más seco.

Como puedes observar, se trata de una rutina bastante fácil de realizar. Ahora que ya conoces todos los errores que no deberías cometer, es hora de cambiarlos y poner en práctica aquellos tips que sí te pueden funcionar.